Menu

Viernes, 02 Octubre 2020 16:36

Mantener la dinámica como objetivo

Laura Juskaite en una acción del pasado partido. Laura Juskaite en una acción del pasado partido.

El Valencia Basket se enfrentará al Casademont Zaragoza en un encuentro que se disputará en la Fonteta a partir de las 20h. Las chicas de Rubén Burgos quieren seguir sumando victorias y afianzarse en la zona alta de la tabla.

Para ello, son conscientes de que deben mantener los pies en el suelo y saber aprovechar este buen momento de forma en el que están, pero con la humildad del que sabe que la temporada acaba de empezar.

No obstante, en la parroquia taronja hay motivos de sobra para ilusionarse con este grupo de jugadoras. La rápida adaptación de uno de los fichajes estrella como es Trahan-Davis o el descaro con el que juega la lituana Laura Juskaite son algunas de las razones por las que creer este año.

Además, Burgos puede contar ya con Marie Gülich, que, tras su participación en la WNBA con Los Ángeles Sparks, está lista para ayudar al combinado taronja. La que todavía no podrá estar con el resto del grupo es la lesionada María Pina que ya anhela su regreso a los terrenos de juego.

Las valencianas tendrán enfrente al Casademont Zaragoza. El equipo maño, desgraciadamente, todavía no ha podido disputar ningún partido oficial esta temporada debido a los positivos en Covid-19 que dieron en su momento.

Ahora ya están más que preparadas para poder jugar el que será su primer choque de la temporada en la Liga Endesa y esperan sacar algo positivo de una caldera taronja que volverá a estar abierta al público, aunque con limitaciones (400 personas).

Por su parte, Carlos Iglesias, entrenador del Casademont, podrá contar con las 10 jugadoras del primer equipo.

Uno de los alicientes del partido lo protagonizará Laura Nichools. La jugadora del Zaragoza se reencontrará con compañeras de selección como Cristina Ouviña o Leticia Romero.

Veremos cómo se desarrolla este atractivo encuentro entre dos conjuntos que llegan con sensaciones totalmente contrapuestas. Uno sin rodaje y otro con la ilusión por las nubes tras no conocer la derrota todavía en la competición doméstica.

 

Comentarios

volver arriba