Menu

Europa | Miércoles, 08 Marzo 2017 00:00

Valencia Basket se clasifica para las semifinales de la Eurocup (92-76)

Valencia Basket se clasifica para las semifinales de la Eurocup (92-76)

Liderado por el impetuoso Sam Van Rossom, el Valencia Basket se sacudió todos los miedos que le habían atenazado en los últimos encuentros para hacer valer su ventaja en el factor cancha y derrotar al Khimki Moscow Region en el definitivo encuentro de los cuartos de final de la EuroCup, en la que se medirá en semifinales al Hapoel Jerusalem.

El base belga puso en marcha al equipo en el arranque, le dio el primer impulso antes del descanso para hacerse con la iniciativa del choque y, en el inicio del tercer cuarto, le aceleró al máximo las pulsaciones para abrir una brecha de dieciocho puntos en el marcador que, aunque con sufrimiento final, le acabó por dar el triunfo.

Poco antes del inicio del encuentro, el Valencia Basket anunció que finalmente Guillem Vives, que el domingo sufrió un esguince y al que había dado como baja segura, iba a estar disponible para darle algún relevo a Van Rossom, que sin el catalán y sin Antoine Diot se hubiera quedado como único base.

Sabedor de que tenía un recambio, el belga empezó el choque decidido a liderar al equipo y suyos fueron sus siete primeros puntos. A los cinco minutos Pedro Martínez ya dio entrada a Vives, pues la idea parecía ser apostar por una elevada intensidad para ver si el Khimki se descolgaba.

La valentía del conjunto valenciano se recompensó con dos rápidas faltas de Marko Todorovic y Dmitry Sokolov, los dos pívots del equipo ruso, pero el Khimki, lejos de aminalarse, se hizo con el mando del choque gracias a su acierto desde la línea de 6'75 (15-19, m.10).

Con la rotación ese porcentaje bajó y en el otro lado de la pista empezó a subir. El regreso de Van Rossom volvió a hacer más incisivo el juego ofensivo del Valencia Basket y eso dio espacio para anotar desde fuera. Viendo a su equipo decaer, Jacob Pullen asumió el mando pero no pudo evitar que el Valencia Basket llegara por delante al descanso impulsado por Luke Sikma y Pierre Oriola (39-34, m.20).

El parón no detuvo ese impulso y la agresividad defensiva local le permitió construir a la carrera y de nuevo espoleado por Van Rossom un parcial de 17-4 que puso al equipo ruso contra las cuerdas (56-38, m.35).

Al equipo de Dusko Ivanovic se le encogió la muñeca y no perdió el miedo hasta que vio que Van Rossom se iba al banquillo con tres faltas, pero entre Will Thomas y Rafa Martínez sostuvieron al Valencia Basket (66-54, m.30).

Alexey Shved logró reducir la desventaja pero apareció en ataque Bojan Dubljevic para volver a engordar el colchón local. Eso permitió que Pedro Martínez a falta de cuatro minutos diera un merecido descanso a Van Rossom, al que la Fonteta despidió puesta en pie al grito de 'MVP, MVP'. Aún así, y para evitar disgustos, a los pocos segundos volvió a la pista para ser él mismo quien certificara el triunfo.

Comentarios

volver arriba