Instalar
Menu

Fútbol | Sábado, 04 Enero 2020 21:09

Apareció San Oblak en la víspera de Reyes

El Levante se quedó a las puertas de puntuar en el Wanda / Foto: La Liga El Levante se quedó a las puertas de puntuar en el Wanda / Foto: La Liga

El Levante UD arrancó el año exactamente igual que la temporada pasada, con derrota en el Wanda Metropolitano. Pese a que el conjunto rojiblanco dominó en prácticamente la totalidad del encuentro y asedió de manera constante la portería de Aitor, los granotas se quedaron muy cerquita de dar la sorpresa y el 2-1 que refleja el marcador final pudo haber sido distinto de no ser por las milagrosas intervenciones de Jan Oblak. 

Morales se quedó en el banquillo en consecuencia del rombo de centrocampistas y Mayoral como acompañante en ataque que Paco López decidió alinear. Un planteamiento que no terminó de cuajar y dejó importantes espacios por los costados que el Atlético aprovechó para generar peligro. Las ocasiones llegaban una detrás de otra y Correa, a centro de Trippier, anotó el primero de la tarde en 13'.

Ni muchos menos agacharía la cabeza el cuadro de Orriols, pues tan solo tres minutos después Roger enganchó una volea fantástica a pase de Campaña para poner el 1-1, pero las aguas estaban moviditas y en la jugada siguiente Felipe se sacó un cabezazo casi desde muy lejos para adelantar de nuevo a los suyos.

Nada más comenzar el segundo tiempo, El Comandante saltó al terreno de juego y el Levante buscó hacer daño al contragolpe. Los del Cholo, pese a ello, no cedieron espacios y en todo momento quedó claro que la intención era cerrar el partido cuanto antes. Correa y Joao Félix tiraron del carro en la parcela ofensiva y en más de una ocasión pusieron en apuros a un Aitor que mostró la fiabilidad habitual.

Los visitantes aguantaron el tipo como pudieron, pues la reacción en ataque parecía no llegar nunca y el desorden en defensa condenaba constantemente cualquier posibilidad de salir a por el empate. El juego por alto, de nuevo, demostró las principales carencias del equipo.

Aún así, todavía quedaba tiempo para rascar al menos un punto y Enis Bardhi se quedó a nada de conseguirlo con dos ocasiones clarísimas en la recta final. Solo Oblak, en modo salvador, evitó que el partido se les escapase a los colchoneros con dos manos que saldrán en el top mensual.

Finalmente, el 2-1 no se movió y el Atlético sube hasta la tercera posición. Por su parte, el Levante permanece en la mitad de la tabla y piensa ya en el próximo encuentro ante el Alavés.

Comentarios

volver arriba