Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 598

Europa | Viernes, 02 Mayo 2014 04:17

Desolación en el descuento (3-1)

La mala suerte se ceba con el Valencia, un gol de M'Bia en el minuto 94 priva a los de Pizzi del sueño de Turín tras una gran remontada.

El fútbol le vuelve a dar la espalda al Valencia CF y muestra su cara más cruel. El fútbol fue muy injusto con los de Mestalla después de una noche mágica que hacía presagiar a lo ya vivido frente al Basilea aquel 10 de Abril glorioso. El ambiente era espectacular, el estadio una caldera en ebullición, el equipo enchufado desde el primer instante, los ingredientes para otra remontada ya se habían juntado y se iban cocinando a fuego lento.

El Valencia debía marcar pronto si quería tener opciones de clasificarse para la final y los jugadores cumplieron el guión a las mil maravillas, los de Pizzi salieron revolucionados, con el punto de mira muy afinado, era el día y todos creían bajo el lema "Si se puede". Feghouli asestó el primer golpe, una combinación con Vargas acabó con el argelino recortando a su par y fusilando con pierna zurda a Beto, era el minuto 13 y el equipo ya estaba por delante en el marcador. Justo otros trece minutos después, en el 26, Bernat mandaba un centro perfecto al corazón del área, Jonas remataba certeramente, su remate se estampaba contra el travesaño, rebotaba en la espalda de Beto y entraba en la portería sevillista. Estallaba la locura en la grada, lo más difícil estaba hecho y aún hubo tiempo para ver una parada estratosférica de Diego Alves a Reyes. La eliminatoria quedaba igualada al descanso.

La consiga tras la reanudación era la misma, mantener la posesión del balón, crear peligro pero sin arriesgar lo que ya se había conseguido. La posesión estuvo más igualada que en el primer tiempo, el Sevilla quiso mantener más el esférico para así tratar de parar las acometidas de los valencianistas y lo consiguió en parte pero renunció al ataque. El Valencia no creaba tanto peligro como antes del descanso, pero las sensaciones era de que estaba más próximo el tres a cero que el dos a uno y así fue. Fede botó un saque de esquina, Ricardo Costa remató, el balón dio en Fazio y acabó en los píes de Mathieu, libre de marca, fusiló al guardameta sevillista dentro del área pequeña y adelantó por primera vez al Valencia en la eliminatoria.

Quedaban veinte minutos por delante, el Valencia había conseguido la remontada y tan solo tenía que mantener su portería a cero. Pizzi dio entrada a Javi Fuego y a Barragán por Parejo y Jonas para darle estabilidad defensiva al equipo. Esta decisión provocó que el equipo reculara en exceso, diera muchas opciones al Sevilla ya que la posesión pasó al lado visitante. El Valencia no quería el balón y el Sevilla no sabía que hacer con el. Fazio se colocó de nueve y a base de balones largos siempre intentaban conectar con él. Iba pasando el tiempo, no quedaba casi nada de tiempo, la final se rozaba con la punta de los dedos y llegó la fatídica acción. Último minuto del partido, saque de banda a favor del Sevilla, la pelota le llegó a Fazio que peinó hacia delante, M'Bia, el mismo jugador que ya marcó en la ida en clamoroso fuera de juego, volvía a batir la portería che, esta vez con la testa. Mazazo para la afición, para los jugadores y el palco. El Valencia se quedaba con la miel en los labios de la forma más cruel posible.

El estadio se convirtió en un mar de lágrimas, se pasó de la euforia a la depresión, el Valencia mereció más, llevo el peso del partido, puso la garra y el corazón, pero lo que priman son los goles, y pese a que ambos equipos marcaron en global un total de tres, el valor doble de los goles dio al Sevilla el pase a la final. Pese a la desolación, existen pocos reproches hacia los jugadores, los cuales acabaron destrozados sobre la verde lona de Mestalla. El valencianismo se despertó del sueño antes de hora. 

 

Ficha Técnica

3-Valencia: Alves, Joao, Costa, Mathieu, Bernat; Keita, Parejo (Javi Fuego, m.78), Piatti (Fede, m.62), Feghouli; Vargas y Jonas (Barragán, m.85).

1-Sevilla: Beto, Coke, Fazio, Pareja, Fernando Navarro (Alberto Moreno, m.72); M'Bia, Carriço, Reyes (Marin, m.78), Rakitic, Vitolo y Bacca (Gameiro, m.66).

Goles: 1-0, m.14: Feghouli. 2-0, m.26: Jonas. 3-0, m.65: Mathieu. 3-1, m.94: M'Bia.

Árbitro: Milorad Mazic (SRB). Amonestó por el Valencia a Bernat y Feghouli, Alves y Mathieu, y por el Sevilla a Carriço.

Incidencias: Partido de vuelta de las semifinales de la Liga Europa, disputado en el estadio de Mestalla ante 52.000 aficionados.

 

Comentarios

volver arriba