Instalar
Menu

Entrevistas | Sábado, 30 Mayo 2020 17:54

Iván Pastor: “Cuando he vuelto al mar, casi se me saltan las lágrimas”

Iván Pastor: “Cuando he vuelto al mar, casi se me saltan las lágrimas”

El veterano windsurfista santapolero Iván Pastor (Santa Pola, 18/02/1940) ha concedido una entrevista con responsables del Comité Olímpico Español en que habla de sus sensaciones tras poder "volver al mar" después del confinamiento y de sus opciones para disputar los próximos Juegos Olímpicos.

Iván, ¿cómo has llevado el confinamiento? 

Pues han sido casi dos meses sin subirme a una tabla y lanzarme al mar. Al principio, lo llevé relativamente bien. Necesitaba descansar y desconectar. Pero, con el paso de los días, empecé a sentirme extraño y con la necesidad de volver a practicar mi deporte, que también es mi pasión. Estos 50 días se me han hecho largos. 

¿Has estado 50 días sin ver el mar?  

Sin verlo, no. Porque vivo en frente. Pero ha sido una situación muy dura, imagino que para todo el mundo. Y en mi caso, estar viendo el mar, viendo que había unas condiciones increíbles de viento, olas también para surfear, y tener que estar encerrado en casa… pues se ha hecho difícil, pero ya ha pasado que es lo más importante.  

Te quedaste a dos días de marcharte a Mallorca, donde ibas a disputar la Regata que iba a determinar el regatista español que competiría en la clase RS:X en los JJOO de Tokio.  

Si, la declaración del estado de alarma lo paró todo. No obstante, desde muchos días antes, y con la evolución de los acontecimientos y de la crisis sanitaria, yo ya tenía muy claro que todo el calendario previsto iba a saltar por los aires. 

Saltó todo por los aires, pero ya has vuelto al agua. 

Desde el 4 de mayo fue el primer día que me pude tirar al mar, a entrenar. Pero lo estoy retomando todo con mucha calma porque después de dos meses parado, el cuerpo se tiene que adaptar. Estoy yendo con mucha calma, también por prevenir lesiones. No por entrenar mucho ahora se recupera el tiempo perdido, y una lesión sería otra vez parar y volver a recuperarme. Entonces estoy haciéndolo todo con mucha calma y disfrutando que es lo más importante.  

Eso suena muy bien, pero sabemos que no te gustan mucho los espacios cerrados.  

Justo lo que no he tenido durante los 50 días de confinamiento. Y eso que puedo disfrutar de una amplia terraza en mi domicilio. Por ello, cuando el pasado 4 de mayo pude, de nuevo, volver a entrenar en el mar, casi se me saltan las lágrimas. Necesitaré un tiempo para recuperar la forma. No obstante, me comparo con otros deportistas de muy diversas modalidades, que se enfrentan a muchas incertidumbres, y me considero un auténtico afortunado. 

Eres uno de los integrantes del del Proyecto FER: programa de becas de la Fundación Trinidad Alfonso con el COE. ¿Has notado su apoyo? 

El simple hecho de estar en el equipo del Proyecto Fer ya es para mí un orgullo y estoy super contento. Ver que, en estos momentos tan difíciles, no se han olvidado de nosotros y nos han renovado para el próximo año… porque este año es una incertidumbre de cuando vamos a tener competiciones. Nos han ayudado con un extra para que nos podamos preparar bien en casa o preparar si tenemos una competición este año con algunos viajes extra o con dinero para material. Entonces solo puedo decir: muchísimas gracias al Proyecto FER.

Vídeo

Comentarios

volver arriba