Menu

Viernes, 12 Abril 2019 09:35

A Berlín a por la copa

Foto: Valencia Basket Club Foto: Valencia Basket Club

Valencia Basket disputa en la pista del ALBA Berlín el segundo partido de las EuroCup Finals a partir de las 20:00h. Tras el triunfo en el primer partido de la serie por un marcador de 89-75, el equipo taronja tiene mañana su primera oportunidad de lograr su cuarto título continental tras las EuroCup de 2003, 2010 y 2014.

El equipo dirigido de Jaume Ponsarnau tratará de alargar una racha que ya es la mejor de la historia del Club en competiciones europeas (15 triunfos seguidos) para tratar de evitar que la eliminatoria vuelva a la Fonteta para un tercer y definitivo partido que se jugaría el lunes 15 a las 20:30 horas. Para ello, deberá mantener repetir el excelente ejercicio defensivo del primer partido para atascar la maquinaria ofensiva de un rival que es el mejor ataque de la competición (anota 90,5 puntos de media en sus partidos europeos como local), el equipo más valorado y uno de los equipos que mejor corre en transición en el continente. Para buscar el segundo y definitivo punto de la eliminatoria, el entrenador Jaume Ponsarnau tendrá la ausencia de Guillem Vives (desgarro en la unión miofascial de los músculos sartorio y aductor largo de su pierna derecha) y tendrá que realizar un descarte técnico entre los otros trece jugadores disponibles.

 

 ALBA Berlín tratará de defender su pista y sumar un triunfo que alargaría estas EuroCup Finals hasta un tercer partido, evitando de esa forma perder su segunda final de este torneo ante el mismo rival. El cuadro alemán se ha mostrado fuerte en casa, donde presenta un balance de 8-3 y ha obligado a todos los equipos que han ganado allí esta temporada en EuroCup a anotar más de 90 puntos para sacar el triunfo del Mercedes-Benz Arena. El equipo comandado por Aíto García Reneses ya demostró en los cuartos de final de esta temporada su capacidad para rehacerse de una derrota en el primer partido de la serie, cuando tras perder el primer partido en casa, ganó los dos siguientes a Unicaja para acceder a semifinales. Tras el buen primer partido de Siva y Hermannsson en la Fonteta, el ALBA Berlín buscará que la defensa taronja no minimice la aportación de los otros dos jugadores de su póker de referentes, el MVP Luke Sikma y el miembro del quinteto ideal Rokas Giedraitis.

 

 Fernando San Emeterio analiza el partido

 

El entrenador de Valencia Basket señalaba en la previa de este segundo encuentro que “estas eliminatorias son un poco trampa, cambian muy rápido las sensaciones. Has ganado el primero y parece que todo está de cara pero un mal partido, un traspiés allí y cambian un poco las sensaciones y vienes a un tercer partido con sensaciones contrarias. Hay que dar importancia no solo a cada partido, sino a cada posesión para intentar ir allí a ganar el partido desde el primer cuarto. En el primer encuentro dominamos el rebote y creo que esa fue una de las claves para que ellos tampoco pudiesen jugar con su ritmo alto. Y esa tiene que ser un poco la línea. Seguir castigando sus pérdidas, seguir controlando el rebote e intentar que estén algo menos acertados. Sobre todo intensos y físicamente preparados como estuvimos el martes

 

 Expedición al completo hacia Berlín

 

La expedición taronja ha partido esta mañana hacia Berlín con la plantilla al completo, incluido el base Guillem Vives, que no podrá disputar ningún encuentro de estas EuroCup Finals debido a un un desgarro en la unión miofascial de los músculos sartorio y aductor largo de su pierna derecha. Por tanto, el entrenador Jaume Ponsarnau tiene disponibles a los restantes trece jugadores para este segundo partido, por lo que será necesario hacer un descarte técnico en los instantes previos al inicio del partido.

