Menu

Jueves, 21 Enero 2021 11:06

Valencia Basket busca su primer triunfo en la pista del LDLC ASVEL Villeurbanne

Foto: Miguel Ángel Polo Foto: Miguel Ángel Polo

Valencia Basket abre su única semana del mes de enero en la que no tendrá que afrontar tres partidos visitando una pista en la que hasta ahora no ha podido ganar y en la que busca su primer triunfo, la del LDLC ASVEL Villeurbanne (jueves 21, 20:45h, Astroballe, DAZN) 

Encuentro correspondiente a la jornada 21 de la Turkish Airlines EuroLeague. El equipo taronja tratará de alargar las buenas sensaciones de su triunfo de la semana pasada ante el Crvena Zvezda mts Belgrade y su sólida victoria en la pista del Hereda San Pablo Burgos para tratar de imponer su ritmo y su eficacia ofensiva ante una de las defensas más físicas de la competición. La enfermería se ha ido vaciando pero está en duda si Klemen Prepelic (que se había perdido los dos últimos partidos por una infección vírica y aún se encuentra bastante débil) y Vanja Marinkovic (que esta semana se ha reincorporado a los entrenamientos tras ser operado en el hombro derecho a principios de noviembre) podrán disputar este partido. La única baja confirmada es la de Bojan Dubljevic, que ya ha comenzado a trabajar de forma individual pero no se ha reincorporado aún a los entrenamientos. El conjunto valenciano comienza esta jornada 21 de la Turkish Airlines EuroLeague en la novena posición del torneo con un 11-9 en la clasificación, un balance que le hace estar empatado con los últimos dos equipos en zona de Playoff.

El LDLC ASVEL Villeurbanne llega a este encuentro tras haber roto la semana pasada su racha de derrotas al ganar al Olympiacos Piraeus el viernes pasado por 63-69, aunque cayó en su liga nacional en la pista del Elan Chalon (85-75) y ayer martes perdió como local en la prórroga ante el propio Olympiacos Piraeus en partido recuperado de la jornada 10 por 93-101, en un encuentro que tuvo controlado y que Sloukas mandó al tiempo extra con un triple sobre la bocina final. El cuadro francés no ha podido contar por enfermedad en esas dos derrotas con su jugador más valorado, Moustapha Fall, aunque se espera que pueda estar mañana ante el cuadro taronja. Ha recuperado a William Howard y mantendrá con casi total seguridad la ausencia de Amine Noua, en pleno proceso de recuperación tras ser diagnosticado como positivo por COVID-19 el pasado 11 de enero.

Jaume Ponsarnau y Mike Tobey analizan el partido

El entrenador de Valencia Basket señalaba en la previa que su rival de mañana “es un equipo muy físico, que tiene muchos jugadores, tiene uno de los rosters más amplios de la competición. Un equipo que plantea un tipo de juego tanto ofensivo como defensivo muy lejano al estándar de la competición y por lo tanto tienes que entender un partido muy diferente. Es muy difícil encontrar tu juego normal debido a que ellos plantean todo ese juego diferencial. Es un rival al que le tenemos mucho respeto y que especialmente en su pista están encontrando su mejor juego”

Por su parte, el pívot Mike Tobey destacaba que "es partido muy importante para nosotros para estar en el Top-8. Despues de ganar al Estrella Roja necesitamos sumar también aquí si queremos jugar los playoffs. Buscamos nuestra primera victoria alli, pensamos que si jugamos como sabemos podemos ganar. Es un equipo muy fisico. Necesitamos igualar el físico que tienen para poder superarles”.

