Menu

Viernes, 08 Marzo 2019 10:15

A un paso de semifinales

Foto: Miguel Ángel Polo Foto: Miguel Ángel Polo

Valencia Basket visita por segunda vez en su historial europeo la pista del Rytas Vilnius a partir de las 18:00h, en el segundo partido de su eliminatoria de cuartos de final de la 7DAYS EuroCup.

Tras llevarse el primer partido de la serie, jugado el martes en Valencia, por un marcador de 75-64, el equipo taronja tiene su primera oportunidad de certificar su pase a semifinales si es capaz de ganar en el Siemens Arena y sumar de esta forma el segundo punto en esta eliminatoria al mejor de tres partidos. Además de buscar el pase por la vía rápida, Valencia Basket pone en juego en Vilnius una racha en competición europea que ya es de once triunfos seguidos, cinco de ellos como visitante (no pierde fuera en EuroCup desde que visitara la pista del LDLC ASVEL Villeurbanne el 6 de noviembre). Y para ello tendrá que romper una mala dinámica en las eliminatorias como visitante en este competición, ya que no ha podido sacar la victoria lejos de la Fonteta en Playoff en sus últimas cuatro salidas. El equipo taronja ha desplazado una convocatoria  de doce jugadores en la que se han quedado fuera los bases Antoine Diot (precaución por unas molestias en los isquiotibiales de la pierna izquierda) y Sergi García.

 

 Rytas Vilnius vio rota su racha de ocho triunfos seguidos en el primer partido de esta eliminatoria de cuartos y necesita hacerse fuerte en casa para poder volver a Valencia para un hipotético tercer partido, que se jugaría el miércoles 13 de marzo a las 20:45h en la Fonteta. En la memoria de su afición sigue el recuerdo de la noche del 29 de marzo de 2005, cuando 11.000 espectadores contemplaron como el Rytas Vilnius eliminaba al Valencia Basket en semifinales de la EuroCup, en la que hasta ahora había sido la única visita taronja a esta pista. En el Siemens Arena han caído esta temporada equipos como el Unicaja, el Partizan NIS Belgrade o al AS Mónaco, aunque el balance como local del Rytas Vilnius en competición europea es de 5-3. La baja de Chris Kramer, que se lesionó gravemente en la rodilla derecha en el primer partido de esta eliminatoria, se unirá a Evaldas Kairys en la lista de ausencias para el partido de mañana.

 

 Jaume Ponsarnau y Sam Van Rossom analizan el partido

 

El entrenador de Valencia Basket señalaba sobre este segundo partido de la eliminatoria que “ellos afrontan el partido con el hándicap de no poder contar con un jugador importante como Kramer pero van a contar a su favor con el factor cancha. En su pista se encuentran muy bien, juegan muy bien y encuentran sus máximas sensaciones. Hace unos días ganaron la Copa al Zalgiris y han demostrado que allí juegan de maravilla. Tienes que estar muy bien contra todos sus factores. Tienen claro cuáles son sus generadores y cuáles son sus virtudes y las explotan al máximo. Tenemos que estar bien en la defensa del pick and roll, tenemos que ver si llegamos a algún triple más para controlar y encontrar ese segundo más que nos ha faltado en alguna defensa”.

 

 Por su parte, el base Sam Van Rossom señalaba que “seguro que no va a ser fácil. Ya vimos el martes que ellos juegan muy duro. Ellos tienen calidad y tenemos que respetarlos porque son muy buenos. El viernes queremos cerrar la eliminatoria allí y vamos a ir a por el partido. Va a ser un partido diferente, los dos equipos vamos a mirar el partido del martes y vamos a hacer ajustes. Es algo normal en un playoff así, tendremos que prepararnos bien y jugar al 100%, sin pensar en el día después o en el partido de después. Salir al 100% y tratar de ganar el partido en Vilnius”

 

 Convocatoria de doce jugadores

 

La expedición taronja ha puesto esta mañana rumbo a Lituania con una expedición en la que se han desplazado los doce jugadores convocados para el partido. Antoine Diot, que se quedó fuera de la convocatoria en el encuentro del martes por una sobrecarga en los isquiotibiales de la pierna izquierda, se ha quedado en Valencia junto con el base Sergi García. El pívot montenegrino Bojan Dubljevic, que regresó de las ventanas con un hematoma a nivel de la articulación sacro-ilíaca izquierda que solo le permitió ayudar al equipo durante seis minutos en el primer partido de esta eliminatoria, ha formado parte del grupo que saltará mañana a jugar en el Siemens Arena.

