Menu

División Honor Masculina | Sábado, 16 Agosto 2014 23:28

El Peñíscola FS da la cara frente a Inter Movistar (5-3)

Segorbe se volcó con el fútbol sala. Un ambiente de fiesta deportiva caldeó los minutos iniciales de un encuentro que controló Inter Movistar en un principio. Los de Jesús Velasco tomaron el mando mientras que los castellonenses, hasta los cambios, tuvieron que replegarse en busca de una salida rápida a la contra.

El Peñíscola Bodegas Dunviro, con esas primeras permutas, empezó a carburar en ataque y dispuso, incluso, de alguna tímida ocasión. Sin embargo, fueron los de Alcalá de Henares quienes inauguraron el marcador con un tanto de Rubén Orzaez, al rematar en el segundo palo un servicio de Ricardinho. Ureña, un minuto antes, privó al astro portugués del 1-0 bajo palos.

Con el electrónico desfavorable, los de Carlos Sánchez trataron de buscar el empate por medio de Javi Alonso, quien la picó en exceso ante la salida de Luís Amado. Desde esa ocasión, hasta el descanso, varias pérdidas del conjunto valenciano generaron situaciones desfavorables que, por suerte, salvó Iván, hoy titular.

Tras la reanudación, el Peñíscola Bodegas Dunviro salió más incisivo y buscó con ahínco la puerta de Jesús Herrero. Tanto es así que pronto igualaron la contienda, al cazar Gonzalo un rechace en el área del guardameta interista. Acto seguido, los mejores minutos de los castellonenses, transformados en remontada, con el tanto de Yeray a la salida de un córner.

Inter Movistar despertó, aunque antes del 1-2 Chema desbarató dos buenas acciones de los ‘verdes’, de la mano de Cardinal. El pivot portugués exhibió todo su arsenal e hizo añicos las esperanzas peñiscolanas con un hat-trick en cuatro minutos, fruto, en parte, de imprecisiones propias. Esa fuera la cara buena, ya que minutos después expulsaron al goleador y a Juanqui, debido a una trifulca fruto de la intensidad del mismo.

Con tres hombres en pista en cada equipo, Carlos Sánchez arriesgó con Maza con portero-jugador y consiguió acortar distancias con un gran gol de Javi Alonso, al golpear al esférico, desde el medio campo, sin botar y superar con una delicada vaselina la salida de Jesús Herrero. Los de Alcalá de Henares no se achantaron y volvieron a abrir distancias con un tanto de bella factura de Rafael, a pase de Ricardinho.

El 5-3 ya fue el marcador definitivo, pese a los intentos de los valencianos por acortar la diferencia. En resumen, un gran espectáculo de fútbol sala donde el Peñíscola FS plantó cara al vigente campeón de Liga y Copa, en un partido que se enmarca en la idea del club de la comarca del Baix Maestrat por exportar el fútbol sala a nivel provincial.

 

Comentarios

volver arriba