Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 600
Entrevistas | Sábado, 19 Noviembre 2016 18:10

Pilar Hueso: “Ser la primera mujer en área médica masculina del Levante UD me llena de orgullo”

Pilar Hueso se ha convertido en la  primera mujer que trabaja en el equipo masculino del Levante UD. Pilar Hueso se ha convertido en la primera mujer que trabaja en el equipo masculino del Levante UD.

Descubrimos la historia de una futbolista y profesional que lucha día a día para encontrar su sitio en el entorno del deporte valenciano.  Ha practicado fútbol, atletismo, tenis, judo y baloncesto. Se ha especializado en medicina deportiva donde ejerce como readaptadora deportiva en el Levante UD. Su lucha constante y su historia de vida son uno de los ejemplos de superación, entrega y sacrificio de la mujer en el deporte valenciano.

¿Cómo han sido tus inicios en el mundo del deporte?

 Comencé desde muy pequeña y desde ese momento descubrí cómo sería mi camino. Recuerdo  que en el colegio empecé jugando al baloncesto de la mano de unos de mis mayores referentes y a la que siempre llevo presente en mis valores deportivos Mari Carmen Sobreviela. Ella fue la persona que me enseñó a ver lo maravilloso de este mundo. Una vez acabada mi época escolar me federé en varios deportes: tenis, judo, atletismo…

 Siendo el fútbol el que más me gustaba, terminé especializándome y jugando desde los 14 años en 1º División Andaluza, tuve la oportunidad de conocer muchos lugares de España con los viajes y aprendí lo importante de unas compañeras que se vuelven grandes amistades.

 Después inicié carrera en el mundo del atletismo, en concreto realice vallas. Una gran experiencia que me ha dejado un gran el aprendizaje. Pude competir en división de honor de la mano del Unicaja Jaén pero al trasladarme a Granada y tener que compatibilizar los estudios con trabajos en gimnasios lo deje y volví a competir en 1º Andaluza, teniendo la suerte de jugar en Córdoba, Granada y Jaén.

 Eres deportista y profesional de la medicina deportiva

 Exacto. Durante mi época universitaria me di cuenta que mi camino iba de la mano de la salud. Unir deporte y salud era mi intención. Me especialicé en actividad física y salud mediante el comienzo de mi tesis. Luego, hice una especialización en Máster de Readaptación y Prevención de lesiones deportivas.

 Todo comenzó mediante una enfermedad grave familiar  donde viví en segunda persona cómo el deporte ayuda a seguir hacia delante  y a salir de diagnósticos médicos serios para comenzar una nueva vida. Fue en ese momento donde estuve convencida que tenía que seguir esa meta: la unión de ambos sectores.

 ¿Cómo ha sido tu experiencia como futbolista?

 Como futbolista han sido geniales. Me quedo con mis inicios donde siendo muy joven aprendí a competir de la mano de un equipo profesional y serio. Gracias a ello tuve ofertas de equipos de primer nivel. Siempre he querido estudiar y tan joven aceptar una oferta de tales niveles hubiera significado dejar de lado mis estudios. Es por ello que continué en mi tierra y feliz de aquellas decisiones hoy en día considero que fue lo más acertado sin lugar a duda. El mundo futbolístico hace 10 años no era ni mucho menos lo que es actualmente: todo era más precario y menos reconocido. A día de hoy las cosas hubieran sido diferentes, estoy segura.

 pilar hueso_t.png¿Cómo ha sido tu experiencia como readaptadora?

 

Como readaptadora he tenido la gran oportunidad de vivir el deporte de la forma más bonita. No olvido mi primer proyecto con la atleta internacional Ester Hidalgo. Su 5º puesto en el Berlín fue todo un logro después de superar diversos problemas físicos. Creo que ese triunfo ha sido también un triunfo del Levante UD. En su cantera vivo el día a día, la evolución de enormes futbolistas, me sorprenden  cada tarde con su profesionalidad. Hace poco viví cómo un jugador con el que estuvimos trabajando para recuperarle un esguince de 2ºgrado en tobillo, jugó sus primeros 20 minutos, marcó el gol de la victoria y fue a dedicármelo. Son esos gestos donde te das cuenta que esta profesión es maravillosa. El ver venir a los deportistas con la cabeza baja y salen riendo… han sido muchos los sacrificios para conseguir sus metas y esos momentos son realmente gratificante.

 Has tenido que abandonar tu Andalucía natal para buscar en Valencia tu futuro profesional… Han sido muchos los sacrificios para ir cumpliendo mis metas, tener que decir que ‘no’ a muchas cosas,  a rechazar proyectos en mi tierra  o no poder estar en momentos importantes cerca de mi familia o  amigos. Son sin duda vivencias que te hacen ser más fuerte como persona y al mismo tiempo valorar lo realmente importante de la vida que para mí es ver a mi gente feliz.

