Menu

Fútbol Sala | Miércoles, 23 Diciembre 2020 10:25

El Peñíscola Globeenergy cierra el año con derrota en casa (2-4)

El Peñíscola Globeenergy cierra el año con derrota en casa (2-4)

Los de ‘Manolín’ terminaron 2020 de la peor forma y cayeron en el Municipal contra un rival directo como el Betis

Los andaluces tiraron de efectividad, se adelantaron a los seis segundos y ya dominaban por 0-3 al descanso. En la segunda mitad el Peñíscola lo intentó pero sin puntería, ante un Cidao muy acertado bajo palos. Al final, una expulsión de Paniagua y el cuarto gol de los béticos, obra de Buendía, sentenciaron el encuentro. Los del Bajo Maestrazgo acumulan ocho jornadas sin ganar y se acercan a la zona de descenso. 

El partido no pudo empezar peor para los intereses peñiscolanos. A los seis segundos, Chicho batió a Molina en el segundo palo para adelantar a su equipo. A los de ‘Manolín’ les costó entrar en el encuentro y comenzar a crear peligro sobre la portería defendida por Cidao. Sin tiempo para poder reaccionar, tras una pérdida de balón, Ivi colocaba el 0-2 a la contra con un potente zurdazo.
 
Los peñiscolanos fueron poco a poco a más tras encajar el segundo, pero sin claras oportunidades de gol. Las mejores ocasiones las tuvieron Bruno Gomes primero y Luciano Gauna poco después, pero en ambas apareció el portero visitante. 
 
Ya en el tramo final de la primera parte, tras un tiempo muerto, otro fallo defensivo del Peñíscola permitió a Emilio Buendía superar a Molina y poner el 0-3. Duro golpe cuando mejor estaba el equipo de ‘Manolín’. El choque se fue así al descanso y en la reanudación el Peñíscola salió a por todas en busca de la épica. 
 
Los del Bajo Maestrazgo soñaron con la remontada cuando a los tres minutos, Orzáez marcaba el 1-3. Quedaba toda la segunda parte y el Peñíscola era superior a los verdiblancos. Los azulones se lanzaron a por el segundo pero en ese momento apareció Cidao una y otra vez para evitar el gol. El portero brasileño fue salvador para su equipo con el palo como aliado en un disparo de Luciano Gauna que se fue a la madera y que casi supone el 2-3. 
 
Al final, el marcador no se movía con el paso de los minutos y ‘Manolín’ apostó por portero jugador. Sin embargo, Paniagua vio la segunda amarilla y el Peñíscola se quedó con uno menos. Aún así, los peñiscolanos acabaron recortando distancias gracias a Iván Rumbo, con el 2-3 a falta de poco más de dos minutos. Pero a falta de poco para acabar su superioridad de cinco contra cuatro, Buendía marcó el 2-4 y sentenció el encuentro.
 
El Peñíscola, con esta racha de resultados, se queda undécimo en la tabla, a tres puntos de la octava plaza y con tres puntos sobre el descenso, en una clasificación más ajustada e igualada que nunca. El próximo encuentro, el 4 de enero en Burela.

Comentarios

volver arriba