Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 582

ACB | Domingo, 02 Febrero 2014 20:23

Gesta en el cuarto maldito (95-93)

Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío, pero esta vez el Valencia Basket optó por un ardiente tercer cuarto para acabar con el FC Barcelona (95-93).

El 2 de febrero de 2014 será considerado un día inolvidable. La tarde en la que el Valencia Basket fue más ave fénix que nunca y resurgió tras una mala primera parte para reafirmar su condición de alternativa a la liga de dos.

Las cosas se le complicaban a Perasovic incluso antes del salto inicial con la inesperada baja de Justin Doellman por a una contractura en los isquitibiales. La ausencia del norteamericano dejaba cojo al equipo y a los 3 minutos de partido el Barcelona ya le endosaba un parcial de 9-0 a los de casa, lo que obligaba al técnico croata a detener el partido. El minuto trajo consigo algo de luz a los ataques valencianos que en la siguiente acción conseguían, de las manos de Triguero, los dos primeros puntos. Lubos Barton, que salió de 4 titular, reducía la distancia desde la línea de 6,75m. (7-11, min. 5) y con la entrada a pista de Bojan Dubljevic, tras la segunda falta del de Gandia, los “taronja” encontraban la brecha en la defensa catalana, lo que le permitía subir la línea defensiva. Pero con el triple de Nachbar los catalanes se resistían a perder la ventaja (11-18). Al acecho del rival los locales se colocaban, para alegría de Brad Oleson, en una zona que resolvía el de Alaska con dos triples que mantenían a los suyos por delante en el marcador al acabar el cuarto (20-26).

Al comienzo del segundo periodo los blaugrana ya habían recuperado la ventaja inicial de 9 puntos con un Oleson que seguía enchufado, una diferencia que sólo dejó de aumentar con el triple de Bojan Dubljevic. El tiro dio el empujón que los valencianos necesitaban pero que Lorbek se encargó de parar en seco desde la línea de 3. El Valencia Basket sufría en ataque, donde el pivot montenegrino era el único referente ofensivo. Mientras, en defensa tampoco eran capaces de detener al escolta catalán en estado de gracia (27-39). Perasovic cambió la estrategia y probó con sus hombres pequeños, provocando una situación defensiva entre Van Rossom y su interior. Esta vez, la víctima fue Dorsey quien a la primera de cambios perdió la pelota ante el base belga y se marchó al banquillo (32-46).

Xavi Pascual quería dejar encarrilado el partido antes de acabar la primera parte por lo que solicitó un tiempo muerto con el que consiguió la canasta al corte de Lorbek (38-51).

Reacción local

Al descanso, la renta del FC Barcelona había hecho enmudecer a la Fonteta. Perasovic no necesitó mucho tiempo y sus jugadores salieron del túnel de vestuarios a hacer gala del lema que lucen en la elástica “Cultura del Esfuerzo”.

El Valencia afrontaba una situación complicada, se enfrentaba al que venía siendo su peor cuarto en la temporada por debajo en el marcador. A la reanudación Lafatyette fue el primero en mover el electrónico con un triple, para a continuación servirle en bandeja el mate a su compañero Juanjo. La acertada salida de los “taronja” hacía a sus aficionados empezar a creer de nuevo en el equipo, pero los de la Ciudad Condal tenían el día, no necesitaban ni aro ni tablero, sus tiros eran limpios (45-56), errar no era una opción. Sin embargo, a los valencianos empezaba a costarles sumar hasta los tiros libres, ante lo que Lafayette decidió enfundarse la camiseta de superhéroe y acabar de una con las pájaras del tercer cuarto y todo un FC. Barcelona. Con un triple bajó los diez puntos de diferencia en el marcador (51-58), el de Louisiana estaba “on fire”, y metía a su equipo en partido ahora con un tiro de 7 metros. Sato se sumó a la gesta, a ambos jugadores les sobraban segundos de posesión, incluso el resto de compañeros (63-66). Bojan ponía la guinda final a la remontada “taronja” con dos triples calcados desde la esquina que enloquecían a la Fonteta (71-67).

El último cuarto comenzó con el 2+1 de Oleson que acercaba al FC Barcelona. Pero los valencianos se habían hecho la cruz en la esquina del campo, y esta vez era Lubos quien se sumaba a la fiesta de los triples. Victor Sada abusó de su velocidad para empatar el partido, pero Lafayette conectaba con Trigero en un ally-oop que hacía olvidar el luminoso (78-76). La poca rotación de los de Perasovic pasaba factura de cara al aro, y con la máxima igualdad en el marcador, reaparecía Dubljevic para hundir la pelota en el aro rival (84-83).

En un final no apto para cardíacos ninguno de los dos equipos quiso ceder, e intercambiaron canastas rápidas. El acierto de Bojan y Lafayette permitía al Valencia acariciar la victoria (90-87). Con un tiro libre fallado por Tomic se entraba en el último minuto del partido, el que los dos rebotes ofensivos de los locales acabaron con las opciones del Barcelona, que tuvo que cometer la quinta falta de equipo y mandar a Juanjo a la línea de 4,10. Pero el valenciano iba a darle todavía más emoción al choque anotando sólo el segundo de sus tiros (91-88). Tras el tiempo muerto de Xavi Pascual, Huertas ponía el balón en juego para recibirlo de inmediato, y era el mismo pivot taronja quien provocaba su quinta falta al evitar el tiro del brasileño, lo que le llevaba al banquillo con toda la afición puesta en pie, antes del pitido final. El base catalán mantuvo vivo a su equipo con los tiros libres (91-90). Los visitantes lo tenían claro, en cuanto el tiempo se puso en marcha Sada forzó la falta sobre el jugador de la República Centroafricana, que en la soledad de los tiros libres no perdonó. 18 segundos restaban al partido y el técnico blaugrana confió, pese a llevar 0/3 en triples, en la institución del club. El tiro de Navarro dejó sin respiración a todos los presentes, que estallaron en el momento en el que el balón tocó el hierro y Lafayette se hacía con el rebote para sumar los dos últimos puntos de su equipo, con los que ponía el broche a la hazaña “taronja” y a su guerra particular. Brad Oleson cerró el marcador con un triple sobre la bocina que no fue suficiente (95-93).

 

El Valencia Basket tuvo que remar a contracorriente durante gran parte del partido para hacerse con una victoria que lo aleja del FC. Barcelona, tercer clasificado a 4 partidos, y al que le gana el basketaverage por un punto.

El triunfo sube la autoestima de los “taronja” que tras perder en Eurocup ante el Zielona Gora (82-77) viajan a Málaga y disputar la Copa del Rey, en la que se enfrentarán en cuartos al Laboral Kutxa (viernes 7, 19:00h).

 

 

95 - Valencia Basket (20+18+33+24): Van Rossom (-) Rafa Martínez (7), Sato (18), Barton (6), Triguero (9) -cinco titular- Ribas (7), Dubljevic (26) y Lafayette (22).

93 - FC Barcelona (26+25+16+26):
Huertas (8), Navarro (11), Papanikolau (8), Tomic (15) -cinco titular- Dorsey (-), Sada (3), Abrines (-), Todorovic (-), Pullen (2), Nachbar (17), Oleson (18) y Lorbek (11).

Árbitros:
Conde, Redondo y Fernández Sánchez. Eliminaron por faltas personales al local Triguero (m.40)

Incidencias:
partido correspondiente a la jornada 18 de la fase regular de la Liga Endesa disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 8.500 espectadores.

 

Comentarios

volver arriba