Menu

Martes, 05 Marzo 2019 10:18

Empiezan los cuartos para Valencia Basket

Foto: Miguel Ángel Polo Foto: Miguel Ángel Polo

Valencia Basket abre su undécima participación en las eliminatorias de la 7DAYS EuroCup con el primer partido de su serie de cuartos de final al mejor de tres que le enfrentará al Rytas Vilnius (martes 5, 20:45h) en un encuentro en el que el conjunto taronja tratará de empezar a hacer valer el factor cancha que logró tras acabar invicto el Top 16.

El conjunto dirigido por Jaume Ponsarnau defiende una racha en competición europea que ya es de diez triunfos seguidos y una pista en la que ha ganado los ocho partidos que ha jugado hasta el momento en esta edición de la EuroCup.

 

 Valencia Basket se convertirá en este encuentro en el primer equipo que alcanza los 200 partidos jugados en esta competición, y lo hace enfrentándose contra otro de los tres equipos que la ha ganado en más de una ocasión, aunque el de mañana será tan solo el cuarto enfrentamiento entre estos dos equipos. El alero Alberto Abalde vuelve a estar disponible tras perderse el partido del fin de semana en la pista del Delteco GBC, mientras que Bojan Dubljevic es duda hasta el último momento por el hematoma a nivel de la articulación sacro-ilíaca izquierda que no le permitió jugar en San Sebastián. Si finalmente puede jugar, el montenegrino protagonizará ante el center bielorruso Artsiom Parakhouski un enfrentamiento entre los dos pívots más en forma de la competición.

 

 Rytas Vilnius llega a la Fonteta en un excelente estado de forma que le ha llevado a encadenar ocho triunfos seguidos, incluyendo en esa racha una victoria ante el Zalgiris Kaunas en la final de la Copa lituana. La llegada de Parakhouski para el Top 16 mejoró un bloque liderado por los exteriores Rok Stipcevic y Chris Kramer, que cuenta con viejos conocidos de la competición ACB como Eimantas Bendzius y DJ Seeley, jugadores nacionales de nivel como Butkevicius o Echodas y el rutilante futuro del jovencísimo Deividas Sirvydis (MVP del Adidas Next Generation Tournament de la pasada temporada. Hasta el punto que salvó un match-ball en Belgrado y certificó su pase a las eliminatorias como segundo del grupo E tras arrasar en la última jornada del Top 16 al AS Mónaco. La única baja del equipo lituano es la del lesionado de larga duración Evaldas Kairys. El Rytas Vilnius nunca ha ganado al Valencia Basket fuera de Lituania, aunque su único triunfo hasta el momento sirvió para eliminar al equipo taronja en las semifinales de la temporada 2004-05.

 

 Jaume Ponsarnau analiza el partido

 

El entrenador de Valencia Basket señalaba en la previa del encuentro que el equipo “espera el partido con muchas ganas, con los nervios que tocan. Nos dedicamos a esto para partidos como el de mañana. Tenemos convicción sobre nuestras posibilidades, mucho respeto sobre la calidad de nuestro rival, que está jugando muy bien y está en su mejor momento de la temporada. Y preocupado de saber con qué jugadores vamos a poder contar y qué nivel van a tener para poder hacer un plan adecuado para sacar el máximo provecho a lo que tenemos. A pesar de que en los últimos partidos excepto en la Copa del Rey no hemos jugado del todo bien, el equipo está trabajando bien, el equipo está solucionando algunos de los problemas que ha tenido pero necesitamos ese plus de energía para encontrar lo máximo de nosotros. Y ese plus de energía con nuestra gente sin ninguna duda es más fácil darlo y si nos ayudan, seguro que es más fácil lograrlo”.

 

 Abalde está de vuelta, Dubljevic es duda

 

Valencia Basket recuperará para este partido al alero Alberto Abalde, que se perdió el partido en San Sebastián por una tenosinovitis aguda en los peronéos del tobillo izquierdo que se hizo jugando con la Selección Española. El entrenador Ponsarnau reconoció que “a Alberto en el entrenamiento del domingo lo vimos muy bien y vamos a poder contar con él. El que será duda hasta la previa del partido es el pívot montenegrino Bojan Dubljevic, que regresó de las ventanas con un hematoma a nivel de la articulación sacro-ilíaca izquierda que no le dejó participar en el partido del pasado sábado. El técnico taronja señalaba que “la evolución de Dubljevic no ha sido tal y como esperábamos, el dolor persiste, la incomodidad afecta a su movilidad a pesar de que está haciendo el mayor esfuerzo para poder estar. Vamos a ver el próximo entrenamiento que depara, queremos contar con Dubi, pero con unos mínimos. Y si no está en esos mínimos lo mejor será enfocar con otro plan de partido”.

