Menu

ACB | Domingo, 17 Febrero 2008 06:02

Pamesa se entrega ante el líder (74-97)

Los de Katsikaris fueron incapaces de crear peligro ante el Real Madrid

Pamesa Valencia ha caído derrotado en la Fonteta ante el líder de la ACB, el Real Madrid, por un contundente 74-97. Los de Katsikaris no se creyeron en ningún momento capacitados para poder superar al conjunto madrileño y, pese a un espejismo en el inicio del segundo cuarto, bajaron los brazos y se entregaron a su rival.

  • Katsikaris: "La situación es muy mala"

Sergio Borrego [Valencia] NOSTRESPORT.COM
Nueva derrota en la Fonteta, y ya van tres consecutivas, del Pamesa Valencia, que ha destruido por sí mismo el fortín en que se convirtió su pabellón al principio de la temporada. Los equipos no necesitan desplegar un juego espectacular para llevarse la victoria ante Pamesa, que una jornada más cambió la sangre por horchata. 

Los minutos iniciales, igual que la mayoría del encuentro, fueron muy imprecisos para los valencianos en ataque, y todavía más en defensa. Los de Joan Plaza se fueron al primer descanso, sin hacer grandes esfuerzos con ocho puntos de ventaja y 18-26 en el marcador.

Siguió igual de desconcentrado el Pamesa en el segundo cuarto. Los de Katsikaris no conseguían cuajar una jugada con sentido: con Barac tirando desde dos metros y sin tocar ni tan el aro o Timinskas jugándose triples a la desesperada que, por supuesto, no entraban. Aun así, al final del parcial, entre Williams y Claver engancharon varios triples y consiguieron un par de recuperaciones que los mandaban al descanso con una diferencia negativa de tan sólo siete puntos (42-49), tras venir desde atrás, con más de trece de separación.

En el descanso, reprimenda griega de Katsikaris. Los taronjas salían concentrados por primera vez, aunque sólo duró unos pocos minutos, los suficientes para meter un parcial de 6-0 y ponerse a un sólo punto. Claver falló un triple para ponerse por delante, luego una canasta bajo el aro y, por último, un tiro libre que hubiera supuesto el empate.

Espejismo. Pero la reacción valenciana fue un puro espejismo. Cuando los de Plaza notaron que Pamesa les acercaba el aliento, el Real Madrid les devolvió los seis puntos más un triple de regalo, para que no se les olvidara que luchaban contra el líder de la ACB. A partir de entonces, Pamesa se entregó.

El pabellón repleto hasta la bandera y con las mejores galas trataba de generar la esperanza en su equipo, pero las 8.500 almas que se acercaron a la Fonteta no conseguían su objetivo, ante un equipo decaído, sin ideas y, lo más importante, sin ilusión.

Así, pese a que volvieron a empezar el último cuarto con un triple de Douglas y una canasta posterior, acercando a 10 puntos el marcador, el Pamesa era un títere con el que el Madrid podía hacer lo que quería. Volvieron las imprecisiones, los fallos, las pérdidas... y de esta manera es imposible remontar y ganar un partido, de esta manera, un equipo no puede meterse entre los grandes y tratar de lograr títulos.

Un tiempo muerto de Katsikaris a tres minutos para el final solo sirvió para que los aficionados, francamente desilusionados, abandonaran en estampida las gradas, porque sabían que Pamesa había bajado los brazos y otorgado la victoria a su rival. Los últimos minutos valieron para hacer buenos los números de un Bullock que no había tenido un gran papel en el partido, y para ver algo tan insólito como anotar un triple a Felipe Reyes.

Tímidos, pero los primeros silbidos de la temporada se escucharon en la Fonteta, que volvía a ver como lo que en su día fue un fortín se resquebrajaba por completo, concediendo la tercera derrota consecutiva (74-97). Sin tiempo para lamentaciones, el Pamesa se marcha a Grecia para jugar el martes ante el Panonios, y en esa batalla no se puede fallar.

LOS DATOS DEL PARTIDO
Pamesa Valencia (74): Douglas (23), Claver (11), Williams (10), Garcés (2) y Timinskas (5) –cinco inicial-. Oliver (7), Miralles (4), House (6) y Barac (6).
Real Madrid (97): Smith (18), Sekulic (7), Mumbrú (10), Herverlle (14) y López (4) –cinco inicial-. Reyes (15), Iturbe (6), Tunçeri (8), Bullock (13) y Llull (2).
Parciales: 18-26, 24-23, 17-25 y 15-23
Árbitros: Pérez, Bultó y Sacristán
Pabellón: Font de Sant Lluís
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 21 de la ACB, disputado ante 8.500 espectadores.
 

Comentarios

volver arriba