Menu

Fútbol | Viernes, 21 Junio 2019 10:47

El Valencia CF se fija en dos jugadores del Espanyol

Foto: LFP Foto: LFP

El Valencia CF ha preguntado por un delantero y un centrocampista del club catalán.

Ante las dificultades que está teniendo el Valencia a la hora de firmar al delantero deseado, Maxi Gómez, la dirección general del club ha puesto los ojos en Borja Iglesias. El delantero que milita actualmente en el Espanyol tiene una cláusula de rescisión de 28 millones de Euros que el club valencianista quiere negociar. En la operación para abaratar el precio ha aparecido el nombre de Santi Mina que parece que va a abandonar el Valencia este verano y podría ser moneda de cambio en alguna operación.

Iglesias tiene muchas “novias” que quieren hacerse con sus servicios. Clubes como Sevilla, Nápoles, Roma y alguno de la Premier League, han preguntado por él.

Borja Iglesias tiene 26 años y está en el mejor momento de su carrera deportiva. Acaba de completar una temporada llena de éxitos donde ha anotado 17 goles en 37 partidos. Además, el Espanyol, logró clasificarse para la prçoxima edición de la Europa League. Esta ha sido su primera temporada en la máxima categoría del fútbol español tras completar un gran año en segunda división con el Zaragoza.

El delantero quiere salir de Barcelona y el Espanyol sabe que está “obligado” a dejarle marchar. El club perico se remite a la cláusula de 28 millones aunque son conscientes que tendrán que dejar salir al jugador por algo menos.

El Valencia CF puso los ojos en Maxi Gomez pero parece que se han enquistado las negociaciones por el elevado precio que pide el Celta por el delantero. El uruguayo está loco por venir al club de Mestalla y tiene, incluso, un acuerdo verbal con el Valencia CF.

Mateu Alemany sabe de la dificultad del mercado y por eso está barajando otras posibilidades como Ayoze o Borja Iglesias.

Otro de los futbolistas que interesan del Espanyol es Sergi Darder que es un viejo deseo de Marcelino para reforzar el centro del campo. El catalán de 25 años ha sido pieza clave en el Espanyol y tiene contrato hasta 2023. El club catalán pagó 11 millones de euros la temporada pasada y podría dejarlo marchar por 15/18 millones. El Valencia está atento a su situación en el caso que fallasen los fichajes de Denis Suçarez o Rafinha. 

Comentarios

volver arriba