Menu

Viernes, 01 Marzo 2019 10:26

Adiós a la Copa con la cabeza alta

Foto: Miguel Ángel Polo Foto: Miguel Ángel Polo

Valencia Basket lo peleó hasta el final, demostró ser capaz de competir contra el líder de la Liga Dia, y dio una gran imagen, pero acabó cediendo en su histórico debut en la Copa de la Reina. Spar Citylift Girona hizo valer su experiencia en un final apretado en el que ambos tuvieron opciones pero acabó mandando el mayor acierto de las catalanas.

 Una canasta de Colhado abría el marcador, empatando Tamara Abalde poco después desde la línea de personal. Los primeros puntos llegaban en el poste, y ese era terreno de Meiya Tirera en Valencia Basket, pero Oma y Murphy respondían por las catalanas. Fue el acierto exterior de Jori Davis y una nueva canasta de Meiya lo que permitiría que Valencia Basket se fuera dos arriba tras el primer parcial.

 Pero el líder de la Liga Día aún tenía mucho que decir. Las de Eric Surís aprovecharon un momento de bloqueo ofensivo de las taronja para castigar con triples de Hampton y Buch, y coger una diferencia de 5 puntos en el marcador, que era la máxima en un duelo más que equilibrado. La reacción en esta ocasión llegó de nuevo de la mano de una Meiya Tirera imparable en el juego interior, que dejaba a las valencianas a tan solo un punto al descanso (28-27).

 El partido de la internacional por Malí era excepcional. Tanto que la defensa de de Girona no encontraba solución para pararla. De su mano y de la de Tamara, Valencia Basket se iba cuatro arriba, pero un triple de Dongue y un tiro libre de Murphy, igualaban un marcador lleno de incertidumbre (37-37). Con los dos equipos intentando romper el marcador sin éxito, la diferencia la podía marcar cualquier detalle. Y el hecho de que Girona entrara en bonus, dio alas a un Valencia Basket que se volvió a poner arriba desde la línea de personal. Sin embargo, una canasta de Rosó Buch en el último segundo, volvía a dejar arriba a Girona tras el tercer parcial (43-42).

 En el último y decisivo, la frialdad de Laia Palau, que anotaba sus primeros tres puntos, dio confianza a Girona. Respondía Tinara Moore, para demostrar que Valencia Basket estaba dispuesto a dar guerra hasta el final. Pero Laia volvía anotar, apareciendo cuando más la necesitaba su equipo, haciendo valer su experiencia en los instantes finales. A pesar de todo Valencia Basket no se vino abajo y tuvo el empate. No entró la bandeja de Anna Gómez y el partido se escapó. Pero la lucha y el esfuerzo de las taronja, quedarán para siempre

Comentarios

volver arriba