Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 582

ACB | Domingo, 13 Octubre 2013 20:54

Amargo estreno del Valencia Basket

El Valencia Basket pierde ante el FC Barcelona (76-75) en la primera jornada de la liga Endesa.

 

El equipo valenciano llegó a la capital catalana con las bajas imprevistas de Vladirmir Lucic, por una torticolis, y Pau Ribas que sufre un esguince sindesmal en el tobillo izquierdo, y le dejará fuera de las canchas durante 3 semanas. Ausencias que obligaron al técnico croata a reorganizar su esquema de juego para el choque ante el FC Barcelona.

El Valencia Basket saltó a la pista un poco tímido, Lishchuk (9) fue el único jugador capaz de evitar que los catalanes se marcharan en el marcador al anotar los primeros 7 puntos del conjunto taronja. Un rol ofensivo del que rápidamente tomó relevo el capitán, Rafa Martinez (17). Mientras, los nervios por el estreno liguero se apoderaron del resto de jugadores que como Pablo Aguilar se veían empequeñecidos. El joven Alex Abrines mermó al ala-pívot valenciano con un espectacular tapón al inicio del encuentro.

A pesar de la poca aportación colectiva en ataque, el equipo valenciano consiguió retener al Barcelona gracias a una defensa activa y rápida que obligaba a los locales a jugarse los tiros en el último segundo de posesión. Justin Doellman aparecía para empatar el partido (15-15), pero el croata Mario Hegonza, que llegó al club catalán el verano pasado con 17 años para jugar con el filial en Adecco Oro, acababa con la igualdad con un triple desde la esquina (18-15).

 

Perasovic lo tenía muy claro, el partido dependía de la defensa, por lo que sus chicos aumentaron el nivel de agresividad en el segundo cuarto. El recién salido al campo, Bojan Dubljevic ponía el 18-18 desde la línea de 6,75. Un tiro que inspiró la confianza de los taronja, que encadenaron unos minutos de oro. Muy completos en las dos facetas del juego.

Las cosas le salían rodadas al Valencia Basket y empezaba a correr al contraataque. El Barcelona a penas era capaz de llegar a su campo de ataque, y las veces que lo conseguía, las imprecisiones en los pases devolvía la pelota a los del Túria que seguían sumando puntos con facilidad. Con un parcial de 9-0 en contra Xavi Pascual pidió un tiempo muerto para frenar la fiesta valenciana (18-24). Pero el técnico catalán no contaba con el norteamericano Doellman, que explotó su superioridad desde fuera de la zona ante Tomic.

El emparejamiento metía en serios problemas a los catalanes, pues el croata se veía obligado a salir a defender los tiros del ala-pívot taronja quien aprovechaba su rapidez para romper desde el triple. Ante Tomic trataba de ser más conservador y no hacer aguas en su defensa del uno contra uno, pero Doellman desplegó un amplio repertorio de canastas. Sus compañeros lo sabían y buscaban el pase extra para que finalizara los ataques. El “capitán américa” había hecho suyo el aro rival, y le encajaba a los de casa un parcial de 20-2.

Incómodo en defensa y todavía más en ataque, el Barcelona no encontraba la forma de romper la defensa 1-3-1 del Valencia. Doersey fue el único que supo leer los espacios que dejaba la zona, pero sus ocasiones llegaban contadas y desde la línea de tiros libres, los primeros en todo el partido, lo que dejaba entrever el poco juego de los blaugrana bajo los aros. Pero ni de uno en uno subían los puntos al electrónico. Tuvo que ser Abrines con un triple, y el esloveno Nachbar con 6 puntos consecutivos, los que evitaron que su equipo se fuera al descanso con un resultado tan abultado. Pero Doellman exhibía una vez más su clásico tiro de 4 metro a tabla que mantenía la diferencia por encima de los diez puntos (34-45).

