Menu

Fútbol | Jueves, 29 Octubre 2020 18:53

Yeremi Pino resucita al villarreal

Yeremi Pino resucita al villarreal

El Villarreal se ha impuesto al Qarabag en Turquía por tres goles a uno tras reponerse del tanto inicial de los aceríes con una remotada iniciada por el primer tanto como profesional de Yeremi Pino.

El Villarreal no ha cambiado el esquema para este partido, como ya hizo en la primera jornada. El esquema ha sido el de siempre, pero no los jugadores. Entre las habituales rotaciones que Unai Emery parece que va a llevar a cabo en todos los partidos de Europa League ha llamado la atención de Jaume Costa como interior izquierdo. El veterano lateral izquierdo del submarino ha pasado al centro del campo para dar descanso a Francis Coquelin y dejar la banda para Alfonso Pedraza. Bajo palos ha vuelto Gerónimo Rulli, que parece ser el portero del guipuzcoano en competiciones europeas. Por delante de él Pau Torres será el que acompañe a Juan Foyth, otro que también apunta a ser hombre de rotación en este tipo de competiciones, al igual que Rubén Peña, que ha ocupado la banda opuesta a Pedraza. Por delante, Vicente Iborra ha vuelto a ser titular como pivote y Manu Trigueros como interior derecho. Ya en la delantera a Carlos Bacca, que ya marcó el último partido, le ha flanqueado Takefusa Kubo por izquierda y Samu Chukwueze por derecha.

El Qarabag, por su lado, ha cambiado algunas piezas que sí fueron titulares la semana anterior. El hermano de Nemanja Matic, Uros Matic, ha empezado el encuentro desde el banco y su posición junto a Qara Qarayev la ha ocupado Patrick Andrade, que ejerció de mediapunta derecho contra el Maccavi de Tel Aviv. Esta banda ha sido para el español Jaime Romero, que ha cedido la punta de ataque a Owusu Kwabena. En portería ha jugado el habitual Shakhrudin Mahammadaliyev, cuyo arco han defendido Rahil Mammadov y Kevin Medina, acompañados por Abbas Hüseynov por derecha y Wilde-Donald Guerrier por izquierda. En la línea de mediapuntas Filip Ozobic ha ocupado el centro y Abdellah Zoubir la banda contraria a Jaime Romero

Al contrario que el Sivasspor, el Qarabag ha salido al campo con un planteamiento atrevido. Los de aceríes han disputado la posesión ha un Villarreal que no ha estado tan fino como nos acostumbraba. Los castellonenses han empezado erráticos el encuentro y han fallado pases que normalmente solían encontrar destino. Y algunos han fallado en zonas peligrosas, como Juan Foyth que casi mete al equipo en un problema con un mal pase desde el borde del área propia.

Al central argentino no se le ha visto cómodo. Las constantes arrancas de Owusu han sido un constante dolor de cabeza para el ex de Estudiantes que no ha sabido como parar al 7 rival. 

Imagen

Fotografía; Villarreal C.F. 

Sin embargo, el submarino amarillo ha sabido hacer valer su superioridad y ha generado peligro. Pasado el primer cuarto de hora de encuentro Carlos Bacca se ha topado con el palo en un remate a la salida de un corner y Rubèn Peña con el larguero tras el que habría sido el gol de la jornada. El lateral derecho recogió el rechace del segundo corner consecutivo y en lo que parecía un intento de volver a centrar el balón casi da con él dentro de las mallas. También Manu Trigueros, sin duda de lo mejor del Villarreal, ha tenido su ocasión en una falta que ha acabado en las manos del portero rival.

Frente a la atrevida propuesta del Qarabag el Villarreal ha propuesto una defensa en bloque. Los delanteros esperaban a los rivales en la línea del centro del campo, mientras los centrales compactaban las líneas defendiendo muy lejos del área de Gero Rulli. Toda una temeridad, conociendo el peligro que entraña la velocidad del punta del Qarabag, pero que ha servido a los de Unai Emery para cerrar la puerta del gol. 

En la salida de balón el Qarabag ha apretado con un punta por delante de una línea de tres mediapuntas que han cortado las líneas de pase al pivote y los laterales, mientras sus mediocentros apretaban a los interiores groguets. No obstante, un partido más, Manu Trigueros ha sabido colocarse lejos de su marcador para ofrecer una línea de pase cuando los centrales salían en conducción. 

La banda derecha del Villarreal, al contrario de lo habitual, ha sido la más activa en ataque. Las arrancadas de Samu Chukwueze en el uno contra uno han sido un verdadero quebradero de cabeza para el lateral izquierdo, Wilde Guerrier. Además, todas ellas han acabado en disparo previa diagonal marca de la casa del nigeriano. 

En la segunda mitad hemos visto un Qarabag más presionante incluso que en la primera mitad. En numerosas ocasiones los aceríes han obligado a Gero Rulli a lanzar en largo por el marcaje al que sometían a Foyth y Pau. 

El Villarreal ha replicado lo que ya hiciera contra el Cádiz el domingo. Con Iborra incrustado entre centrales ha tocado y tocado la pelota, no para encontrar huecos como contra los andaluces, sino para cansar al rival que la perseguía como quien persigue un ratón que se le ha colado en casa. 

Imagen

Fotografía; Villarreal C.F.

No por ello han sido menos profundos los españoles. En el minuto cincuenta recibía Takefusa Kubo el balón entre líneas en tres cuartos de campo y conectaba con Carlos Bacca, que una vez atraídos a dos defensores ha dejado solo a Samu Chukwueze. EL nigeriano ha intentado batir a Mahammadaliyev por su palo largo, pero el portero ha detenido el cuero en un alarde de reflejos. El mismo Samu Chukwueze tendría otra ocasión clara diez minutos después gracias a un centro raso de Kubo que le ha permitido conectar el disparo desde el punto de penalti. No obstante, esta vez Wilde Guerrier ha sido el que ha despejado 

El Villarreal dominaba y tenía ocasiones, pero no conseguía materializar. Por eso en el minuto 73 entraban Yeremi Pino, Moi Gómez y Paco Alcácer por Kubo, Bacca y Jaume Costa. El del filial pasaba así a ocupar la banda izquierda, justo por delante de Moi Gómez y al lado de Paco Alcácer. 

Mientras tanto, el Qarabag sin mucho ruído, ha ido llegando a la portería de Gero Rulli. Así, sin nadie esperarlo, cuando parecía sometido, el Qarabag se adelantaba en el marcador. Owusu recibía un pase picado y definía a la perfección ante un Rulli que nada pudo hacer. 

No tardó en reaccionar el Villarreal. En el siguiente ataque Yeremi Pino recibía en la banda, recortaba a su defensor y conectaba un gran gol por la escuadra del palo corto cuando el portero esperaba el centro. Anotaba así el canario su primer gol oficial con el primer equipo para igualar la contienda europea. 

No iba a terminar ahí la machada del Villarreal. En el minuto 86 Samu Chukwueze se dejaba caer por la banda izquierda, llegaba a línea de fondo y dejaba el pase atrás para que Paco Alcácer pusiera por delante al Villarreal y culminara la remontada. 

Pese a esta ganando, el Villarreal ha seguido atacando. Ya en la última jugada del partido, Abba derribaba a Álex Baena (que había entrado por Samu Chukwueze) en el área y provoca un penalti. El encargado de lanzarlo ha sido Alcácer que lo ha introducido entre las mallas pese a la intervención del portero, para introducir el que es su cuarto gol en Europa League. 

Comentarios

volver arriba