 

 Buenos precedentes con el 1-0

 

Valencia Basket tiene un balance bastante favorable en las eliminatorias de la EuroCup en las que ha empezado con una victoria en casa. El conjunto taronja ha pasado la eliminatoria en 10 de las 12 ocasiones en las que empezó un playoff en este torneo con un triunfo en la Fonteta en el primer partido. Un dato que incluso coge más fuerza si tenemos en cuenta que durante más de una década empezar jugando en casa suponía tener el factor cancha en contra en una serie a ida y vuelta. Desde el cambio de formato en la temporada 2016-17 a eliminatorias al mejor de tres partidos, comenzar como local implica contar con factor cancha. Un privilegio que el equipo taronja se garantizó en todas las eliminatorias de esta edición de la EuroCup tras su buen Top 16. En solo dos ocasiones Valencia Basket ha empezado golpeando primero en la Fonteta y ha acabado eliminado de la competición. La primera fue precisamente ante el Rytas Vilnius, en las semifinales de la EuroCup 2004-05. La otra fue la final de la EuroCup 2016-17 ante Unicaja.

 

 Mantener la racha visitante para marcar un nuevo hito en EuroCup

 

El equipo taronja llega por segunda vez en su historial europeo a Vilnius metido en una buena dinámica de resultados, ya que encadena once victorias consecutivas en esta competición. Cinco de ellas como visitante. En el caso de sacar el triunfo en el Siemens Arena, Valencia Basket conseguiría el pase a las semifinales, mantendría viva su racha de resultados y empataría su segunda mejor racha de victorias en la EuroCup (las 12 que logró en la temporada 2015-16). Pero además, en el caso de volver de Lituania con el triunfo los hombres de Jaume Ponsarnau conseguirían derribar un muro estadístico que se les ha resistido desde el cambio de formato en este torneo.

 

 Desde la implantación del playoff al mejor de tres partidos en las eliminatorias de EuroCup en la temporada 2016-17, el equipo taronja no ha conseguido ganar un partido de playoff como visitante. En esa temporada, perdió en los segundos partidos en la pista del Khimki Moscow Region en cuartos del final, del Hapoel Jerusalén en semifinales y del Unicaja en las EuroCup Finals. Pero esa mala racha como visitante viene incluso desde más atrás. Para encontrar la última vez en la que Valencia Basket ganó un partido de playoff lejos de la Fonteta en esta competición hay que remontarse hasta los octavos de final de la EuroCup 2014-15, cuando el equipo taronja ganó en la pista del Bayern Munich por 60-94.

 

 Papeles cambiados en la estadística

 

El primer partido de la eliminatoria de cuartos trajo consigo una batalla táctica para intentar controlar las virtudes del rival. Y los dos equipos lo consiguieron en parte, aunque en cierta medida a costa de bajar su rendimiento en otros aspectos. Valencia Basket fue el equipo que más triples anotó en el Top 16 con 11,3 de media, aunque el Rytas Vilnius en el primer partido anotó más (11 triples lituanos por 10 valencianos) y con mejor porcentaje (40,7% del equipo rojinegro por 30,3% del conjunto taronja). El equipo lituano fue el claro dominador del rebote durante el Top 16, tanto en la estadística de rebotes totales (40,7) como la de rebotes defensivos (27,7). Sin embargo, Valencia Basket ganó la batalla bajo los aros en el partido del martes con 44 rechaces, 13 de ellos en ataque, mientras que el Rytas Vilnius se quedó en 40 rebotes (11 ofensivos). Donde Valencia Basket sí mantuvo su buena línea de los últimos partidos fue en el cuidado de la pelota. El equipo taronja fue de largo el equipo que menos balones perdió (8,67) en la segunda fase de la competición e incluso mejoró ese dato quedándose en 6 pérdidas en el primer encuentro de cuartos de final.

