Menu

División Honor Masculina | Lunes, 04 Enero 2021 20:49

Levante FS 4-1 Viña Albali Valdepeñas: nuevo año, misma dinámica

Levante FS 4-1 Viña Albali Valdepeñas: nuevo año, misma dinámica

El Levante FS se impone por 4 a 1 al Viña Albali Valdepeñas en un partido marcado por la perfecta primera mitad granota.

2020 fue atípico, inusual y raro, pero al Levante le trajo muchas sorpresas y alegrías. Con la buena dinámica de los hombres de Diego Ríos durante el año anterior, el Levante demostró que quiere consagrarse esta temporada como equipo a batir, ofreciendo esta carta de presentación al 2021 a modo de victoria frente al Viña Albali Valdepeñas ante su gente en casa.

Los locales contaban con las bajas de Rivillos y Araça por problemas fijos mientras que existía la posibilidad de que debutara el nuevo fichaje para la rotación en la zaga blaugrana: Tolrá. Las ganas de empezar bien el año en Paterna se impregnaron por todo el pabellón. La afición puso el calor en la fría noche de invierno, mientras que los jugadores locales impusieron un gran juego desde el primer minuto. En el 2’, Esteban hacía el primero ante un perplejo equipo manchego impotente ante tal recital. Dos minutos después, Pedro Toro puso el 2-0 para poner distancia en el marcador y en el ritmo de juego. La reacción visitante destacaba por su ausencia, pero eso no hizo cesar la intensidad de los levantinistas. Tras varias jugadas brillantes erradas por Esteban y Pedro Toro, Gallo ponía la guinda al excelente inicio de los suyos con un escuadrazo. El tercero subía al marcador y el éxtasis era total.

La intensidad del choque decayó con el paso de los minutos, pero el dominio seguía siendo total de los locales. El míster blaugrana analizó bien lo que pedía el partido y se dio descanso a los pesos pesados del equipo, dando paso así al debut esperado de Tolrá. La reacción del Valdepeñas se palpo en los últimos compases de la primera mitad. La agresividad y el juego directo de los futbolistas de David Ramos fueron los recursos visitantes. Pese a que estuvieron a una falta de forzar el doble penalti, ese dominio no se traducía en ocasiones de peligro. Los sustos no estaban cerca de cambiar el marcador.

La segunda parte fue totalmente diferente. El Levante sacrificó la posesión para sí mantener un constante orden entre las filas, mientras que el Valdepeñas salió con el mismo planteamiento con el que acabó el primer tiempo. Así pues, los diez primeros minutos fueron planos con contadas ocasiones, pero con un dominador claro. Los visitantes no creaban el juego necesario para darle la vuelta eficazmente al partido, pero el empuje continuo dio sus frutos con buenas llegadas a la meta de Fede. Al final, el gol acabó cayendo en el 10’, dando así el primer paso a una utópica remontada que no fue.

El 3-1 rompió el duelo y transformó el partido en un constante correcalles. Las carreras constantes, contragolpes imprecisos y vaivenes por el parqué constantes beneficiaban a los locales, que aprovechaban mejor los huecos que se dejaban con tanto sprint. Así pues, Rescia transformaba lo que se veía en el campo, poniendo el cuarto en la cuenta levantinista y matando el choque a falta de 6’. Los visitantes se dejaron todo en sus arremetidas, pero Fede y el palo inhabilitaban cualquier mínimo ápice de milagro azulón. Los minutos finales fueron una constante polémica entre uno y otro equipo, dejando correr el reloj mucho y agotando así los minutos. El portero-jugador no sirvió de mucho para los manchegos, que observaban impotentes como se les acababa el tiempo.

El pitido final llegó tras una cómoda y duradera posesión levantinista que representaba lo que había sido el partido. Los tres puntos se quedaban en casa y el primer puesto solo lo evita el golaveraje. El Levante cumplía y materializaba así la mejor manera de comenzar el 2021. Un año de esperanza, fe y, sobre todo, ilusión.

Comentarios

volver arriba