Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 582

Domingo, 31 Mayo 2015 00:00

Mumbrú se toma su particular venganza (76-80)

El Valencia Basket pudo hacer historia esta tarde pero tendrá que esperar para resolver la eliminatoria de Playoff (Lunes, 20:30h)

Tras asaltar Miribilla el pasado jueves (75-91), los de Duran tenían la oportunidad de cerrar el pase a “semis” ante su público. Con el recuerdo del partido en la retina, la afición valenciana creía más que nunca en la victoria, su equipo había demostrado en Bilbao talento, garra y sacrificio sin reserva alguna, y ahora con la conjura de la Fonteta el 0-2 era casi una realidad. Pero antes de pensar en el siguiente cruce había que volver a verse las caras ante un Bilbao que nunca se rinde y que ya sabe lo que es ganar al Valencia Basket a domicilio.

Si en el primer encuentro los valencianos abanderaron con creces la cultura del esfuerzo durante 40 minutos, en el segundo lo hicieron sólo medio partido, lo que no perdonó el Bilbao Basket, que esta vez sí le dio la vuelta al encuentro tras el descanso para ya no ceder.

 

El inicio del partido siguió el mismo guión que el planteado en Miribilla; mismos quintentos, misma apuesta de juego y con los del Turia cargados de faltas en los primeros minutos. De no ser por el desatino en el tiro de dos de los “hombres de negro” (0/5) cualquier habría pensado que estábamos ante la repetición del choque del jueves (11-14). La entrada a pista de Lucic y Vives cambió la dinámica de juego, dos buenas defensas de los valencianos y el ala-pívot enchufado fueron suficiente para dominar el marcador (17-14). Con el balón en manos del mejor alero de la Liga Endesa se gestó la última jugada del cuarto, una asistencia de Ribas a Dubljevic que dejó el luminoso 21-15.

 

Con un triple y un espectacular gorro a Mumbrú, Harangody dio el primer golpe. Una acometida que los de Sito supieron encajar bien y de la que se rehicieron rápido con un parcial de 7-0 que les metió de nuevo en partido (28-22). A la caza de brujas el Bilbao endureció su defensa, mandando a Nedovic cojo al vestuario y dejando poco después a Pau dolorido en el suelo. La chispa acababa de saltar y no tardaría mucho en estallar el clima de tensión entre los jugadores. Con los visitantes empezando a enseñar sus cartas los colegiados tuvieron que intervenir. Mucho partido quedaba por disputar y el técnico bilbaíno se vio obligado a reorientar la defensa de sus hombres para proteger a sus referentes. La zona concedió a los “taronja” tiros librados desde las esquinas, algo que Loncar aprovechó con mucho morro, el pívot croata anotó un triple, mismo tiro que repitió Lucic castigando y estirando la diferencia al descanso (48-37).

 

 

Tras el paso por vestuarios, Mumbrú se enfundó la camiseta de héroe y lideró la remontada de los “hombres de negro” (48-41). El Valencia Basket no se encontraba cómodo y como si de una pesadilla se tratara, una mala pesadilla, veía como el colchón de puntos de la primera parte de desvanecía otra vez al inicio del tercer cuarto (53-51). Con los visitantes de nuevo por delante, tras el 11-14, Carles probó suerte con la zona que tanto desconcertó al Bilbao en su campo, pero éstos venían con la lección aprendida y la mano caliente (64-64).

 

Los “taronja” se agarraban al sueño de “semis” con dos de sus piezas claves atravesando su peor partido, Sam (0) y Pau (5). Sin sus buque insignia, era el momento de trabajo de fondo de equipo, pero el único actor secundario que apareció en escena fue Harangody. El norteamericano dominó el rebote, pero de poco le sirvió partirse la cara bajo los aros cuando el resto del compañeros no eran capaces de conectar dos pases seguidos (67-73). Con el partido a favor el Bilbao se llevó el encuentro a su terreno, un tú a tú que se saldó con la técnica a Lucic y a Bertans. Con opciones para ambos equipos la suerte cayó del lado visitante y sentenció, los valencianos erraron lo que Mumbrú no perdonó, forzando el tercer partido de la eliminatoria en Miribilla (76-80).

 

76 - Valencia Basket (21+27+16+12): Van Rossom (-), Rafa Martínez (13), Sato (4), Aguilar (-), Lishchuk (4) -cinco titular- Ribas (5), Nedovic (-), Lucic (17), Dubljevic (15), Vives (6), Loncar (7), Harangody (5).

80 - Dominion Bilbao Basket (15+22+27+16): Colom (14), Bertans (6), Mumbrú (17), Hervelle (12), Todorovic, M. (11) -cinco titular- Todorivic (-), Williams (10), López (7), Andusic (3) y Wragge (-).

Árbitros: Conde, Peruga y Sánchez Monserrat. Eliminaron por faltas personales a los visitantes Hervelle (m.36) y Bertans (m.38),

Incidencias: segundo partido de los cuartos de final del Playoff de la Liga Endesa, disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis antes 8.500 espectadores.

 

Vídeo

Comentarios

volver arriba