 

El Barcelona salía del vestuario con las ideas muy claras; no iba a permitir por segundo año consecutivo el asalto al Palau en la primera jornada de liga, como sufrió la temporada pasada ante el Valladolid. Cinco minutos fueron suficientes para que los blaugrana remontaran el partido, mientras Perasovic veía atónito desde la banda como sus hombres tiraban al traste la gran labor defensiva del primer tiempo. Tras los 2 triples consecutivos de Kostas Papanikolaou el técnico taronja paró el partido buscando la reacción de los suyos, pero el Barcelona se había propuesto acabar rápidamente con la diferencia en el marcador a base de triples. Para mayor escarnio, Dorsey forzaba dos recuperaciones para su equipo que adornó con un mate de concurso.

El partido se les escapaba de las manos a los valencianos, por lo que recurrieron a la defensa en zona que tan buenos resultados les había dado. Pero Xavi Pascual había encontrado la tecla exacta, y los catalanes dejaron atrás el sistema de juego del primer cuarto de extra-pass, por un juego mucho más directo y conciso que les conducía al último cuarto con un ventaja de tres puntos (58-55).

 

El Valencia mantuvo la zona al inicio del cuarto pero el triple de Navarro obligaba a Perasovic a recuperar la defensa de hombre a hombre. En ataque dependía de la acciones individuales de algunos de sus jugadores, incapaces de construir canastas desde el juego colectivo. Tras cinco minutos de baja anotación por parte de los dos equipos, el capitán valenciano acercaba a los suyos desde la línea de triple (68-67), pero los taronja permitían segundas oportunidades al rebote que no desperdiciaban los blaugrana.

Los últimos minutos del choque estuvieron protagonizados por los errores y las pérdidas que ambos equipos enlazaban jugada tras jugada. La presión hizo mella en Doellman, que atacaba el aro muy inseguro y recibía el tapón de Joey Doersey. En su caso, la confianza le jugó una mala pasada al de Baltimore, que tuvo en sus manos la posibilidad de sentenciar el partido pero falló sólo bajo los aros.

Perasovic alentaba a los suyos a jugar fuerte y subir las líneas defensivas. El Valencia Basket, que se colocaba a tres puntos con los dos tiros libres de Doellman, recuperaba la bola a falta de 14 segundos de partido, tras presionar el saque de fondo en el que Marchelinho no conectaba con ningún compañero y la pelota se acababa perdiendo por la línea de banda. Sin tiempos muertos para el entrenador del Valencia, los jugadores asumieron la decisión del ataque final, lo que se tradujo en un jugada lenta y sin una opción clara de canasta. Navarro evitó cualquier sorpresa que pudiera darse con una falta sobre el norteamericano, que le llevó de nuevo a la línea de tiros libres para dejar el marcador en el que sería el definitivo 76 a 75.

El Valencia Basket metió el susto en el cuerpo a todos los espectadores del Palau Blaugrana al recuperar a falta de 6,3 segundos una pelota en el medio del campo, pero los valencianos no estaban preparados para salir a la contra lo que se tradujo en un tiro forzado sobre la bocina de Justin Doellman, el MVP del partido, que en su regreso no pudo darle la victoria a su equipo.

 

Mañana mismo los de Perasovic vuelan a Francia donde les espera el Paris Levallois, su primer rival en la competición europea (martes 15). El equipo valenciano tiene dos días para dar solución a su nefasto tercer cuarto.

 

 


76 - FC Barcelona (18+16+29+13): Huertas (5), Abrines (6), Papanikolaou (14), Lampe (12), Tomic (4) -cinco inicial-, Dorsey (9), Sada (2), Navarro (9), Todorovic (-), Hezonja (3), Nachbar (12) y Pullen (-).

75 - Valencia Basket (15+30+14+16): Van Rossom (3), Sato (6), Lishchuk (9), Rafa Martínez (17), Aguilar (1) -cinco inicial-, Triguero (2), Doellman (25), Dubljevic (12) y Lafayette (-).

Árbitros: García González, Araña y Manuel. Eliminado: Tomic (min.38).

Incidencias: Primer partido de la Liga Endesa disputado en el Palau Blaugrana ante 4.902 espectadores.

Comentarios

volver arriba