Menu

ACB | Martes, 15 Septiembre 2020 22:41

Vuelven los aficionados a La Fonteta en la primera victoria europea

Derrick Williams debutó como Taronja Derrick Williams debutó como Taronja Foto: Valencia Basket

Con aficionados por primera vez desde el parón, aunque pocos, Valencia Basket gana la plaza para disputar la final del We’re Back Preseason Tour ante el ASVEL Villeurbanne tras vencer al Bayern de Múnich por 84-76. Al aumento de exigencia física que plantean los equipos Euroliga, Valencia Basket subió una marcha más en su primer encuentro europeo del año, pese a tener altibajos en intensidad durante el choque. La defensa colectiva que tanto está brillando este curso fue diferencial para llevarse el encuentro.

 

Con las bajas de Klemen Prepelic y Vanja Marinkovic, Hermannson es la solución para cubrir las necesidades en la rotación exterior, formando pareja con Van Rossom. Por su parte Derrick Williams pudo al fin debutar tras recuperarse de su lesión. El norteamericano entró a pista a falta de dos minutos para que acabara el primer cuarto y ya demostró al incorporarse de lo que es capaz: rebotes por encima del aro, tanto en defensa como en ataque, y en el último caso, para volver a subir el balón y anotar; además de tiro exterior -2/2 en triples-, del que lució buenos porcentajes la pasada temporada.

 

El partido lo abrió Mike Tobey con una canasta y un triple consecutivos, mientras que Lucic, como en casa, abría la lata para los alemanes. Desde el comienzo del partido pudo apreciarse la agresividad de Vives y su cambio de chip en ataque, con varias entradas duras a canasta. El primer cuarto fue una continuación -o progreso- de lo que veníamos viendo esta pretemporada. Tras canasta, los de Ponsarnau plantaban una presión zonal en toda la cancha para ahogar la subida de balón. Atrás, buenas defensas con rotaciones largas para cubrir las ayudas y casi ningún tiro quedaba sin puntear. Por su parte, Wade Baldwin conseguía mantener a flote al Bayern, para terminar el cuarto 24-18.

 

La dinámica en ataque del inicio pareció esfumarse prácticamente. Los Taronja no consiguieron definir ataques claros ni tiros del todo liberados. Los triples sobre bote intentados no eran la solución. Por lo menos, seguían existiendo garantías en defensa que en la segunda parte del cuarto se tradujeron en mejor manejo del tempo y más éxito para encontrar tiros claros. Al descanso, Mike Tobey se postulaba como máximo anotador por parte del Valencia, con 13 puntos. El interior fue clave gracias a su buen hacer en las continuaciones hacia canasta y a la hora de salir a tirar de tres. En el cuadro alemán la dupla de bases anotadores que forman Baldwin y T.J. Bray lideraban en ataque junto a JaJuan Johnson. 47-36 para encarar la segunda mitad.

 

El tercer cuarto parecía poner en peligro la ventaja en el marcador de los Taronja. El Bayern llegó a empatar en el marcador (53-53) tras endosar un buen parcial, pero otra vez la defensa de locales fue clave, impidiendo a los de Andrea Trinchieri anotar durante tres minutos del cuarto para volver a poner margen. Finalmente, los visitantes ganaron este cuarto, que fue el peor de Valencia, tanto ofensiva como defensivamente.

 

El último periodo, un poco más bronco -ambos equipos estaban en bonus antes de la mitad del cuarto-, tuvo su emoción al principio, cuando el Bayern volvía a estrechar diferencias. Nikola Kalinic, con un enfado monumental, vio la técnica por pedir falta al ser golpeado en la cabeza. Producto de ello, fue sustituido. Pese a la amonestación, ese carácter y fuerza que transmite serán clave en momentos críticos en el futuro. En los minutos finales Vives, Hermannsson y San Emeterio fueron los encargados de mantener vivo al equipo, cuando el Bayern apretaba con más fuerza. Los de Ponsarnau ganan la semifinal y suman el cuarto partido consecutivo sin conocer la derrota en esta pretemporada.

Comentarios

volver arriba