Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 787

Copa América | Miércoles, 15 Junio 2016 03:30

Argentina 3-0 Bolivia: De exhibición

Con un equipo casi alternativo, Argentina superó a Bolivia sin problemas y en los primeros 45' con goles de Lamela, Lavezzi y Cuesta. La segunda parte, estuvo de más. Ahora, los de Martino enfrentan a Venezuela el sábado y Chile, quie venció 3-2 a Panamá, se cruzará con México.  

 

Argentina venció 3-0 a Bolivia en el último partido de la primera fase y quedó primero con puntaje ideal en el grupo D. Sin sobresaltos ni desesperación, venció claramente a un desinteresado conjunto boliviano.           

    El seleccionado dirigido por Gerardo Martino ya estaba clasificado de antemano, incluso como puntero de su grupo a pesar de la reciente victoria de Chile por 4-2 ante Panamá. El equipo argentino salió a la cancha tranquilo y cómodo, con la clasificación en sus bolsillos, quizás con el único objetivo de ganar para sumar minutos, confianza y un poco más de experiencia para algunos jugadores que no son habitualmente titulares, y que hoy lo fueron. Y así fue. Argentina no tuvo que transpirar, ni correr en demasía ni preocuparse en absoluto.   

    Como si fuese algo ya anunciado desde un principio, un partido en el que sobraron los 45 minutos complementarios, de exhibición. La defensa ´albiceleste´ no sufrió ni fue atacado en ningún momento; el portero Romero no fue amenazado en toda la tarde de Seattle y observó desde atrás, paciente y plácido, un partido que sus compañeros controlaron completamente. Los defensores centrales, Cuesta y Otamendi, se hallaron más en la mitad de la cancha que en su propia área, ya que las embestidas de Duk y de Arce y Dalence nunca fueron tales. Argentina controló el balón todo el cotejo, la presión boliviana no surgió efecto, tampoco su marca al poner cinco defensores de entrada.        

    El marcador se abrió a los 13 minutos: Lamela hizo efectivo un tiro libre en la puerta del área con un zurdazo que rebotó en el cuerpo de Duk, desvió la trayectoria del balón y descolocó a Lampe. El segundo tanto lo convirtió Lavezzi al aprovechar un rebote en el área chica del arquero, tras un cabezazo de Higuaín. Y al minuto 30 los sub-campeones del mundo liquidaron la historia: Cuesta desvió un centro rasante del mismo Lavezzi y sentenciar el partido.     

   El partido fue algo sencillo y sin complicaciones. Argentina manejó el balón en el centro del campo todo el partido, sin apuros, tampoco profundizó muchas veces, no lo necesitó y logró cuidarse da la fricción de los choques físicos. Lionel Messi ingresó a jugar todo el segundo tiempo para decorar el partido y divertir a los allí presentes, pero se guardó los goles para las próximas instancias. Argentina sonríe y ya piensa en Venezuela, rival que lo espera desde ayer en cuartos de final el próximo Sábado.

Comentarios

volver arriba