Menu

Copa del Rey | Miércoles, 10 Enero 2018 00:00

Sin sobresaltos, o eso se espera (jueves 19:30 h.)

Foto: LFP Foto: LFP

El Levante Unión Deportiva afronta la vuelta copera con la tranquilidad de un gran resultado en la ida (1-2), pero pensando irremisiblemente en los próximos compromisos ligueros. La situación en la Liga se puede tornar preocupante si no se gana al Celta de Vigo el domingo en el Ciutat. Ahí será el enfrentamiento más significativo de la semana granota.

Para afrontar un partido como el de esta tarde en Orriols, con una ventaja sustancial y tranquilizadora, lo más importante es intentar que surja un encuentro de vuelta frío, con pocas incidencias ni situaciones que puedan desestabilizar los derroteros normales del choque (expulsiones locales, ‘piques o tánganas’, lesiones…) y si es posible anotar un gol, que ponga casi imposible la remontada periquita. El cuadro catalán viene de ganar en La Rosaleda por la mínima, pero sin dar una imagen muy buena. Se aprovechó del mal momento malaguista y con muy poco se llevó tres puntos ligueros vitales.

 

Examen habitual

Habrá que volver a evaluar a jugadores menos habituales y constatar el uso que hace de los mismos Muñiz. Caballo de batalla, junto con el debate del ‘9’, de esta campaña 2017-18.

Se espera un ambiente frío, tónica general en estas eliminatorias de octavos de Copa, y la esperanza se basará en que el sorteo de cuartos sea halagüeño.

Así que a cumplir el expediente y convertir el partido en un mero trámite. Aunque eso, estando el Levante por medio, suele ser excepcional…

 

Comentarios

volver arriba