Menu

Europa | Viernes, 27 Octubre 2017 00:00

La sublimación del baloncesto (91-53)

La sublimación del baloncesto (91-53)

El conjunto taronja sumó el tercer triunfo de esta edición de la Euroliga arrasando a los malagueños. Erick Green con 19 y Abalde con 18 puntos fueron los máximos anotadores en un partido donde la defensa fue clave.

Valencia Basket concluyó el segundo encuentro de este primer exigente triplete con sobresaliente victoria por 91-51 en una Fuente de San Luis preparada para la ocasión. El quinteto inicial propuesto por Txus Vidorreta era el compuesto por Vives, Green, Thomas, Doornekamp y al cinco Bojan Dubljevic.

Un inicio vibrante por ambos conjuntos, contrarrestando cada canasta y estando muy atento a las ayudas. Pronto se fue Vives al banquillo con dos faltas. Con Van Rossom al mando el encuentro cambió radicalmente. Erick Green continuó con su momento de forma -ocho puntos- para abrir una pequeña brecha (14-7 min 5). Demasiado tarde, el rodillo taronja había comenzado a funcionar. Las faltas hicieron un amago de convertirse en un problema, pero los de Txus Vidorreta siguieron aprovechándose de los errores en ataque de Unicaja de Málaga. Los triunfos se forman desde la defensa y Valencia Basket la estaba ejecutando a la perfección. Un parcial demoledor de 24-4 a favor de los locales dejaba bien claro quien mandaba en el marcador al final del primer cuarto (31-11 min 10).

La tónica seguía, Rafa Martínez desde la línea de tres y Erick Green definiendo con una suave bandeja, seguían ampliando la diferencia taronja. El rodillo parecía no tener fin y Joan Plaza parecía no saber cuál era el antídoto para romper el muro de Valencia Basket. Alberto Abalde pisando la línea mantenía los 25 puntos entre ambos equipos (40-15 min 20). Un Green espectacular volvía a poner la máxima distancia antes de que el técnico visitante solicitara otro tiempo muerto (46-17 min 17). Entre Green -19 puntos- y Abalde- 10 puntos- se bastaron para aniquilar la pobre defensa exterior verdiblanca para un sonrojante 57-25 al finalizar la primera parte del encuentro.

La herida producida por los locales era demasiado profunda para ser subsanada, pero aun así Unicaja de Málaga sacó algo de orgullo para que no fuera más hiriente si cabe. Pero este renovado Valencia Basket no se relajó y mantuvo el nivel en los compases iniciales de la segunda parte. Waczynski, con dos triples consecutivos, bajó de los 30 puntos, pero Thomas devolvió la “tranquilidad”. El acierto taronja se vio disminuido, como era previsible, pero la distancia seguía siendo la misma al final del tercer acto con otra canasta de tres puntos de Alberto Abalde (73-42 min 30).

Con el partido más que sentenciado, Txus Vidorreta otorgó un descanso más que merecido a Erick Green, algo más errático en el lanzamiento en esta segunda parte. Pero el joven valor de Valencia Basket, Abalde seguía encestando y maravillando a la Fonteta. Waczynski, se destacaba como el mejor de los suyos con 7 puntos en el último cuarto. Josep Puerto y Tryvggi Hlinasson saltaron a la cancha para disfrutar de los cinco minutos que restaban para finalizar la contienda (82-51 min 35). Los dos jugadores sumaron acciones positivas para un Valencia que sigue en estado de gracia. A Rafa Martínez también tuvo tiempo de batir un nuevo récord al sumar 1.500 puntos en todas las competiciones europeas con los valencianos. El 91-53 fue un reflejo de lo que se vio en el parquet de la Fonteta. El domingo espera Herbalife Gran Canaria.

 

Ficha técnica:

Valencia Basket: Vives (0), Green (19), Thomas (9), Doornekamp (5), Dubljevic (11)- quinteto inicial-  Puerto (4), Abalde (18), Van Rossom (4), Pleiss (5), Martínez (14), Hlinasson (2)

Unicaja de Málaga:  McCallum(8), Salin (6), Waczynski(15), Brooks (4), Musli (4),- quinteto inicial- Okouo (2),  Díez (6), Díaz (0), Milosavljevic (2), Soulade (0), Suárez (4)

Parciales: 31-11, 26-14, 16-17, 18-11

Árbitros: Mogulkoc (Turquía), Hordov (Croacia) y Ambrosov (Ucrania)

Pabellón: Fuente de San Luis, 8.400 espectadores

Comentarios

volver arriba