Menu

Fútbol | Lunes, 10 Junio 2019 09:45

España se mide a Suecia en Madrid

Foto: RFEF Foto: RFEF

La selección española de fútbol intentará este lunes en el Santiago Bernabéu a partir de las 20.45,  mantener su buen inicio de fase de clasificación para la Eurocopa 2020 y sumar su cuarta victoria, con el valor añadido de hacerlo ante la que es su teórica principal rival del Grupo F, una Suecia siempre competitiva y rocosa.

Casi dos años después de exhibirse ante Italia en su camino hacia el Mundial de Rusia, el combinado nacional vuelve a jugar en el feudo madridista donde ha ganado sus últimos siete encuentros, y además con sólo un gol encajado. Uno de los oponentes que hincó la rodilla en esta racha fueron precisamente los suecos, arrollados 3-0 en la fase de clasificación para la Eurocopa de 2008, pero que ahora se presentan más peligrosos.

Los dos son los equipos señalados como grandes candidatos a hacerse con los dos billetes directos para el torneo continental y, de momento, los de Luis Enrique Martínez aventajan en un punto a los de Janne Andersson, que se dejaron un empate en Oslo ante Noruega en el minuto 97 y que llegan a la capital española tras ganar el pasado viernes 3-0 a Malta.

España también cumplió hace dos días ganando a domicilio a las Islas Feroe (1-4) y ahora se prepara para empezar a ir encarrilando su billete con un triunfo como local con el que marcharse con una sonrisa de vacaciones hasta el mes de septiembre cuando volverá esta fase de clasificación.

La 'Roja', que será dirigida de nuevo por Robert Moreno, sabe que se la va a presentar un partido complicado ante una Suecia que fue una de las revelaciones en el pasado Mundial, donde fue cuartofinalista, y que se ha acostumbrado a crear complicaciones ya a las grandes potencias del Viejo Continente con un fútbol sin excesivos secretos, pero rodeado de mucha solidez y físico, punto importante en el actual tramo de campaña donde las piernas ya no van tan ligeras.

Este, además de la debilidad del rival, pudo ser el motivo por el que la selección no sacase su considerado mejor once el viernes en el césped artificial del Estadio Torsvollur, con sólo el capitán Sergio Ramos y Álvaro Morata como hipotéticos titulares fijos que podrían repetir este lunes en el Bernabéu.

Jugadores como Jordi Alba, Íñigo Martínez, Sergio Busquets, Dani Parejo, Rodrigo Moreno y Marco Asensio descansaron, y solo el madridista jugó algunos minutos en la segunda parte. Y es que España requerirá de buenas piernas para que su cabeza funcione para desarmar el combinado escandinavo.

Todos ellos se perfilan titulares para este duelo, donde aún quedan por resolver algunas dudas, la principal la de la portería, donde el viernes jugó Kepa Arrizabalaga. El vasco también fue el elegido ante Malta, mientras que David de Gea, el teórico 'primer' guardameta, lo hizo ante Noruega. El partido ante Suecia indicará si hay relevo en ese puesto o si todo se inclina para dar alternancia a ambos.

En defensa, habrá que ver quien es el lateral derecho, si Jesús Navas o un Dani Carvajal al que los problemas físicos le han apartado de las últimas convocatorias de Luis Enrique, mientras que en el centro del campo, faltaría el tercer componente para acompañar a Busquets y Parejo. Todo hace indicar que estará entre Isco y un Santi Cazorla que se enfundó de nuevo la 'Roja' cuatro años después de hacerlo por última vez.

Arriba, Morata parece la mejor arma para pelearse con los poderosos centrales suecos, como ya hiciese ante Noruega en el estreno del mes de marzo, donde estuvo flanqueado por Rodrigo y Asensio, que se perfilan como sus acompañantes por los dos lados para buscar un gol tempranero que obligue a los de Janne Andersson a abrirse algo más.

SUECIA PENDIENTE DE GRANQVIST

Suecia cederá seguramente la iniciativa a los locales y esperará tener su oportunidad con un juego más directo y con menos elaboración, el mismo con el que brilló en la pasada Copa del Mundo donde se metió entre los ocho mejores del torneo, superando un duro grupo con Alemania, México y Corea del Sur, y luego deshaciéndose de Suiza (1-0) antes de caer ante Inglaterra (2-0).

Tras la cita en Rusia, los suecos mantuvieron su sólido nivel en la Liga de las Naciones, donde estaban encuadrados en la Liga B y donde ganaron su división a los rusos, con los que acabaron empatados a puntos, y Turquía, la única que le ganó de forma increíble por 2-3 en Solna pese a que iba 2-1 en el minuto 88.

No ha cambiado demasiado su bloque Andersson para esta fase de clasificación, aunque llega a Madrid con problemas en el centro de la zaga por la baja de Lindeloff, del Manchester United, y la duda del capitán Granqvist, que ni siquiera se vistió el pasado viernes ante Malta para reservarle. Otro jugador importante como el centrocampista Sebastian Larsson apenas jugó un cuarto de hora.

 

Comentarios

volver arriba