 

Partido 200 en EuroCup

 

Valencia Basket se convertirá en este encuentro en el primer equipo en alcanzar la cifra de 200 partidos en la EuroCup desde la aparición de esta competición en la temporada 2002-03. El equipo taronja es además el equipo con más títulos (3) y el conjunto con más victorias (134). Una de las claves para ser los primeros en alcanzar los dos centenares de partidos en este torneo ha sido que en todas sus participaciones en la EuroCup excepto en una ha alcanzado el Playoff. La que empieza con este partido es la undécima participación en las eliminatorias por el título de la EuroCup, un torneo en el que hasta el momento ha ganado la final tres veces, la ha disputado otras dos, ha caído en semifinales en dos ocasiones y ha caído en tres ocasiones en cuartos de final  

 

 Dubljevic-Parakhouski, duelo interior del máximo nivel

 

Si los problemas físicos que arrastraba el pívot taronja no lo impiden, en esta serie se va a producir el enfrentamiento entre los dos pívots más en forma de la EuroCup. El montenegrino de Valencia Basket Bojan Dubljevic fue elegido como MVP del Top 16 tras el pleno de victorias del equipo taronja y ser el tercer jugador más valorado de la segunda fase con unos números de 13,2 puntos con un 46,7% de acierto en triples, 7,3 rebotes, 2,8 asistencias y 3 faltas recibidas para 19,5 de valoración por partido. Llegado al Rytas Vilnius tras la primera fase, el bielorruso Artsiom Parakhouski se convirtió en el jugador más valorado del Top 16 con una impresionante tarjeta de 15 puntos con un 74,5% de acierto en tiros de dos, 8,7 rebotes y 3,2 faltas recibidas para 21,2 de valoración. Un duelo por todo lo alto que se antoja fundamental en la suerte de la eliminatoria.

 

 La eficacia taronja ante el control del rebote lituano

 

Los dos equipos consolidaron durante el Top 16 las virtudes estadísticas que habían demostrado en la primera fase de grupos. El equipo taronja su eficacia en el lanzamiento y su capacidad de cuidar el balón con pocas pérdidas. El conjunto lituano destacando en el rebote. Valencia Basket lideró en el Top 16 en las clasificaciones de valoración (102,3 créditos por partido), asistencias (22) y fue de largo el equipo que menos balones perdió (8,67) en la segunda fase de la competición. Rytas Vilnius aumentó su dominio liderando tanto en la estadística de rebotes totales (40,7) como la de rebotes defensivos (27,7) en el Top 16. El equipo taronja fue el equipo que más triples anotó en la segunda fase (11,3 por encuentro) con un acierto del 39,31% desde detrás de la línea. También estuvo fino el equipo comandado por Jaume Ponsarnau en el tiro de dos puntos (4º mejor con un 56,54% de eficacia). Y aunque el Rytas Vilnius es uno de los equipos que anotó más tiros libres y Valencia Basket fue el que menos intentó, el porcentaje taronja desde la línea de personal también es mejor (78,6%). En lo que los dos equipos están igualados es que son los dos conjuntos que menos faltas hicieron en el Top 16 (17,2 por parte valenciana y 17,8 en el lado lituano).

 

 Un rival que llega en racha a esta eliminatoria

 

El Rytas Vilnius llega a esta eliminatoria de cuartos de final en su mejor momento de la temporada, con una racha abierta de ocho triunfos en la que se llevó el título de la Copa lituana. El conjunto dirigido por Dainius Adomaitis empezó su racha ganadora con una victoria en la pista del Partizan por 77-78. Después vinieron un triunfo en la Liga lituana ante el Juventus (93-82), un claro triunfo en la última jornada del Top 16 de la EuroCup ante el AS Mónaco (90-68) y un triunfo por la mínima en la pista del Nevezis (74-75) en la Liga lituana. En la Copa nacional, el Rytas Vilnius ganó en cuartos de final al Juventus (65-76), en las semifinales al Neptunas Klaipeda (86-72) y en la final al Zalgiris Kaunas (67-70). El parón por las ventanas FIBA no ha enfriado la racha ganadora del rival del Valencia Basket, que antes de afrontar el primer partido de la eliminatoria de cuartos sumó el sábado su octava victoria consecutiva al ganar al Pieno Zvaigzdes por 83-99.

