Menu

Entrevistas | Viernes, 11 Octubre 2019 13:35

Albert Arenas: “Me siento capaz de todo”

El piloto del Ángel Nieto Team viene de proclamarse ganador del Moto GP 3 de Tailandia. FOTOS: El piloto del Ángel Nieto Team viene de proclamarse ganador del Moto GP 3 de Tailandia. FOTOS:

El piloto del Gaviota Ángel Nieto Team reflexiona sobre su renovación para 2020, los altibajos que ha vivido en esta temporada y cómo logró superarlos, culminándolo con una victoria en Tailandia. 

El vencedor del gran premio de Tailandia de Moto3, Albert Arenas, reconoce que se siente “capaz de todo” en este final de temporada, después de haber logrado un triunfo que no es sino la culminación de un proceso de reconversión, de volver a creer en sí mismo, de extraer su esencia y de aprender de errores junto a su equipo para volver a ser un piloto ganador.  

El piloto del Gaviota Ángel Nieto Team explica que tener clara su continuidad en el Gaviota Ángel Nieto Team para 2020 antes del gran premio de Tailandia supuso tener “una cosa menos en la que pensar” ante un fin de semana en el que culminó el cambio que ha desarrollado en las tres últimas carreras. Promete que no dejará que se vuelva a repetir una situación como la que ha vivido en 2019 y se muestra confiado tras este “punto de inflexión” que ha supuesto el triunfo en Tailandia.

¿Qué se te pasa por la cabeza al cruzar el primero la meta de Tailandia?

En el primer momento pensé “lo he conseguido, lo hemos conseguido… qué pasada”. Pero durante toda la carrera fui consciente de que la victoria era posible, me estuve preparando para lograrla. Conseguirlo me dio una sensación, más que de liberación, de mucha satisfacción personal, después de estos meses en los que nos había costado tanto: probábamos cosas distintas, intentábamos cambiar otras… Seguíamos trabajando duro, con la misma motivación, pero nos costaba que nos salieran las cosas. Al final fue cuestión de tener paciencia, de seguir siendo optimistas y de apretar al máximo en cada situación.

En las dos últimas carreras se había visto nuestra velocidad, y después del gran premio de Aragón hicimos un test que nos dio mucha fuerza y confianza. Llegamos a Tailandia y nos olvidamos un poco de todo, seguimos haciendo nuestro trabajo e intentando aprovechar las oportunidades que teníamos. El buen ritmo que marcamos el viernes en los entrenamientos libres lo trasladamos al sábado en forma de una vuelta rápida que nos metió terceros en parrilla. Y en carrera, supimos gestionarlo para terminar consiguiendo el triunfo.

En la entrevista de después del podio, con la televisión española, estaba emocionado más que nada por eso, por la satisfacción que tenía después de pensar en todo lo que había sufrido, en todas las situaciones que conocíamos nosotros. Fue el hecho de decir: “ha valido la pena”.

Está claro que 2019 ha sido un año de grandes altibajos...

Empezamos bien en pretemporada, centrados en nuestro propio trabajo y sin pensar en terminar en alguna posición determinada. Esto nos llevó a Qatar con un buen ritmo, y allí fuimos sextos, a ocho décimas de la victoria. Pero luego llegó la lesión, justo antes de viajar a Argentina. Fue algo totalmente inesperado, pero tuve que asimilarlo. Intenté mantener las mismas sensaciones que tenía en Qatar, para volver al mismo nivel, pero me llegaron a decir en un momento determinado que quizá podría estar seis meses sin subirme a la moto.

Fue un proceso duro, pero un mes y nueve días después estaba en Jerez, preparado para el gran premio de España. Volví con fuerza y con ganas, con un quinto puesto que sabía a victoria. El objetivo era continuar así, pero se veía que nos faltaba un poco de velocidad. Fuimos a Le Mans, donde gané en 2018, en busca de un podio y de continuar la progresión, pero sufríamos mucho en velocidad y nos centramos mucho en eso, en vez de en afinar la puesta a punto al máximo. Desde ahí fuimos a remolque: en Barcelona me tiraron, en Assen quise recuperar el terreno perdido y me toqué con otro piloto y no pude evitar la caída cuando estaba rodando entre los mejores… En vez de ir en sintonía con el trabajo, con el equipo, me presioné al ver que no estaba en las posiciones que nos merecíamos, sabía que mi sitio era otro. Eso complicó todo, pero cuando lo asimilé, intenté volver a centrarme en mí, en encontrar mi estilo y mi esencia. Eso es lo que he estado trabajando en el último mes y es lo que me ha hecho conseguir las actuaciones en Misano, en Aragón y ahora en Tailandia.