 

 Quinto enfrentamiento ante Rytas Vilnius

 

El de mañana será el quinto enfrentamiento entre estos dos equipos, con un balance favorable al Valencia Basket por 3-1. Taronjas y rojinegros se encontraron por primera vez en las semifinales de la ULEB Cup en la temporada 2004-05. El partido de ida, jugado en Valencia, cayó del lado taronja por 77-75 con una exhibición ofensiva de Igor Rakocevic, que acabó con 32 puntos. Ese marcador no fue suficiente para la vuelta, que se jugó en el Lietuvos Rytas Basketball Arena una semana después y que acabó con triunfo lituano por 75-65. Stelmahers y Tyrone Nesby, con 16 puntos cada uno, fueron los verdugos taronja y certificaron el pase a una final que el equipo lituano acabaría ganando. El tercer enfrentamiento se produjo también en semifinales, aunque en este caso fue en un formato de final a cuatro jugado en la pista del Khimki Moscow Region y el pase a la final se decidió a partido único. Valencia Basket se impuso en ese partido por 80-70. El precedente más cercano fue el del primer partido de esta eliminatoria, que acabó con victoria taronja por 75-64, con 15 puntos de Matt Thomas y 10 de San Emeterio, Doornekamp y Abalde.

 

 Equilibrio en los precedentes en Lituania

 

Valencia Basket visita Lituania por sexta vez para jugar un partido de competición continental, un país en el que el equipo taronja se ha impuesto en dos ocasiones y ha caído derrotado en otras tres. La primera visita a esta nación llegó en la Euroliga 2003-04, y el Valencia Basket se llevó el triunfo de la pista del Zalgiris Kaunas por un resultado de 87-100. La única visita a Vilnius llegó un año después, en la derrota por 75-65 citada en el párrafo anterior que dejaba al equipo taronja fuera de la final de la EuroCup 2004-05. La última vez que Valencia Basket ganó en Lituania fue en el Top 16 de la Euroliga 2010-11. En concreto el 24 de febrero de 2011, cuando el equipo taronja se impuso en la pista del Zalgiris Kaunas por 74-80, con 17 puntos de Jeremy Richardson y Nando de Colo. El capitán Rafa Martínez es el único superviviente de aquel último triunfo en Lituania. Después llegaron dos derrotas: en la cancha del Neptunas por 94-87 en la Euroliga 2014-15 y en la pista del Zalgiris Kaunas por 86-82 en la Euroliga de la temporada pasada.

 

 El rival: Rytas Vilnius

El pívot bielorruso Artsiom Parakhouski (14,3 puntos y 8,1 rebotes para 19,6 de valoración) se ha convertido en el gran referente del Rytas Vilnius desde su llegada al equipo para el Top 16, aunque la defensa taronja le controló relativamente bien y le dejó en 10 puntos y 5 rebotes en el primer partido. Con la ausencia del norteamericano Chris Kramer, el base croata Rok Stipcevic (9,1 puntos, 2,8 rebotes y 3,3 asistencias para 10,2 de valoración) tendrá que dar un paso adelante en la dirección del equipo. Para repartirse con el croata el puesto de base ganará importancia Mindaugas Girdziunas, que mejoró sus registros habituales para anotar 10 puntos en el primer partido de la serie. El norteamericano DJ Seeley (12 puntos, 3 rebotes y 3,2 asistencias para 10,6 de valoración) es el titular indiscutible en el puesto de escolta, mientras que la rotación de alero la comparten el contrastado Arnas Butkevicius (6,1 puntos y 4,8 rebotes para 8,8 de valoración) y la joven perla Deividas Sirvydis, que mejoró su promedio de 5,6 puntos y 2 rebotes para anotar 11 puntos con un 3/3 en triples en el encuentro del martes. Eimantas Bendzius (9,9 puntos y 3 rebotes) es el ala-pívot titular y aunque no estuvo fino en el tiro exterior en el primer partido es una amenaza por su buen estado de forma reciente.  Martinas Echodas (9,5 puntos, 5,2 rebotes y 11,7 de valoración) puede dar un buen relevo a cualquiera de los dos interiores en una plantilla en la que jugadores como Blazevic, Pilauskas o Normantas tienen un rol más secundario en la competición continental (solo Pilauskas tuvo una breve presencia en pista en el primer partido de la serie).

Comentarios

volver arriba