Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 598

Europa | Jueves, 17 Marzo 2016 00:00

Ahora o nunca (19:00)

El Valencia deberá remontar el (1-0) de la ida si quiere estar en el bombo del sorteo de cuartos de final de este viernes. Los de Neville contarán con lo único a lo que se aferra el valencianismo, Mestalla.

Corren muy malos tiempos por la capital del Turia, el Valencia deambula por la Liga, su único objetivo es lograr la salvación matemática, algo que todavía no ha conseguido, y se aferra a las pocas opciones de entrar en Champions League que sería por la vía directa de ganar la Europa League. Para ello deberá superar a un Athletic de Bilbao muy combativo, con muchas ganas de hacer una buena campaña en Europa y con el handicap de las malas sensaciones y de nuevo el elevado número de bajas, se antoja difícil la gesta.

El Valencia salió vivo del embarrado nuevo San Mamés, los de Neville no hicieron buen fútbol, algo a lo que ya nos hemos acostumbrado con el técnico inglés, pero al menos puso ganas y gracias a Ryan el resultado quedó abierto para la vuelta. Teniendo el aliento de la afición y contando con el factor campo, un (1-0) no se antoja como algo complicado de remontar, pero si nos fijamos en como está el equipo, en la falta de unión entre entrenador-jugadores-afición y la continúa mala imagen de los jugadores partido tras partido, pasar de ronda solo está al alcance de los más optimistas o igual de los más ilusos.

Para este partido Neville cuenta con importantes bajas confirmadas como son las de Enzo Pérez, el joven lateral diestro Cancelo y el revulsivo Cheryshev, tres jugadores vitales para que el Valencia haya podido lograr ganar algún partido. A estas bajas se le podría añadir la de André Gomes y la de Barragán, ambos duda por sendas molestias a lo largo de la semana. Por su parte, el Athletic va con casi todo y tan solo lamentan la ausencia de Williams, es más, Valverde se permitió el lujo de dar descanso ante el Betis a algunos de sus titulares habituales como es el caso de Beñat o del goleador y ex valencianista Aduriz.

Comentarios

volver arriba