Menu

Europa | Lunes, 04 Febrero 2008 02:02

Khimki regala a Pamesa el primer puesto del grupo (63-60)

Los rusos no aprovecharon la ventaja conseguida en su campo

Pamesa Valencia se ha clasificado como primero del grupo D y será cabeza de serie en el sorteo de los dieciseisavos de final de la Copa ULEB tras vencer al Khimki en la Fonteta por un ajustado 63-60, de modo que han conseguido los tres puntos de renta que precisaban para superar a los rusos en el ‘basketaverage’.
 

Intenso duelo el que se vivió en la Fonteta, con un insólito final en el que los rusos regalaron el primer puesto del grupo a los valencianos, con una acción que todos recordarán por la ineficiencia, en primer lugar de su entrenador y, en segundo y último, de todos los jugadores del Khimki.

El Pamesa salió al partido sin ideas, nulo en ataque y bastante perdido en defensa; muy al contrario que su rival, que tenía muy claro lo que tenía que hacer. Bloquearon a Williams hasta que Fotis lo tuvo que sustituir; luego siguieron con la estrategia contra Douglas.

Su técnico, Kestutis Kemzura, planteó muy bien el partido desde el principio, sobre todo a la hora de defender, donde los rusos se mostraron sublimes, bloqueando el tiro exterior de los valencianos. De ese modo, Pamesa sólo consiguió anotar una canasta de campo en todo el primer cuarto, el resto de puntos vinieron de los tiros libres.

Con estas estadísticas, los rusos se adelantaban de doce puntos al final del primer parcial (10-22), con mención especial al triple de McCarty sobre la bocina desde más de 20 metros, prácticamente en la canasta del Pamesa.

El segundo cuarto, Pamesa pudo contener un poco el asedio moscovita, pese a que continuaban manteniendo la distancia en el electrónico y mostrando una superioridad excesiva sobre un Pamesa que se supone que aspira a lograr el título en esta competición europea. La nota negativa para el Khimki la puso Veremeenko, que se rompió el radio y el hombro tras plantar un tapón de campeonato que le costó perderse seguramente lo que queda de temporada.

El resurgir taronja. El paso por el vestuario aportó a los valencianos aire fresco y nuevas ideas. La reprimenda del técnico griego de Pamesa, Fotis Katsikaris, tuvo que ser soberbia, porque en tan sólo dos minutos los taronjas ya habían anotado un parcial de 8-0 para acercarse descaradamente en el marcador.

Cuatro minutos después, Pamesa ya había igualado el partido de la mano de un inmenso Milojevic, que sólo en este cuarto anotó doce puntos para un total de veinte. Y a un minuto y medio para llegar al definitivo parcial, los de Katsikaris ya se habían colocado líderes de grupo (44-41), gracias a un triple de House, que daba los tres puntos de renta que necesitaban.

La Fonteta enloqueció con la tremenda remontada de su equipo, incluso se permitieron el lujo de hacer la ola en la pausa del cuarto. El apoyo de la afición fue clave para llevar en volandas al equipo hacia la victoria y el liderazgo del grupo. Con Veremeenko lesionado y Ewing eliminado por faltas, el final del partido pintaba bien para Pamesa que endosó un 25-6 al Khimki en el tercer cuarto.

Pero la locura llegó en el último parcial, y esta debió afectar al técnico lituano del Khimki, Kestutis Kemzura, cuando, a falta de unos quince segundos para el final, y con el marcador de 63-60 y posesión para Pamesa, su equipo permaneció impasible mientras los segundos corría hasta la bocina final, sin provocar una falta que les hubiera dado la última posesión y pudieran haber reducido la renta por debajo de los tres puntos, con lo que hubieran continuado líderes del grupo D.

No fue así, los rusos no hicieron nada, defendieron con cautela. Los jugadores del Pamesa presenciaban atónitos, como el resto de espectadores, el suicidio de los moscovitas, que se entregaban y otorgaban en bandeja el primer puesto y la clasificación como cabeza de serie a Pamesa Valencia que, encantado de la vida, la aceptó sin dar crédito a lo que acababa de suceder.

Pamesa estará en el primer bombo. Gracias a la victoria, Pamesa ha finalizado líder del grupo D de la ULEB, con ocho triunfos por dos derrotas y estará, por tanto, en el primer bombo del sorteo del próximo lunes de los dieciseisavos de final, ya que se encuentra entre los ocho mejores equipos de esta primera fase del torneo.

Ahora, los valencianos contarán con el factor cancha en los siguientes cruces, donde los taronjas esperan poder lograr los triunfos necesarios para llegar hasta la Final a 8 de Turín.
 

LOS DATOS DEL PARTIDO
Pamesa Valencia (63): Douglas (4), Williams (6), House (11), Milojevic (20) y Miralles (-) –cinco inicial-. Oliver (6), Claver (-), Barac (7), y Timinskas (9).
Khimki (60): Fridzon (11), Wilkinson (2), McCarty (14), Lampe (20) y Ewing (2) –cinco inicial-. Savkov (-), Burke (-), Veremeenko (-), Shabalkin (-), Ponkrashov (11).
Parciales: 10-22, 13-13, 25-6 y 15-19.
Árbitros: Voreadis (GRE), Lefwerth (SWE) y Vojinovic (MGO). Eliminados Ewing y Wilkinson por faltas.
Pabellón: Font de Sant Lluís.
Incidencias: Partido correspondiente a la última jornada del grupo D de la Copa ULEB, disputado ante 6.500 especadores.
 

Comentarios

volver arriba