Recuperando efectivos paulatinamente

Valencia Basket ha ido recuperando efectivos durante la semana pero no está claro si eso les permitirá contar con nuevos jugadores para el partido en el Astroballe. Klemen Prepelic, que se perdió los dos últimos partidos por una infección vírica, se incorporó ayer a los entrenamientos con el grupo. Aunque como reconoce su entrenador, el escolta esloveno “aún está un poco débil”. El que ha dejado buenas sensaciones en su regreso a los entrenamientos es el serbio Vanja Marinkovic, que fue operado el pasado seis de noviembre de una luxación aguda de hombro derecho con una desinserción del tendón del bíceps y ya está trabajando al mismo ritmo que sus compañeros. Reconocía Ponsarnau que a Vanja “le vemos muy bien, pese a la limitación que ha tenido hemos podido hacer una progresión muy buena. Ha sido una sorpresa positiva pero ya veremos cuál es su ritmo competitivo”. El que se mantiene como baja segura para este partido es Bojan Dubljevic, que ya ha comenzado a trabajar de forma individual pero no se ha reincorporado aún a los entrenamientos colectivos.

Momento de silencio en recuerdo de Miki Vukovic

Antes del inicio de este encuentro, se guardará en el Astroballe un momento de silencio para honrar la memoria del entrenador con más partidos de la historia de nuestro Club y leyenda del baloncesto valenciano Miki Vukovic, que fallecía el pasado viernes a la edad de 76 años. Justo antes del salto inicial, los dos quintetos y los árbitros se colocarán alrededor del círculo central para recordar la memoria de esta pieza básica en la historia de nuestro Club y del baloncesto de nuestra región.

Tercer enfrentamiento de la temporada

El encuentro de mañana supondrá la tercera vez que estos dos equipos se midan en la actual temporada. El primer enfrentamiento llegó en la pretemporada, en concreto en la final del We’re Back Preseason Tour que se jugó en la Fonteta y el Valencia Basket se llevó el partido y el trofeo tras imponerse por 77-66 con un papel destacado de sus pívots (14 puntos de Dubljevic y 13 de Tobey). Pocos días después, estas dos mismas plantillas se enfrentaron para abrir la temporada de la Turkish Airlines EuroLeague, de nuevo en la Fonteta y de nuevo con triunfo taronja, por un resultado en este caso mucho más ajustado de 65-63. Los 15 puntos y 5 rebotes de Derrick Williams fueron un factor clave en la victoria local.

Buscando la primera victoria en el Astroballe

La de la noche del jueves será la sexta ocasión en la que Valencia Basket dispute un partido de competición europea ante este rival en el Astroballe. El equipo taronja tratará de buscar su primera victoria en esta cancha, en la que nunca ha ganado en sus cinco visitas anteriores. La primera vez en esta cancha fue en la Euroliga 2003-04 y el triunfo se quedó en Francia por un resultado de 86-66. La segunda visita al Astroballe vino marcada por la presencia en la pista del actual presidente del LDLC ASVEL Villeurbanne, Tony Parker en el inicio de la EuroCup 2011-12 por el cierre patronal de la NBA. Con 34 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias para 40 de valoración, Parker decantó la balanza del lado local por 87-78. Desde entonces, estos dos equipos se han vuelto a ver las caras en el Astroballe otras tres veces. Y las tres han acabado con victoria francesa: 79-76 en la fase de grupos de la EuroCup 2013-14,  73-69 en la sexta jornada de la fase de grupos de la EuroCup 2018-19 y 72-65 en el precedente más reciente, el de la jornada 27 de la Turkish Airlines EuroLeague de la pasada temporada.

Mejores precedentes recientes en Francia

Nuestro vecino del Norte es uno de los destinos más frecuentes de la historia europea del Valencia Basket, aunque históricamente el equipo taronja ha tenido dificultades para ganar en Francia. De las 18 ocasiones que ha visitado un pabellón francés, solo en siete ha podido llevarse la victoria el equipo taronja. Aunque los precedentes hablan de una dinámica reciente de resultados mucho más favorable para nuestros intereses. Valencia Basket ha ganado en cinco de sus últimas nueve visitas a Francia. Aunque cayó en su última visita al Astroballe, sí que se llevó el triunfo en su visita anterior, cuando ganó en la pista del Limoges CSP por 74-79 en el Top 16 de la EuroCup 2018-19.

