Menu

Europa | Viernes, 20 Febrero 2015 00:10

El Villarreal inclina la balanza tras un partidazo (2-1)

El Villarreal se impuso por 2-1 al Salzburgo en el encuentro de ida de dieciseisavos de final de Europa League. El submarino fue superior pero el resultado quedó corto. Marcaron Uche y Cheryshev. La vuelta, en Austria, lo decidirá todo.

El partido mereció la pena, vaya si la mereció. Villarreal y Salzburgo, al mismo tiempo, quisieron desplegar su juego más alegre. El espectador se lo pasó pipa e incluso los neutrales debieron sufrir. Tras veinte minutos iniciales de calma tensa, el encuentro explotó hasta convertirse en un clásico instantáneo. El submarino dejó vivo al Salzburgo en una segunda parte vertiginosa que levantó de sus asientos a todos. El fútbol fue el protagonista y la eliminatoria deja la opción de una vuelta igual de intensa.

Un duelo trepidante en El Madrigal

El problema fue que el Villarreal pudo sentenciar en veinte minutos locos. Las rápidas contras amarillas pillaban desprevenida a la zaga austriaca, muy endeble en la noche de jueves. Pero Gulacsi salvó algunas ocasiones importantes y Uche erró lo infalible a puerta vacía. Fueron minutos donde el submarino intentó sentenciar... Hasta que se le acabó la gasolina, porque el deposito tiene un límite y, cuando se juega a tan alta intensidad, las fuerzas acaban. Honró al submarino aguantar hasta el final y buscarla siempre, resistiendo también las arremetidas de un Salzburgo desvergonzado.

En la primera mitad la historia fue opuesta. Los austriacos, que en la Europa League no pueden llevar el Red Bull en su nombre, tuvieron dos clarísimas. No dominaron tanto, pero las tuvieron. Asenjo sacó la primera con el pie y el estadio, que presentaba gran ambiente europeo, tembló. Y siguió con el susto, porque apenas dos minutos después el Salzburgo tuvo la más clara. Ramalho remató un córner como lo rematan los centrales clásicos. El guardameta amarillo rechazó sobre la línea pero dejó el balón muerto a Djuricin, que inexplicablemente remató arriba a un palmo de la portería.

Planteamientos muy atrevidos

El submarino entró en el juego austriaco y, para su suerte, les salió bien. Los de Marcelino atravesaban su peor momento cuando se adelantaron en el marcador. Vietto recibió, controló y disparó hacia Gulacsi. La suerte se puso con los locales esa vez. El rechazo le cayó a Uche, en la frontal, que solo tuvo que colocarla lejos del alcance del cancerbero -justamente lo contrario que aconteció poco después-.

En la reanudación llegó el tanto que da mucha vida a un Salzburgo que tendrá la vuelta en casa e intentará la machada. Víctor Ruiz cometió, delante del árbitro de fondo, un penalti estúpido cuando el balón ya se iba fuera. Jonathan Soriano, estrella austriaca, mintió a Asenjo, rendido antes de que el español lanzase. Pero en la reacción estuvo el genio de un equipo que volvió a ser equipo tras una mala imagen el domingo. El Villarreal se volcó y Cheryshev, tras una excelente pared con su socio Vietto, empaló sin dejarla caer para levantar a El Madrigal. 

El vendaval amarillo continuó, pero los lamentos también. El submarino tuvo suficientemente atemorizado al Salzburgo como para sentenciar la eliminatoria. Al final, y con 22 jugadores exhaustos sobre el césped, lo dejaron caballerosamente para la vuelta. Mientras tanto, toca disfrutar de la batalla que libraron en feudo groguet. Qué partidazo se marcaron. De hemeroteca.

Ficha técnica

Villarreal CF: Asenjo; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan dos Santos (Campbell, m. 66), Trigueros, Pina, Cheryshev; Vietto y Uche (Giovani, m. 69).

FC Salzburg: Gulacsi; Schwegler, André Ramalho, Hinteregger, Ulmer; Sabitzer, Leitgeb (Keita, m. 63), Ilsanker, Bruno (Felipe Pires, m. 63); Djuricin (Berisha, m. 75) y Jonathan Soriano.

Goles: 1-0. Min. 32: Uche. 1-1. Min. 48: Jonathan Soriano, de penalti. 2-1. Min. 53: Cheryshev.

Árbitro: Bobby Madden (Escocia). Amarilla a los locales Tomás Pina (m. 37), Campbell (m. 84) y Jaume Costa (m. 90); así como a los visitantes Ilsanker (m. 17), Schwegler (m. 52) y Ramalho (m. 74).

Comentarios

volver arriba