Menu

Viernes, 22 Noviembre 2019 10:19

HLA Alicante viaja a Palencia con la intención de dar la sorpresa ante uno de los favoritos

Foto: José Fco. Martínez Foto: José Fco. Martínez

Una pista complicada y un Chocolates Trapa Palencia colíder serán los escollos de los lucentinos para sumar su sexta victoria de la temporada

Con motivo de la décima jornada de la liga regular de la LEB Oro HLA Alicante pone rumbo hacia Castilla y León para medirse mañana viernes, 22 de noviembre, a las 21:00h ante Chocolates Trapa Palencia. Los palentinos llegan a esta jornada compartiendo el liderato a siete victorias con Valladolid, Gipuzkoa y Mallorca.

HLA Alicante llega con la moral alta tras vencer en el Ferrándiz el pasado viernes a Liberbank Oviedo 90 a 54, lo que coloca a los lucentinos en sexta posición con un balance de cinco victorias y cuatro derrotas. 

Los palentinos, por su parte, vienen de sumar la segunda derrota de la temporada ante Leyma Coruña en un partido en el que no supieron rehacerse de un mal comienzo. A pesar de la derrota, los de Carles Marco tienen un balance como local favorable de 3-1, siendo esta derrota en la primera jornada ante Melilla. 

El arma no tan secreta de los castellanoleoneses es Kevin Larsen, el pívot danés promedia 16’9 puntos y 6’9 rebotes por partido para una valoración media de 22’6. Ante él estará Bamba Fall, el senegalés y dos veces MVP de la jornada llega con unos promedios de 15’2 puntos y 8’8 rebotes por partido para una valoración media de 21,2. El duelo está servido.

El técnico lucentino pasó por rueda de prensa y advirtió de los peligros de Palencia y de la necesidad de “ser una defensa coral”. También añadió que “si nos centramos solo en Larsen vamos a pasarlo mal porque es una plantilla con escoltas y aleros capaces de botar y anotar”.

Entre esos otros peligros encontramos a Mindaugas Kacinas, el alero lituano promedia 8’7 puntos y 6’7 rebotes por partido, pero lo que realmente llama la atención es su acierto en el tiro, 69,8% en TC y un 84% en T2.

Pedro Rivero reconoció la importancia de ganar para reforzar un estilo de trabajo: “Después del partido contra Oviedo la semana ha sido muy buena pero no ha habido relajación, el equipo sigue enchufado y con ganas de más”.

 

También valoró el partido como una vara de medir debido al nivel del rival: “Jugamos contra uno de los candidatos pero si hacemos nuestro juego, seguimos nuestras normas y somos intensos podremos competir hasta el final del partido”. Además destacó la buena labor de Carles Marco al frente de su equipo: “Ambos equipos somos alegres, nos gusta jugar a posesiones altas y somos los dos equipos más anotadores de lo que va de temporada”.

Comentarios

volver arriba