Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 892
Copa del Rey | Miércoles, 24 Enero 2018 00:00

Jaume se luce en los penaltis y mete al Valencia en semifinales (2-3)

Jaume se luce en los penaltis y mete al Valencia en semifinales (2-3)

Las dos paradas de Jaume en la tanda de penaltis fueron decisivas para meter al Valencia en la semifinales de Copa del Rey después de que el Alavés empatara la eliminatoria

El Valencia se acabó clasificando para las semifinales de la Copa del Rey tras ganar una espectacular tanda de penaltis ante el Deportivo Alavés. El conjunto de Marcelino no supo sentenciar la eliminatoria y hacer válido el resultado del partido de ida ante un gran Alavés que empató la eliminatoria en el minuto 86 con un gol de Rubén Sobrino después de que Mina saliera desde el banquillo para anotar el gol valencianista. Jaume, que realizó dos paradas en la tanda de penaltis, fue el gran protagonista de la noche en Mendizorroza. 

Salió el Valencia a Mendizorroza consciente de la importancia de marcar un gol para sentenciar definitivamente la eliminatoria. Gayà y Guedes dieron los primeros sustos a la defensa vitoriana llegando con cierta soltura por la banda izquierda. Mientras tanto, el Alavés intentaba asentarse en el partido disputando la posesión de balón al Valencia, que estaba algo impreciso a la hora de elaborar juego. Disfrutó el equipo de Marcelino de la primera ocasión clara de gol tras un centro desde tres cuartos de campo que ejecutó Parejo y cabeceó Paulista, en fuera de juego, por encima del larguero. Al caer al suelo tras rematar se quedó tendido sobre el césped y en la siguiente jugada fue sustituido por Garay. Mal asunto para el central brasileño que se pudo lesionar en esa caída gravemente de su rodilla izquierda. 

Justo tras la lesión de Paulista el equipo vitoriano empezó a mandar en el partido. Marcelino, desesperado en la banda, indicaba a su equipo que presionara la salida de balón del Alavés y que se mantuvieran el orden en defensa, algo alterado por momentos tras los ataques por banda izquierda de Ibai Gómez. El partido subía revoluciones por momentos. Ante un Alavés lanzado en ataque el Valencia intentó igualar la peligrosidad en área contraria sacando dos corners consecutivos, pero Pedraza seguía siendo el pulmón del equipo de Abelardo penetrando por el medio del campo ante los espacios que estaba concediendo la defensa ché. La falta de precisión en ataque del Valencia continuaba siendo evidente. 

Se notaba la ausencia de Rodrigo, importantísimo siempre en su posición de segunda punta para generar juego en la frontal del área y combinar con Parejo. Esa era la tarea de Vietto, que apenas participó en el primer tiempo. Álvarez Izquierdo pitó el final de una primera parte disputada pero con escasas ocasiones de gol. 

La segunda parte comenzó con un Alavés lanzado a la portería valencianista. Ibai Gómez y Rubén Sobrino probaban desde fuera del área, pero sin suerte. El Valencia, por su parte, continuaba igual de impreciso que en el primer tiempo, nada aconsejable en unos cuartos de Copa del Rey en los que el Alavés, con un gol, se metía en semifinales. Y casi llegó en el minuto 57. Guidetti remató de cabeza un centro de Pedraza servido desde la banda izquierda pero el colegiado anuló el tanto por falta del delantero vitoriano sobre Garay en el salto. Marcelino lo veía negro desde el banquillo y sacó a Rodrigo por Vietto, que prácticamente no había participado en el juego. 

Salió el jugador que faltaba. El Valencia necesitaba combinar entre líneas y llegar con una mayor claridad a área contraria. Eso lo aportaba Rodrigo, que desde que salió al terreno de juego le puso una marcha más al juego. El Alavés llegaba cada vez con más peligro. Un solo gol le metía en la siguiente ronda. Además, veía cómo el conjunto ché era incapaz de controlar un balón y generar algo de juego. Pero esa dinámica cambió de inmediato. Guedes se sacó un disparo de los suyos desde el pico del área que a punto estuvo de abrir el marcador si no llega a ser por Sivera. Así, en el minuto 69, llegaba el primer disparo del Valencia en el partido. Es más, en la siguiente jugada Kondogbia remató al larguero. El equipo de Marcelino espabilaba. Pero esto es la Copa, podía pasar cualquier cosa y así sucedió. Munir, auténticamente solo después de que Gayà perdiera la posición, remata de cabeza y clasifica, por el momento, a su equipo para las semifinales. 