Sobrevivir a la intensidad defensiva de los franceses

Aunque los dos equipos están bastante parejos en la estadística de puntos recibidos (81,25 para Valencia Basket y 80,95 para los franceses), el equipo taronja tendrá que tratar de imponer su eficacia ofensiva a la actividad defensiva del LDLC ASVEL Villeurbanne. Valencia Basket es el cuarto mejor ataque de la Euroliga con 81,75 puntos por partido y además lidera la competición en asistencias (20,5), porcentaje de acierto de tiros de dos (60,03%) y en el ratio asistencias-pérdidas (165,32%). Un estilo ofensivo que chocará con una defensa que es la cuarta que más balones recupera (7,1 puntos) y la sexta que más tapones pone (2,85, siendo el único equipo que tiene a dos jugadores en el Top-Ten de intimidadores con Hayes y Fall). Aunque los dos equipos provocan en el rival exactamente la misma cantidad de pérdidas (12,75). Además el combinado francés ha mejorado su eficacia en el triple hasta ser el quinto mejor equipo desde detrás del arco (38,57%) con un destacado papel del Howard (57,7% de eficacia) y el extaronja Antoine Diot (47,83% en triples). Aunque es el segundo equipo que menos puntos mete (75,45) y el que más balones pierde (15,35).

La consolidación de Moustapha Fall

En su estreno en la máxima competición europea, el gigante Moustapha Fall está empezando a dejar huella imponiendo no solo su estatura sino también su presencia física en la pintura hasta el punto de convertirse en el 11º jugador más valorado de la Turkish Airlines EuroLeague con 15,82 créditos por partido. Fall es el único jugador de su equipo que ha salido como titular siempre que ha estado disponible, es uno de los referentes ofensivos de los suyos con 10 puntos de media con el séptimo mejor porcentaje en tiros de dos (71,4%) y un incordio para sus rivales en el aro de ataque (2,35 rebotes ofensivos, quinto mejor del torneo). Es el noveno jugador que más tiros libres intenta en la Euroliga, aunque su porcentaje de acierto es del 58,82%. Además es el noveno mejor reboteador (5,53) y el décimo taponador (0,8) de la competición.

El rival: LDLC ASVEL Villeurbanne

En el quinteto tipo del cuadro francés acompañan a Fall Antoine Diot (5,2 puntos y 3,2 asistencias) y Allerik Freeman (7,4 puntos) en las posiciones de uno y dos y los otros dos jugadores por encima de la decena de valoración completando el cinco inicial, con David Lighty (11,1 puntos, 3,6 rebotes y 1,9 asistencias para 11,1 de valoración) como alero y Guerschon Yabusele (10,1 puntos, 4,5 rebotes y 1,4 asistencias para 10,5 de valoración) como ala-pívot. El mejor anotador de los franceses, el base Norris Cole (13 puntos, 2,1 rebotes y 3,4 asistencias) suele salir habitualmente desde el banquillo, como también lo hace el tirador William Howard (7 puntos y 1,9 rebotes) como principales amenazas ofensivas en la segunda unidad. La versatilidad de Charles Kahudi (6,8 puntos y 2,6 rebotes) también le ha colocado a menudo en el quinteto inicial en un juego exterior en el que Paul Lacombe (2,8 puntos y 1,9 rebotes) da buenos relevos, donde el letón Lomazs (3,3 puntos) no está teniendo presencia en los últimos encuentros y en el que el joven Strazel (2,7 puntos y 1,5 asistencias) va ganando importancia. Para ampliar aún más la nómina de jugadores exteriores, llegó hace unas semanas el base norteamericano Derrick Walton Jr. (5 puntos y 2,3 asistencias en tres partidos). Por dentro, el cuadro francés echará de menos la intensidad de Amine Noua (5,4 puntos y 2,6 rebotes), por lo que Ismael Bako (4,7 puntos y 2,9 rebotes) y Kevarrius Hayes (2,9 puntos y 2,7 rebotes) tendrán que aumentar su presencia sobre el parquet.

 

Fuente: Valencia Basket

Comentarios

volver arriba