 

 Más de 800 aficionados acompañarán al equipo en Berlín

 

El equipo no estará ni mucho menos solo mañana en el Mercedes-Benz Arena. Más de 800 aficionados acompañarán al equipo entre los que han viajado en el primer avión que ha salido hoy y los que se desplazarán en el día de partido en los aviones chárter que el Club ha puesto a disposición de los seguidores que quieran vivir en directo este segundo punto de la eliminatoria. A todo esta Familia Taronja se unirán en Berlín un buen número de seguidores que ya se encontraban en Alemania o que viajan por sus propios medios para teñir de taronja el pabellón berlinés.

 

 Primera opción para lograr el cuarto título europeo

 

El equipo taronja está afrontando su octava final europea aunque comenzó a competir en torneos internacionales hace apenas dos décadas. Y tiene mañana en Berlín la primera de sus dos opciones de levantar su cuarto título continental. El primer título llegó en la campaña 2002-03, con el trofeo de la ULEB Cup ganado al KRKA Novo Mesto imponiéndose en los dos partidos. Valencia Basket volvería a una final europea en la EuroCup 2009-10 y levantó su segundo título al derrotar precisamente al ALBA Berlín por 44-67. El tercer título europeo que luce en las vitrinas del Valencia Basket llegó en la temporada 2013-14 al imponerse al Unics Kazan ganando los dos partidos de la final. Novo Mesto, Vitoria, Kazan. Mañana Berlín puede convertirse en otro de los lugares que queden marcados para siempre en el historial europeo del Valencia Basket.

 

 Buenos precedentes con el 1-0

 

Valencia Basket tiene un balance bastante favorable en las eliminatorias de la EuroCup en las que ha empezado con una victoria en casa. El conjunto taronja se ha llevado la eliminatoria en 12 de las 14 ocasiones en las que empezó un playoff en este torneo con un triunfo en la Fonteta en el primer partido. Un dato que incluso coge más fuerza si tenemos en cuenta que durante más de una década empezar jugando en casa suponía tener el factor cancha en contra en una serie a ida y vuelta. Desde el cambio de formato en la temporada 2016-17 a eliminatorias al mejor de tres partidos, comenzar como local implica contar con factor cancha. Un privilegio que el equipo taronja se garantizó en todas las eliminatorias de esta edición de la EuroCup tras su buen Top 16. En solo dos ocasiones Valencia Basket ha empezado golpeando primero en la Fonteta y ha acabado eliminado de la competición. La primera fue ante el Rytas Vilnius, en las semifinales de la EuroCup 2004-05. La otra es el ejemplo que no se quiere repetir en este caso, la final de la EuroCup 2016-17 ante Unicaja. En ella el equipo taronja también comenzó ganando el primer partido de la final, pero cayó en los dos siguientes y perdió el título en casa.

 

 La mejor racha taronja en Europa, a tiro

 

Valencia Basket llega a este segundo partido de las EuroCup Finals con una racha abierta de quince victorias consecutivas en el torneo. Una dinámica positiva que ya ha permitido igualar a este grupo los quince triunfos seguidos que consiguió la primera plantilla de nuestro equipo que participó en competiciones europeas. El equipo dirigido por Miki Vukovic comenzó la Saporta Cup de la temporada 1998-99 con quince triunfos consecutivos, antes de caer en Badalona en la vuelta de los cuartos de final (algo que no impidió al Pamesa Valencia avanzar a las semifinales). La plantilla dirigida por Jaume Ponsarnau no pierde desde la sexta jornada de la Regular Season, cuando cayó en la pista del LDLC ASVEL Villeurbanne por 73-69. Desde entonces, cuatro triunfos en la primera fase de grupos para pasar como primeros, un pleno (6-0) en el Top 16 para asegurar el factor cancha en todas las eliminatorias, el pase a semifinales sacado en dos partidos ante el Rytas Vilnius, el billete para las Finales obtenido por 2-0 ante el Unics Kazan y la victoria en el primer partido de las EuroCup Finals por 89-75. Un triunfo en el encuentro del viernes no solo supondría el título sino también la mejor racha histórica del Valencia Basket en competiciones europeas.

