Menu

Fútbol | Viernes, 28 Octubre 2016 12:29

Villarreal: El trabajo bien hecho da sus frutos

Gran campaña y a seguir igual

Foto: EFE. Foto: EFE.

Los buenos resultados son el fruto del trabajo y la constancia. El Villarreal parece que sigue a raja tabla esto y, año tras año, recoge los frutos de lo que cosecha cada verano. Es un club de una ciudad de apenas 50.000 habitantes que ahora mismo se codea con los más grandes de liga española.

El domingo a las 12 visitan al Eibar en busca de los tres puntos que les mantengan en los puestos altos de la clasificación o incluso, si los resultados del sábado acompañan, colocarse como líder de primera. El equipo ha ido de menos a más en este inicio de temporada. La llegada del nuevo técnico, Fran Escribá, tras la convulsa destitución de Marcelino García Toral, dejó al equipo con alguna duda en su juego. No lograron clasificarse para la fase de grupos de la liga de campeones pero en liga todavía no conocen la victoria y ahora mismo son cuartos a tan solo dos puntos del Real Madrid y empatados con el Barça.

El equipo se ha repuesto de las lesiones que mermaron la plantilla a principio de temporada y poco a poco ha ido recuperando efectivos para ganar partidos y jugar bien al fútbol. Uno de los hombres clave de este equipo es Bakambu. Es un futbolista que nació en Francia pero tiene nacionalidad de la República Democrática del Congo y juega sus partidos internacionales con la selección africana. Llegó al Villarreal la temporada pasada procedente del Bursaspor donde marcó 21 goles en 40 partidos y se convirtió en una de las sensaciones de la liga turca.

Turquía no es España y muchos jugadores que destacan allí, fichan por conjuntos españoles y no rinden al nivel esperado. No es el caso Cédrik Bakambú. Ha jugado 53 partidos con el conjunto amarillo y ha marcado 23 goles. Cifras de delantero top. Junto a Roberto Soldado, la temporada pasada formaba una delantera letal que sirvió para que el submarino se clasificara para jugar la fase previa de la liga de campeones y, se quedó a las puertas de jugar la final de la Europa League donde fue eliminado en semifinales por el Liverpool. Este año tiene competencia en la delantera “grogueta”; Santos Borré, Sansone o Pato, llegaron este verano para conseguir más mordiente arriba y sumar competencia a los delanteros que ya estaban. Bakambú se ha recuperado de su lesión y ha vuelto con fuerza al once titular del Villarreal.

Centrar todo el éxito del conjunto castellonense en un jugador sería un error. El Villarreal es un EQUIPO, y como tal, juegan todos a lo mismo y todos reman en la misma dirección. Hay una muy buena base en la dirección deportiva; saben cuál es el objetivo cada temporada. Todo buen equipo tiene una columna vertebral clara y un once titular que sale de carrerilla. En el Villarreal, Asenjo en portería, Musacchio en el defensa, Bruno en el centro del campo y Bakambú arriba, forman esa columna vertebral que tan buenos resultados está dando. Mención especial tienen otros futbolistas como Trigueros, Víctor Ruíz, Jaume Costa, Mario Gaspar, etc. Grandes futbolistas cuyo rendimiento es óptimo en la plantilla grogueta.

Otro factor fundamental del éxito del Villarreal es su afición. El Madrigal no se caracteriza por ser un estadio caliente donde la los aficionados aprietan a los rivales y no dejan jugar. Tiene una gran asistencia de público cada jornada animan a sus jugadores cada partido.

El Villarreal es un ejemplo de club que trabaja bien en todos aspectos y ese trabajo se ve reflejado jornada a jornada y al final de temporada.

Comentarios

volver arriba