Menu

Miércoles, 24 Febrero 2021 20:10

Victoria "de equipo campeón" de Valencia Basket

Foto: Vicente Vidal Foto: Vicente Vidal

Valencia Basket consigue así separarse de sus más inmediatas perseguidoras y establecer dos objetivos ilusionantes y claves: la Copa de la Reina y el encuentro ante Perfumerías Avenida para lograr el gran sueño: ganar la Liga.

Partido de altura el que se viviría en la Fonteta en la tarde de hoy. Las locales se enfrentaban a Spar Girona en lo alto de la clasificación para seguir de cerca a Perfumerías Avenida. Con toda la plantilla al completo, Valencia Basket trató de imitar la actuación del partido de la primera vuelta para poner tierra de por medio entre las segundas y terceras clasificadas.

La ex taronja Julia Reisingerova, ovacionada en la presentación, comenzó muy fuerte el partido con dos canastas al poste, confirmando la gran amenaza que supone la pívot checa en la pintura, una de las principales armas del equipo catalán. Esta primera ofensiva sería muy bien respondida por las chicas de Rubén Burgos, que con Rebecca Allen a la carrera conseguirían igualar seguir el ritmo impuesto por el equipo visitante.

Un primer cuarto de muchas idas y venidas, intercambios de ataques e imprecisiones para ambos equipos, ya que Valencia Basket se veía superado en el rebote, concediendo segundas oportunidades a Spar Girona, pero muy activas en la recuperación y taponando un par de tiros. Las oportunidades se igualaban de esta manera, desembocando en un empate a 17 al final del primer cuarto, con una buena actuación de Sonja Vasic por parte visitante y con las pívots taronja Carrera y Trahan-Davis, que invirtieron la situación dominante de Reisingerova.

Tras el cambio de cuarto, Spar Girona introdujo una marcha más al partido y, comandadas por la antigua capitana del extinto Ros Casares, Laia Palau, establecieron en el marcador un 19-27 con un parcial de 0-8 que abriría distancia, obligando a Rubén Burgos a parar el encuentro. El equipo reaccionó alentado por una Fonteta que recordaba a la de los grandes partidos, aun siendo con un aforo muy reducido, el público local apretó con la fama que le caracteriza.

Valencia Basket fue capaz de contener las acometidas del Girona, pero no fue suficiente para revertir la situación. Leticia Romero con dos triples permitió a las taronja no descolgarse del partido y llegar al descanso únicamente cinco puntos por debajo en el marcador (30-35) en un cuarto marcado por la queja de Anna Gómez, sancionada con técnica, por la permisividad arbitral que estaba teniendo lugar.

El paso por vestuarios sentaría mucho mejor a un Valencia Basket, que antes la mitad del tercer cuarto consiguió superar por completo a Spar Girona y ponerse por encima en el marcador, con dos grandes jugadas de canasta y adicional de Rebecca Allen y Laura Gil, momento en el que Alfred Julbe, el entrenador visitante, se vio obligado a enfriar el partido (40-37).

Además de imponer su juego tanto en ataque como en defensa, con una gran implicación que permitiría recuperar muchos balones, las taronja conseguirían el bonus a falta de 3 minutos de cuarto, consiguiendo puntos fáciles forzando faltas tras una buena lectura de las situaciones del juego. El tercer cuarto fue, sin lugar a dudas, donde Valencia Basket encontraría su mejor versión, estableciendo una diferencia de 7 puntos antes de iniciar el último cuarto (46-39) con un parcial de 16-4 en este periodo.

Pese al buen inicio de Girona en el último cuarto, recortando poco a poco la distancia en el marcador, Valencia Basket aguantó las acometidas y contuvo un partido que se apretaría en los minutos finales. El equipo catalán remó y remó para ponerse a tan solo 2 puntos a falta de menos de 4 minutos, consiguiendo lo opuesto al cuarto anterior: la rápida entrada de las taronja en bonus y la escasez de faltas en el casillero rojo.

De la mano de Cristina Ouviña, que supo muy bien cómo llevar el partido para hacer valer el trabajo de las de Rubén Burgos, el equipo logró alargar sus posesiones y calmar el ritmo de un partido que se estaba elevando, cosa que no beneficia nunca al equipo que va por delante en el marcador. Un tiempo muerto a falta de un minuto y medio para el final del partido y con 56-52 invitaba a un final de infarto.

Y si la base maña supo conducir el encuentro durante el último cuarto, también sería la encargada de forzar una falta que sería definitiva para el devenir del partido, estableciendo el 57-55 con el que Valencia Basket defendió de manera coral con gran efectividad y sacrificio para, posteriormente, sentenciar el partido con un tiro libre de Marie Gülich al forzar falta tras un gran rebote defensivo, con tan solo tres décimas en el marcador.

Este partido supone un punto de moral extra para la cita que tiene el equipo la semana que viene con la Copa de la Reina. Un resultado que coloca a Valencia Basket un paso más cerca de lo alto de la Liga Femenina Endesa, consiguiendo imponerse en los dos encuentros a un gran equipo candidato como es Spar Girona, y del baloncesto español.

Por parte de Valencia Basket cabe destacar la gran actuación de Leti Romero, con unas canastas clave en los peores momentos taronja; Raquel Carrera, con una gran actuación dominadora en ambos aros; y la ya mencionada Ouviña, siendo el timón del equipo. Por parte visitante, la actuación de Vasic y Reisingerova mantuvo las esperanzas girondinas hasta el final, pero el gran juego en equipo taronja invalidó los 11 puntos que anotaron cada una.

Comentarios

volver arriba