 Como  ‘valenciana de adopción’ has encontrado tu sitio en el Levante UD…  

Siempre he dicho que Valencia es una tierra de oportunidades dónde estás en constante crecimiento. Emigré con la esperanza de hacerme un camino. Con el currículum en mano y mis enormes ganas de crecer como persona hicieron que Andrés Pardo, que en aquel momento se encontraba en el club, me brindara la oportunidad de demostrar mi capacidad como readaptadora. Allí me abrieron las puertas de esta pequeña gran familia como es el Levante UD. Desde un primer momento me sentí una granota más.

 Cuéntanos en qué consiste tu trabajo en el Levante

Trabajo de forma multidisciplinar con un equipo médico de categoría donde mis compañeros Pedro y Ximo me ayudan a diagnosticar la posible lesión de nuestro jugador de cantera.  Y es allí donde, una vez detectada la lesión, comienza un trabajo codo a codo para incorporar al jugador a su actividad futbolística normal. Lo más profesional y rápido posible buscando siempre la eficiencia del trabajo para ver resultados en la lesión. Mi acción es concreta: elaboro una planificación física y una serie de ejercicios muy específicos para ayudar al jugador a su reincorporación con el grupo de forma más controlada, sin perder su estado de forma inicial y evitando posibles recaídas.

 ¿Qué piensas del trabajo de la mujer en el deporte?

 Queda mucho por realizar y somos muchas las que día a día ponemos nuestro granito de arena para que no exista diferencia entre ambos géneros. Cada día encontramos más mujeres formadas en este sector tan masculino como es el fútbol y ser la primera mujer en área médica del Levante UD te llena de orgullo y me hace sentir más mi profesión.

 ¿Cómo es tu día a día en tu rutina laboral?

Por las mañanas me encuentro en la clínica IVRE+ (Instituto valenciano de recuperación hockey_pilar hueso_t.pngdeportiva) de la mano de Miguel Angel Build y un equipo de enormes profesionales. Tratamos a nuestros pacientes que vienen con diversos problemas médicos y mediante el deporte ayudamos a su recuperación activa de cada uno de ellos. En IVRE realizo tanto la función de readaptadora como de preparadora física .

 Por las tardes realizo el papel de readaptadora en la cantera del Levante UD. Al final tengo la gran suerte de poder dedicarme de forma exclusiva al mundo de la actividad física y salud, es por ello que me siento muy privilegiada y orgullosa de conseguir poco a poco mis grandes objetivos. Eso sí, no paro de trabajar, de formarme, de seguir aprendiendo pero lo más importante son los compañeros de primer nivel con los que tengo la suerte de trabajar.

 El Levante es un club que apuesta mucho por el futbol femenino, ¿crees que otros equipos debería tomarlo como ejemplo?

 Por supuesto que sí. El fútbol femenino ha dado un salto hacia la profesionalidad y es por ello que deberían grandes clubes apostar por el fútbol femenino, la igualdad empieza por pequeños grandes gestos, soy de las que piensan que la liga española debería de imponer algún tipo de normativa donde todo club de primera división tuviera un referente femenino en su estructura.

 Eres una luchadora, has tenido que dejar tu tierra, tu gente… ¿cómo te sientes?

 Estoy muy feliz y convencida de todas las decisiones tomadas hasta el momento. Es cierto que hay momentos donde los kilómetros pesan demasiado y el no tener ese abrazo pues te hace sentirte fuera de lugar.  Pero soy una chica positiva donde pienso que todo tiene su lado bueno y sobre todo su lado de aprendizaje. Es por ello que cuando hay momentos más complicados suelo darles la vuelta para encontrar la enseñanza  y tengo ejemplos cercanos donde me demuestran que ‘quien la sigue la consigue’. Nada más que por ellos me merece la pena lo luchado.

 ¿Qué valoración puedes hacer de la actualidad del fútbol femenino y el rol de la mujer en el deporte?

 Lo definiría como un crecimiento exponencial positivo. Vamos por el buen camino y tenemos que seguir sumando día a día. A la vista está como el medallero olímpico tiene una representación femenina y en el caso del fútbol cada vez son más las españolas que militan en ligas extranjeras aumentando el nivel de calidad en sus equipos.

 ¿Cuáles son tus próximas metas?

 Seguir creciendo, seguir estando en primera línea de la medicina deportiva, seguir formándome, seguir rodeándome de auténticos profesionales del sector y seguir creyendo en mi trabajo para seguir ayudando. Esa es mi meta: seguir ayudando y conseguir subir con humildad.

 ¿Qué le dirías a esa jugadora o a esa profesional del deporte cansada de buscar oportunidades?

  No hay meta imposible. Sí que hay muchos inconvenientes, piedras, momentos donde tirarías la toalla. Pero son esas mismas luchas las que te hacen ser mejor persona y ser mejor profesional. Todo aquello que se consigue de forma inmediata no se valora de la misma forma que aquello que cuesta adquirirlo. Es por ello que les animo a que sigan por el camino que les lleva a esa felicidad porque cuando se tiene la certeza, se tiene las energías.

 

Comentarios

volver arriba