 

 Una espinita clavada para Sastre y San Emeterio

 

El encuentro del viernes es la primera oportunidad para que nuestro capitán Rafa Martínez entre en la historia de la 7DAYS EuroCup como el primer jugador en conseguir ganar tres veces este torneo. Lo ganó en 2010, precisamente ante el ALBA Berlín y lo levantó ya como capitán en 2014. También saben lo que es ganar este título, ya que lo celebraron junto al capi en Kazan hace cinco años jugadores como Sam Van Rossom y Bojan Dubljevic. Es la primera opción de llevárselo para Sergi García, Alberto Abalde, Louis Labeyrie, Mike Tobey, Matt Thomas y Aaron Doornekamp. Y seguro que querrán resarcirse de la derrota ante Unicaja en las EuroCup Finals de 2017 jugadores que perdieron aquel título como Antoine Diot, Will Thomas o Guillem Vives. Pero hay dos jugadores en especial que tienen una espinita clavada con este torneo. Dos miembros de la actual plantilla taronja que están disputando su tercera final de EuroCup pero que aún no tienen este título en sus vitrinas. Fernando San Emeterio y Joan Sastre perdieron la final de 2017 como jugadores taronja. Pero los dos tenían una final de EuroCup perdida antes de la de hace dos temporadas. El alero cántabro perdió además la final de la EuroCup 2007-08 cuando estaba en las filas del Akasvayu Girona. Y el escolta balear perdió la final de 2011 cuando defendía los colores del Baloncesto Sevilla. Los dos internacionales españoles esperan que a la tercera vaya la vencida.

 

 Buenas sensaciones en las visitas a Berlín

 

El encuentro del viernes será la cuarta ocasión en la que Valencia Basket visite la pista del ALBA Berlín en un partido oficial de competición europea. Hasta el momento, el equipo taronja  ha ganado en dos de sus tres visitas anteriores a la capital alemana, con un balance general ante este rival de siete triunfos en los ocho enfrentamientos jugados hasta el momento. La primera vez que el equipo taronja visitó la pista de este equipo fue en la Euroliga 2003-04, en un partido que se jugó en el antiguo pabellón de los alemanes, el Max Schmeling Halle, y que acabó con victoria valenciana por 80-93. De nada sirvió la exhibición ofensiva de Vladimir Petrovic (34 puntos y 7 rebotes para 44 de valoración) ante un Pamesa Valencia que encontró en Paraíso (21 puntos), Oberto (19) y Rigaudeau (16) a sus hombres más entonados. La segunda visita es la única que ha acabado con victoria alemana. Fue en el partido de vuelta de los cuartos de final de la EuroCup 2013-14, que el cuadro alemán se llevó por un marcador de 78-73 con una exhibición de Reggie Redding (24 puntos con solo un fallo en el tiro, 8 rebotes y 7 asistencias para 40 de valoración). Una derrota que no impidió al Valencia Basket meterse en semifinales tras el triunfo taronja por 86-54 en el partido de ida. La última vez que estos dos equipos se encontraron en competiciones europeas fue en el Top 16 de la EuroCup 2016-17, con victoria taronja en el Mercedes-Benz Arena por 73-99. Con seis jugadores en dobles dígitos en anotación, fueron Kravtsov con 18 puntos y Van Rossom con 17 puntos y 27 de valoración los más destacados.