 

 Cuarto enfrentamiento ante Rytas Vilnius

 

El de mañana será el cuarto enfrentamiento en estos dos equipos, que se encontraron por primera vez en las semifinales de la ULEB Cup en la temporada 2004-05. El partido de ida, jugado en Valencia, cayó del lado taronja por 77-75 con una exhibición ofensiva de Igor Rakocevic, que acabó con 32 puntos. Ese marcador no fue suficiente para la vuelta, que se jugó en el Lietuvos Rytas Basketball Arena una semana después y que acabó con triunfo lituano por 75-65. Stelmahers y Tyrone Nesby, con 16 puntos cada uno, fueron los verdugos taronja y certificaron el pase a una final que el equipo lituano acabaría ganando. El tercer precedente jugado hasta el momento se produjo también en semifinales, aunque en este caso fue en un formato de final a cuatro jugado en la pista del Khimki Moscow Region y el pase a la final se decidió a partido único. Valencia Basket se impuso en ese partido por 80-70, con cinco jugadores taronja con 10+ puntos, aunque luego perdió la final contra el anfitrión.

 

 Buenos precedentes ante equipos lituanos

 

El encuentro de mañana será la séptima vez que Valencia Basket se mida contra un rival de esta nacionalidad fuera de Lituania. El equipo taronja ganó en los primeros seis precedentes, aunque cayó derrotado la pasada temporada ante el Zalgiris Kaunas en la Turkish Airlines Euroleague. Esa derrota por 63-71 en la Fonteta ante el equipo verde en la jornada 14 de la máxima competición continental rompió una racha de triunfos locales que se abrió precisamente contra el propio Zalgiris Kaunas en la Euroliga 2003-04, con una victoria taronja por 85-76. Después llegó el triunfo ante el Rytas Vilnius comentado en el párrafo anterior, otra victoria ante el Zalgiris en la Euroliga 2010-11 con un marcador de 73-59, el triunfo en campo neutral ante el Lietuvos Rytas en las semifinales de la Final Four de la Eurocup 2011-12 por 80-70 y  la victoria taronja ante el Neptunas en la Euroliga 2014-15 por 103-65.

 

 El rival: Rytas Vilnius

 

El Rytas Vilnius ha fundamentado su reciente racha de resultados a una rotación de principalmente nueve hombres que han asumido la mayor parte del protagonismo. El norteamericano Chris Kramer (6,7 puntos, 2,7 rebotes y 5 asistencias para 10 de valoración) y el croata Rok Stipcevic (9,7 puntos, 2,7 rebotes y 3,2 asistencias para 10,8 de valoración) se reparten el rol de base titular, aunque no deja de ser bastante frecuente ver a los dos jugando juntos. El norteamericano DJ Seeley (12,1 puntos, 2,9 rebotes y 3,3 asistencias para 10,9 de valoración) es el titular indiscutible en el puesto de escolta, mientras que la rotación de alero la comparten el contrastado Arnas Butkevicius (6,1 puntos y 4,8 rebotes para 8,9 de valoración) y la joven perla del baloncesto lituano, el MVP del último Adidas Next Generation Tournament, Deividas Sirvydis (5,2 puntos y 2 rebotes para 4,6 de valoración). Mindaugas Girdziunas (4 puntos y 1,2 asistencias) alarga la rotación exterior desde el banquillo.

 

 En el juego interior, los teóricos problemas han dado paso a soluciones que han mejorado el equipo. La marcha de Dominique Sutton hacia el San Pablo Burgos ha convertido a Eimantas Bendzius (10,3 puntos y 2,9 rebotes) en el ala-pívot titular. Y el ex del Obradoiro ha subido su aportación en los tres partidos en los que ha salido de inicio hasta los 15,6 puntos con 3,6 triples anotados por encuentro, 4 rebotes y 15 de valoración. La grave lesión de hombro de Evaldas Kairys le abrió las puertas a la llegada de Parakhouski, que se ha convertido en el líder estadístico del equipo lituano. Martinas Echodas (9,8 puntos, 5 rebotes y 11,9 de valoración) puede dar un buen relevo a cualquiera de los dos interiores y es el noveno jugador de la rotación más habitual. Jugadores como Blazevic (1,7 puntos y 2,2 rebotes), Pilauskas o Normantas tienen un rol más secundario en la competición continental.

Comentarios

volver arriba