Menu

Jueves, 12 Diciembre 2019 09:46

Jaume Ponsarnau analiza el duelo ante Zalgiris

Foto: Nostresport / Fede Gómez Foto: Nostresport / Fede Gómez

Valencia Basket viaja a Lituania con el objetivo de buscar su primer triunfo como visitante en la Turkish Airlines Euroleague.

Como reconoce su entrenador Jaume Ponsarnau, lo hace en una de las pistas más complicadas a nivel de público: “El ambiente de Kaunas en fantástico para jugar, sobre todo como local. Pero sabemos esto como va, lo entendemos y en todo caso debemos tratar de disfrutar de un ambiente de baloncesto tan bonito como es el de allí aunque sea adverso. Eso requiere máxima concentración y estar muy centrado en nuestras cosas. Nuestra arma para competir los partidos también tiene que ser desde la defensa. No podemos hacer una defensa muy táctica o colapsando porque el nuestro no es un equipo muy grande, pero sí tener intensidad sobre el balón, un poquito más de agresividad en las jugadas del pick and roll y no dudar de nuestro concepto porque de repente ellos las meten. Tenemos que ser sólidos con nuestras ideas y llevarlas hasta donde se pueda llevar”.

Sobre el Zalgiris Kaunas, el técnico taronja reconoce que “el principal valor que han mostrado hasta ahora es una defensa muy incómoda. Una defensa con mucho scouting, que se adapta mucho al rival, que va a impedir tus juegos de generación y ventaja que hayas demostrado en otros partidos. Y en ataque puede que sean el equipo que juega más sistemas de la Euroliga. Y cada partido van cambiando cosas. El scouting para prepararte para jugar contra ellos es muy difícil. Es muy importante aprender durante el partido pero tener una idea de intensidad, de agresividad y de comunicación muy importantes para defenderles. Y en ataque leer como te defienden y ser valientes y dinámicos. Que lo que quieran hacer no lo puedan ejecutar porque tú seas muy dinámico”.

 

Si no hay novedad, Valencia Basket desplazará a sus 14 jugadores hasta Lituania, incluyendo a Sam Van Rossom (que no juega desde el 26 de octubre y tuvo que ser intervenido hace poco menos de un mes de la rodilla izquierda) y Guillem Vives (que arrastra unas molestias en el muslo derecho). Ponsarnau señalaba que el base belga “para nosotros es uno de los catorce jugadores disponibles para el partido. Y más teniendo en cuenta la situación de Guillem. Y es que lo hemos visto muy bien, entrenando está muy bien. Pero todos somos conscientes de lo que cuesta el paso al ritmo competitivo, y más en Euroliga”.

Comentarios

volver arriba