Menu
Fútbol Sala | Miércoles, 07 Noviembre 2018 10:09

El Levante UD FS vuelve a la senda del triunfo

Foto: Levante UDFS Foto: Levante UDFS

El Levante UD FS firmó una cuarta victoria de la temporada tan sufrida como justa ya que en todo momento se hizo acreedor de sumar los tres puntos frente a un Fútbol Emotion Zaragoza que se mostró hosco y no dio su brazo a torcer hasta el último suspiro.

Los visitantes se adelantaban en la primera parte desde los 10 metros pero pronto igualaría Javi Alonso también de doble penalti. Ya bien avanzado el segundo tiempo, Jorge Santos desequilibraría la balanza y hubo que atarse los machos para defender la renta y el triunfo para los de David Madrid. El siguiente envite, también en el Pabellón Municipal de Paterna.

El primer tiempo discurrió trabado, con poca profundidad por parte de ambos equipos aunque con el Levante UD FS llevando la iniciativa en todo momento. Era lo esperado y también que el Fútbol Emotion Zaragoza, con su trabajado y estudiado sistema defensivo, le pusiera las cosas difíciles para evitar que se adelantase en el marcador. De hecho, la primera gran ocasión fue para los visitantes pero Raúl Jiménez salió con un felino en el duelo con Esteban. El que más lo intentaba por el bando granota era Cecilio. En primera instancia, tuvo un mano a mano con Iván Bernad que quiso revolver picándosela al portero pero éste le adivinó las intenciones. Luego, tras una jugada personal, soltó un punterazo que se marchó a la izquierda del marco. Finalmente, en esta saga de intentos por parte de los azulgranas, fue Jorge Santos el que probó suerte desde lejos y el meta la desvió a córner no sin problemas.

Los maños, por su parte, lo iban a fiar todo a su orden y a exprimir la estrategia con Nano Modrego como principal intérprete. El pívot ejecutó y obligó a intervenir de nuevo a Raúl Jiménez. Esta ocasión dio paso a un toma y daca entre ambos equipos. Javi Rodríguez, Maxi y Cecilio por dos veces (incluido un zurdazo tras un bonito sombrero a un rival) eran los que intentaban derribar la muralla aragonesa mientras que Tabuenca y Retamar hacían oposiciones al 0-1, pero Raúl Jiménez y la falta de acierto se interponían a estas intenciones. Las goles llegarían de forma calcada, ambos con la antesala de la sexta falta por parte de los dos equipos. Nano Modrego fue el encargado de adelantar a los de Santi Herrero mientras que tampoco perdonaría desde los 10 metros Javi Alonso. Así, con las espadas en alto y una bonita tijera de Cecilio, se consumían los primeros 20 minutos.

El inicio de la segunda mitad acentuó la tendencia de la anterior, es decir, una iniciativa todavía mayor para el equipo granota y los visitantes defendiéndose con uñas y dientes. Pero, aunque muy poco a poco, los de Madrid iban filtrándose por las grietas del muro y en éstas Maxi Rescia tuvo un par de ocasiones para batir a Iván Bernad: un mano a mano en el que el portero salió como un felino a tapar y una carrera que el argentino resolvió con un disparo seco pero que se topó con una magnífica mano abajo del meta. Luego, fue Raúl Jiménez el que tapó magníficamente cualquier hueco cuando Esteban intentaba romper la igualdad. En la siguiente acción llegaría el segundo gol levantinista: en la enésima acción rondando la portería maña, Jorge Santos recibió, recortó a su par y batió con nervios de acero al portero. Explotaban los azulgranas, soltaban toda la tensión acumulada al volver a ponerse por delante en el marcador en su casa. Luego, Raúl, con una intervención espectacular, frustró una volea de Diego Sancho tras centro de Retamar.

El Fútbol Emotion Zaragoza echó el resto para pasar a jugar de cinco. Fueron unos últimos cuatro minutos de apretar los dientes por parte del Levante UD FS, que a falta de 50 segundos la tuvo para sentenciar pero Retamar, como si hubiera nacido portero, le hizo dos paradones a Maxi Rescia. El argentino dispondría de otra buenísima ocasión: Raúl sacó en largo superando al portero-jugador y el ala cabeceó al poste. En otra carrera, Cecilio aguantó para asegurar el tiro pero se trastabilló y no logró tirar entre los tres palos. Quedaban 10 segundos para el final y todavía había mucha emoción por vivir ya que Tejel hacía la sexta falta y Javi Alonso disponía de la oportunidad del doble penalti. No entró pero no hizo falta ya que los azulgranas aguantaron el tipo en el poco tiempo que quedaba y los tres puntos se quedaron en Paterna.

 

Comentarios

volver arriba