Menu
Copa del Rey | Martes, 04 Diciembre 2018 20:36

A octavos con más pena que gloria

Batshuayi tras marcar el único tanto del partido. RFEF Batshuayi tras marcar el único tanto del partido. RFEF

Los de Marcelino ganan por la mínima al Ebro y se clasifican para octavos de final de la Copa del Rey

El Valencia hizo lo mínimo para ganar al Ebro en Mestalla, y porque jugaba en casa y debía y ofrecer un mínimo, porque la eliminatoria estaba casi resuelta. Marcelino alineó al equipo suplente, que no fue capaz de lucir su teórica superioridad ante un equipo de Segunda B. Pese a ello, Batshuayi se quitó un peso de encima marcando el único gol de un partido soporífero que congeló a Mestalla, excepto cuando se rompió a aplaudir a Kangin y Racic, canteranos con futuro que a la postre fueron los mejores. 

Marcelino alineó al equipo B para disputar el “partido intranscendente” tal y como lo tildó Mateu Alemany tras perder en el Bernabéu. Con Kangin Lee en la banda izquierda, Ferran en la derecha y Racic junto a Kondogbia en el medio del campo. Jaume y Lato también fueron titulares. Ante la poca transcendencia del encuentro, el Valencia salió a intentar jugar, al menos más que en otros partidos. En los primeros minutos Kangin y Lato se adueñaron del protagonismo por la banda izquierda. El surcoreano guarda mucho futuro en sus botas. De los activos más valiosos que tiene el club.

La poca afición que acudió a Mestalla (no llegó a media entrada) discrepó y aplaudió de algunos jugadores. En ese orden. Discrepó de un taconazo que hizo Kondogbia en el medio del campo con el mismo pasotismo con el que lucha los balones Batshuayi. Es decir, nula. Aplaudió a Racic, que cuando no le salían las cosas se intentaba rehacer inmediatamente. A nivel de juego, un drama. El equipo B mostraba que era mejor que el Ebro, que comparte grupo de liga con el Valencia Mestalla precisamente, pero solo en la posesión.

Mestalla se hartó a la media hora de juego, y al final del primer tiempo con una tremenda pitada, de ver cómo los de Marcelino eran incapaces de chutar a puerta. La pitada fue el preámbulo de la ocasión más clara del primer tiempo. Jaume despejó un disparó de Michele que a punto estuvo de encender la llama en la grada. Dos disparos desde la frontal del área de Racic y Kondogbia, y porque hay que acabar jugada, fueron las ocasiones más claras del Valencia en todo el primer tiempo. Ni juego ni actitud mostrada de momento, en una eliminatoria que todavía estaba en el aire.

Hubo que esperar 52 minutos para ver cómo el Valencia chutaba entre los tres palos. Ferran Torres lo intentó pero sin suerte. Con ello se resume lo que fue el partido: un auténtico somnoliente. Poco duró la agonía. Batshuayi, justo después de regalar dos balones, algo que no gustó nada a Mestalla, abrió el marcador rematando de cabeza un centro Lato desde la banda izquierda. Ni lo celebró el belga. El Valencia fue cogiendo confianza ante el esperanzado Ebro que defendía con cinco hombres atrás y esperaba algún contragolpe para hacer más emocionante la eliminatoria.

Racic fue uno de los mejores del encuentro y así lo reconoció Mestalla cuando fue sustituido por Parejo. Marcelino tiene mono de él. Entró el capitán para poner algo de orden en un medio del sin creador de fútbol puro. Aunque Racic y Kondogbia salvaron la papeleta, pero por ser el Ebro el rival. El partido transcurrió a un ritmo lento hasta el pitido final. El Ebro intentó marcar en Mestalla y casi lo consigue sino llega a sacar la mano Jaume. El Valencia, a octavos con más pena que gloria. Sin lucirse en ningún momento de la eliminatoria contra un equipo de Segunda B y haciendo lo mínimo para pasar a la siguiente ronda. 

 

Ficha técnica:

1-Valencia: Jaume; Piccini, Vezo, Diakhaby, Lato; Ferran Torres, Racic (Parejo, 68’), Kondogbia, Kangin Leen (Álex Blanco, 76'); Batshuayi y Gameiro (Cheryshev, 63’).
0-Ebro: Salva; Teo Tirado, Jon Ander, Michele, Lucas Ferrone; Víctor García; Sandro, Sergio Cortés (Mainz, 76'), Gerrit, Dani Martínez (Cabezas, 60’); Raúl González (Rodrigo Cuenca, 71’).

Goles: Batshuayi (1-0, 57’)

Árbitro: Prieto Iglesias (comité navarro). Amonestó por parte del Valencia a ; por parte del Ebro a Gerrit

Incidencias: vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa SM el Rey 2018/2019 ante 23 272 espectadores en el estadio de Mestalla.

 

Comentarios

volver arriba