Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 624

Europa | Jueves, 26 Noviembre 2015 00:00

El Villarreal se clasifica para dieciseisavos de la Europa League (1-0)

Un solitario gol de Bruno sirvió al Villarreal para vencer al Rapid de Viena y colocarse primero de grupo a falta de una jornada de fase de grupos. Los de Marcelino, que se habían clasificado sin jugar, lograron la revancha contra su máximo rival, que les había ganado en el partido del Ernst Happel.

 

El Villarreal consiguió una victoria clave para sus aspiraciones europeas en un partido de alto nivel entre los dos equipos clasificados del grupo. Antes de comenzar, el submarino había recibido la noticia de su clasificación matemática tras la derrota del Viktoria Pilsen ante el Dinamo de Minsk, pero aún así los de Marcelino fueron a por todas y se llevaron el duelo gracias a un gol de Bruno Soriano.

Eso fue en el minuto 80 de un encuentro que antes había acumulado mucha tensión y rivalidad. El Rapid de Viena mostró su potencial en la primera parte, que comenzó con dominio amarillo pero pronto se igualó. Hombres como Schobesberger, Kainz y Steffen Hoffman incidieron y los austriacos llevaron peligro por su banda diestra de ataque, la que defendía un Jaume Costa que se cargó con amarilla demasiado pronto.

Primera mitad igualada

El Villarreal sufrió para contener los ataques austriacos antes del descanso. Bruno y Jonathan dos Santos contuvieron muy bien y repartieron juego cuando pudieron. En ataque, Denis Suárez fue el más desequilibrante pero la faltó compañía, sobre todo cuando, tras una gran internada desde banda izquierda, superó a un defensa con un doble regate, llegó a línea de fondo y la cedió rasa hacia el área pequeña como mandan los cánones. No había nadie esperando el balón. Ni Soldado, ni Bakambu.

El franco-congoleño, precisamente, se volvió a lesionar. Y ya cuesta pensar en un partido en el que haya jugado y no se haya lesionado. Se tuvo que marchar para dar entrada a un Samu García voluntarioso pero sin suerte ni cabeza en la segunda mitad. Ahí también se rompió el guardameta visitante, Novota. Strebinger, su sustituto, era un tipo barbilampiño que recordaba a Ter Stegen en el físico y que demostró hechuras para intentar salvar la papeleta en una noche importante.

Final intenso con victoria amarilla

Los dos querían la primera plaza, pero poco a poco el Villarreal fue encerrando al Rapid y, en uno de los muchos saques de esquina que provocó el submarino, llegó el gol. Un rechazo cayó a los pies de Bruno, libre de marca. Fue tan fácil que lo único que tuvo que hacer el de Artana fue dar un suave pase a la red con el interior de la bota. Muy lejos del alcance del portero. Muy muy lejos. Simple y efectivo, ahí estaba el gol que ponía al submarino primero de su grupo en Europa League.

El arreón final le otorgó una última ocasión peligrosísima al Rapid, al que le valía el empate para recuperar la primera plaza que el Villarreal le había robado. Subió hasta Strebinger. Remató Jelic. Blocó Barbosa. Y el colegiado polaco Pawel Raczowski señaló el final de un duelo entre dos grandes equipos que dieron un buen espectáculo. Al submarino amarillo, por su parte, le basta con hacer lo mismo que los vieneses en la última jornada para terminar al frente en la fase de grupos.

Ficha técnica:

Villarreal CF: Barbosa; Rukavina, Mario, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo (Nahuel, m. 82), J. Dos Santos (Trigueros, m. 72), Bruno, Denis Suárez; Bakambu (Samuel, m. 51) y Soldado.

SK Rapid de Viena: Novota (Strebinger, m. 60); Pavelic, Sonnleitner, Dibon (Maximilian Hofmann, m. 5), Stangl; Schobesberger, Petsos, Schwab, Kainz; Steffen Hofmann y Prosenik (Jelic, m. 86).

Gol: 1-0. Min. 78: Bruno.

Árbitro: Pawel Raczkowski (POL). Amarilla a los locales Jaume Costa, Bruno y Víctor Ruiz; así como a los visitantes Maximilian Hofmann y Sonnleitner.

Estadio: El Madrigal.

Comentarios

volver arriba