 

 Anotar mucho, clave hasta ahora para ganar en Berlín

 

Parecía claro que la defensa y el control del ritmo por parte del Valencia Basket iban a ser claves para la suerte de esta final. En el primer partido de la serie, el equipo taronja minimizó la capacidad ofensiva del ALBA pese a su acierto (12/24 en triples) y mantuvo su buena media defensiva pese a que se enfrenta al mejor ataque de la competición (87,86 puntos por encuentro). Desde que comenzaron las eliminatorias, el equipo taronja solo ha permitido a sus rivales una media de 66 puntos por partido. Sin embargo, los precedentes dejan claro que para ganar en el Mercedes-Benz Arena no basta con cerrar el aro propio. El ALBA Berlín tiene un balance como local de 8-3 en la actual temporada de la 7DAYS EuroCup. Y los tres equipos que han ganado en la capital alemana tuvieron un punto en común: anotaron 90+ puntos. Lo hicieron Cedevita Zagreb (109), Lokomotiv Kuban Krasnodar (92) y Unicaja (91). Los dos finalistas siguen siendo los dos equipos más valorados, aunque los 114 créditos del Valencia Basket en el primer partido (nuevo récord en las EuroCup Finals) han reducido la diferencia: ALBA es el primero con 100,4 y el Valencia Basket es el segundo con 99,1 créditos por partido. El equipo taronja es tercero en asistencias (20,3) y se mantuvo en su media exacta en el primer partido de la Final. Y pese a que las cosas están equilibradas en el rebote defensivo y el cuadro alemán es el segundo mejor consiguiendo segundas opciones (12 rebotes ofensivos por encuentro), fue el equipo taronja el que controló los aros el martes con 42 rebotes, 16 de ellos en ataque. El conjunto alemán es el mejor en robos de balón (8,6) aunque Valencia Basket mantuvo la excelencia en el cuidado de la pelota que le ha llevado a ser el equipo que menos balones pierde y se quedó en 12 pérdidas.

 

 El rival: ALBA Berlín

Tras ser el mejor de los suyos en el primer partido (17 puntos y 7 asistencias), el base Peyton Siva llega a este segundo partido de las EuroCup Finals como el máximo anotador (15,4 puntos), pasador (8,4 asistencias) y el jugador más valorado (18,8) de todo el torneo. El escolta que suele salir a su lado, el islandés Martin Hermannsson, fue otro de los jugadores que destacó en Valencia (16 puntos) y acredita unos números de 13,1 puntos y 4,7 asistencias para 13,4 de valoración. También suelen salir de inicio los dos miembros del quinteto ideal de la competición, el ala-pívot Luke Sikma (11,7 puntos, 6,6 rebotes, 4,2 asistencias y 1,5 robos para 16,9 de valoración) y el alero lituano Rokas Giedraitis (14,5 puntos y 4,2 rebotes para 15,9 de valoración). A este poker de grandes jugadores se une un quinto que desde el banquillo también está por encima de la decena de valoración, el tirador alemán Niels Giffey con un promedio de 10,9 puntos con un 44,2% de acierto en triples. En el primer partido de la serie, Aíto apostó por Dennis Clifford (3,9 puntos y 2,1 rebotes) como pívot titular, aunque la mayoría de los minutos se los repartieron entre el recuperado Landry Nnoko (5,8 puntos y 5,3 rebotes) y el más afinado de los tres en el partido del pasado martes (aportó 8 puntos y 5 rebotes), el alemán Johannes Thiemann (4,9 puntos y 2,2 rebotes).  Desde el banquillo destaca la aportación de Joshiko Saibou (5,6 puntos y 2 rebotes), que sin el lesionado Peno se reparte el resto de minutos de la rotación exterior con Kenneth Ogbe (2,5 puntos) y el jovencísimo Franz Wagner (2,5 puntos y 1,3 rebotes), que ya dejó algún destello de su calidad técnica en la Fonteta. Completa el equipo dos el ala-pívot nacional Tim Schneider (4 puntos y 1,7 rebotes), con una nómina de interesantes jugadores jóvenes con presencia esporádica en la que destaca Jonas Mattisseck.

Comentarios

volver arriba