Menu
Fútbol | Sábado, 09 Febrero 2019 09:43

El Villarreal CF logra un punto que sirve para poco

Foto: LFP Foto: LFP

Empate entre dos equipos en apuros, del que el Valladolid sacará más provecho. Después de su tropiezo de la semana pasada, el conjunto pucelano firmó tablas sin goles ante un Villarreal bien ordenado pero poco resolutivo.

El equipo castellonense suma ya diez jornadas sin ganar, y la permanencia en Primera se le complica cada vez más.

Espoleado por su afición, el Valladolid no quiso dejar tiempo de reacción a su rival. Hervías dio un primer aviso detenido por Asenjo a los dos minutos, y cuando ya se habían cumplido ocho fue Nacho quien tuvo la más clara de los locales, gracias a un remate con el guardameta desprevenido que Bonera despejó en la línea de cal.

Este inicio no impresionó al submarino amarillo, que trató de tomar el control gracias a sus extremos. Con Miguelón y Pedraza adelantados, el Villarreal generó más espacios que un muy activo Ekambi no dudó en aprovechar. Los esfuerzos defensivos de los locales dejaron su buen arranque en segundo plano. Y a cinco minutos del final, Pedraza remató a puerta un control de Fornals que no fue a más por una gran intervención de Masip.

 

Calleja se mostró satisfecho con el trabajo de los suyos y les pidió más intensidad en la segunda mitad. Las necesidades de ambos conjuntos abrieron aún más si cabe el encuentro, y mientras los amarillos dominaban sobre el papel con más oportunidades, los blanquivioletas trataban de sorprender al contragolpe. Eso sí, cualquier oportunidad local debía pasar por las botas de un Óscar Plano que por momentos había sido eclipsado, así que fue Alcaraz quien tiró de la recuperación de los suyos.

Ninguno de los dos equipos estuvo fino de cara a portería o a la hora de dar el último pase, por lo que los recién incorporados se ganaron el protagonismo en los minutos finales. El nigeriano Chukwueve tuvo un remate en la frontal que se marchó desviado, y de inmediato Daniele Verde respondió con su característico golpeo seco que Asenjo debió despejar con el hombro. A pesar de todo, el Villarreal tuvo que pasar a una defensa de cuatro para frenar el empuje de un Valladolid que fue de menos a más.

El Villarreal, que estaba a cinco puntos de la salvación antes de este compromiso, se complica un poco más la vida en un calendario que ahora se aprieta con las competiciones europeas. Y aunque el Valladolid no firmó los tres puntos, sí ha sacado algo positivo: ha dejado la portería a cero, algo que no había logrado en sus últimos diez partidos.

Comentarios

volver arriba