Solo quedaba una bala en la recámara. Y esa era Santi Mina. Marcelino lo sacó al terreno de juego por Maksimovic y fue tocar el primer balón y marcar gol. El Valencia consiguió elaborar una buena jugada a la contra. Zaza conduce el balón y se lo sirve a Mina para que defina con una calidad tremenda. Otra vez él, Santiago Mina. Sale, y gol. No hay más. El conjunto ché empata así el partido y se ponía por delante en la eliminatoria. 

El partido estaba loco. El Alavés seguía acechando la portería de Jaume y acabó consiguiendo su objetivo, marcar el segundo. Ruben Sobrino volvía a adelantar al equipo vitoriano. De nuevo, mediante un centro al área. Los de Abelardo empataban la eliminatoria y un gol de cualquiera de los dos equipos desequilibraba la balanza. A un minuto del final del tiempo reglamentario Zaza la tuvo para clasificar al Valencia pero disparó muy flojo desde la frontal. El partido se iba a la prórroga. 

La competición de la ilusión mostraba su máximo esplendor. El Valencia no consiguió imponerse al Alavés y el final del partido se emplazó a la prórroga con el empate a tres en el marcador. Al comienzo del tiempo extra ya avisaba el conjunto de Marcelino. La tuvo Garay que remató a gol pero estaba en fuera de juego. Era el conjunto ché el que estaba más enchufado y mejor físicamente. Así lo evidenció Guedes, que disparó muy fuerte desde fuera del área pero detuvo Sivera, muy seguro bajo palos durante todo el partido. Esas dos ocasiones del Valencia y un desequilibrante Munir, por parte del Alavés, fueron lo más destacado del primer tiempo de la prórroga. 

A los dos minutos de la segunda parte de la prórroga la volvió a tener el Valencia. Esta vez fue Rodrigo. El hispanobrasileño remató un balón servido de Mina desde el costado izquierdo que acabó en el larguero después de que a Sivera se le colara el cuero entre las piernas. Era el equipo de Marcelino quien quería el gol. El Alavés seguía encerrado atrás e intentaba salir a la contra con Munir. Mina-Rodrigo, Rodrigo-Mina, ambos salieron desde el banquillo y estaban protagonizando las jugadas de peligro más claras de la prórroga. 

El segundo tiempo de la prórroga evidenció que el Valencia seguía siendo superior. De hecho, Montoya casi empató el partido a dos minutos del final tras rematar desde fuera del área. El balón se fue por encima del larguero. No mucho más. Álvarez Izquierdo pitó el final de la prórroga y la eliminatoria se iba a decidir en los penaltis. Toda la responsabilidad para Jaume y para los lanzadores del Valencia. 

 

Ficha técnica:

2-Alavés: Sivera; Aguirregabiria, Ely (Demirovic, 85’), Laguardia, Duarte; Ibai Gómez, Tomás Pina, Daniel Torres, Pedraza; Rubén Sobrino y John Guidetti (Hernán Pérez, 72’). 

1-Valencia: Jaume; Montoya, Paulista (Garay, 22’), Vezo, Gayà; Maksimovic (Mina, 77’), Parejo, Kondogbia, Guedes; Vietto (Rodrigo, 58’) y Zaza. 

Goles: Munir (1-0, 73’), Mina (78’), Rubén Sobrino (2-1, 86’)

Tanda de penaltis: Tomás Pina (gol); Rodrigo (gol); Pedraza (paró Jaume); Mina (gol); Hernán Pérez (paró Jaume); Kondogbia (paró Sivera); Munir (gol); Gayà (gol); Rubén Sobrino (fuera). 

Árbitro: Álvarez Izquierdo (comité catalán). Amonestó por parte del Alavés a Dani Torres (47’), Pedraza (65’), Munir (80’), Tomás Pina (95’), Rubén Duarte (97’); por parte del Valencia a Maksimovic (50’), Vezo (61’), Kondogbia (79’), Parejo (84’), Guedes (92’), Mina (103’)

Incidencias: partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey 2017/2018 disputado el miércoles 24 de enero a las 19:00h ante 19 127 espectadores en el estadio de Mendizorroza. 

Comentarios

volver arriba