Era una sensación un poco extraña, porque yo daba el cien por cien siempre, pero las cosas no salían. Estaba pilotando lo mejor que podía, y era frustrante, porque sabía de lo que era capaz. Entre carreras, me entrenaba con otros pilotos y era rápido, podía ganarles, pero iba a los grandes premios y me costaba demasiado. Llegué a pensar que podía ser yo. Al final, lo hemos sacado adelante, lo hemos redirigido, he intentado volver a sentirme yo mismo y confiar en mí. Siguiendo con el mismo trabajo con el equipo, aprendiendo de los errores, pero con la misma base, hemos conseguido darle la vuelta a la situación, porque qué mejor manera que hacerlo con un triunfo.

¿Te dio más tranquilidad el tener el futuro claro antes de competir en Tailandia, sabiendo que continúas con el Gaviota Ángel Nieto Team en 2020?

No es que me haya dado más tranquilidad, ha sido más el poder tener una cosa menos en la que pensar. Ha sido una suma de factores: el test que hicimos después de Aragón me dio más tranquilidad, por ejemplo, porque vi que era competitivo, que en cuanto a pilotaje estaba en mi mejor momento. Poder confirmarlo ahí fue clave. El haber aprendido de los errores, de la caída de Misano, el haber afinado en la puesta a punto para tener un poco más de margen al pilotar… todo eso ayudó a conseguir ese resultado. Fue clave localizar los puntos más débiles y anularlos para centrarnos en nuestros puntos más fuertes.

¿Está siendo 2019 tu año más complicado en el Mundial?

Sí. Pero me costaba más conseguir resultados el año pasado que este, por ejemplo. Cuando este año todo funcionaba, me era fácil conseguir ser sexto o quinto, todo salía menos forzado que el año pasado, cuando me tenía que esforzar mucho. Ha sido durísimo en cuanto a sensaciones, mentalmente ha sido complicado y he aprendido cosas que me ayudarán de cara al futuro. Está claro que lo que he sufrido me ha dado mucha fuerza, y prometo que no voy a dejar que vuelva a suceder algo parecido nunca más. Es un punto de inflexión importante, estoy contento de haberlo alcanzado ya y no a final de temporada. Estoy feliz de poder sentirme así y de explicarlo con esta tranquilidad y esta seguridad.

Y ahora, ¿qué podemos esperar de Albert Arenas en las últimas carreras de la temporada?

Me siento capaz de todo. En Tailandia me sentí muy fuerte, con mucha seguridad y confianza sobre la moto. Creo que está consolidado y me muero de ganas de que llegue ya el gran premio de Japón, para volver a analizar todo y encarar el fin de semana con las mismas ganas y el mismo objetivo que tuvimos en Tailandia. Sabemos por qué hemos conseguido esto, sabemos cómo hacerlo y sólo toca subirnos a la moto y pilotar, no hay que hacer nada extraordinario. Vienen circuitos buenos, en Japón me ha ido bien y me encanta, en Australia conseguí la victoria el año pasado y eso nos dará fuerzas... No tenemos que volvernos locos, debemos hacer lo que sabemos hacer, con la confianza que nos han dado estas últimas tres carreras más el test. Tenemos que disfrutar de este momento con la moto y con el equipo, que cuando consigues esto es un placer pilotar.

Y pensando un poco más allá, ya en 2020: ¿cuál será la meta?

La meta la tenemos clara, aunque quizá parezca un poco pronto para decirlo porque al final llevamos una victoria únicamente. Este año hemos luchado, pero nos ha faltado consistencia, que es lo que buscaremos en estas últimas cuatro carreras. Sabemos qué podemos conseguir, pero hay que demostrarlo. No nos vamos a volver locos, sabemos nuestro potencial y nuestros problemas, nuestros puntos positivos y negativos. No hay que basarse en los resultados sino en nuestra realidad, sabemos que podemos conseguir grandes cosas y nos vamos a centrar en sacar lo mejor de nosotros en estas últimas cuatro carreras. Sabemos además que en KTM van a trabajar duro para darnos lo que nos falta para poder luchar por la victoria en cada carrera.

Comentarios

volver arriba