Menu

Femenino | Jueves, 28 Febrero 2008 09:02

Empate con sabor a victoria para el Colegio Alemán (2-2)

Las valencianas consiguieron remontar un 2-0 al descanso para conseguir la igualada

Tras marcharse al descanso con un 2.0 en el marcador ante el peligroso Estartit, las valencianas pudieron marcar dos goles en 15 minutos que dejaban abierto el marcador. Tras la igualada, ninguno de los dos equipos pudo conseguir la victoria.

El Colegio Alemán mostró este sábado sus dos caras, la peor, en la primera parte, sin embargo, también la mejor, en los últimos 40 minutos de partido cuando logró empatar un encuentro que se le había puesto muy cuesta arriba.

Se enfrentaban a un Estartit que no empezó bien el choque, se le vía cansado, ante el Colegio Alemán no se vio el empuje  que suelen mostrar las de Girona. Y eso que el partido empezó muy bien, con uno Euromat que estaba dando una lección de fútbol al Colegio Alemán, con buenas triangulaciones, pasadas en el espacio y jugadas meritorias, que se iban a traducir en el marcador, pues a la media hora de partido las chicas de Miguel Àngel Muñoz conseguían dominar al rival con uno 2-0 de ventaja cuando ambos equipos marchaban a los vestuarios. .

Sin provocar problemas en el área rival, el Colegio Alemán había mostrado una cara pobre, sin ideas y que casi, reanudado el partido estuvo a punto de encajar el tercer gol, con lo que la igualada final hubiera sido casi imposible.

Sin embargo, por muy tópico que parezca, el fútbol tiene estas paradojas y, en la jugada siguiente, después de un mal despeje de Noelia Casanova, que volvía a la titularidad para prevenir una posible lesión de ligamentos a Alba, la pelota llegó a los pies de Cruz que batió a la portera local enviándola a la escuadra del palo largo. A partir de aquí empezó el naufragio de un Euromat que no acabó de asumir la reacción valenciana y, a la deriva, permitió que las del Colegio Alemán creyeran en sus posibilidades y, basándose en el juego de equipo consiguieron empatar el partido en el minuto 63 con un ggol de Marta.

 

Comentarios

volver arriba