Menu

La Roja | Viernes, 13 Noviembre 2015 00:00

Triunfo con personalidad (2-0)

Victoria justa de una selección española que demuestra partido a partido su gran competitividad (FOTO: JF Martínez García)) Victoria justa de una selección española que demuestra partido a partido su gran competitividad (FOTO: JF Martínez García))

Victoria de la Selección Española de fútbol sobre una irregular Inglaterra que vio como el dominio hispano del balón se tradujo en dos golazos, obra del alicantino Mario Gaspar y del asturiano Cazorla, ambos en la segunda parte. Resultado justo para los de Del Bosque, que han dejado una muy buena imagen tras su paso por Alicante.

ALICANTE (CORRESPONSAL) | El choque se inició con varias sorpresas en los equipos titulares, más por parte inglesa que en las filas de España. Ya desde los compases iniciales quedaron muy claras las ideas de ambos entrenadores para la noche alicantina. Del lado hispano, control de balón y juego por las bandas; del lado inglés, presión en la salida del balón español y velocidad buscando la meta de Casillas. Y un dato: dos de la Comunidad Valenciana estuvieron en el once inicial español, el alicantino Mario Gaspar y el valenciano Paco Alcácer.

Poco a poco los hombres de Del Bosque se iban adueñando del balón, y cada vez rondando más de cerca los dominios de Hart, con Busquets como cerebro del juego de La Roja, que, por cierto, hoy estrenaba equipación. Pese a ello, las ocasiones de peligro no fueron muchas en este primer tercio de encuentro. La primera que representó algún problema para Hart fue un disparo lejano de Piqué en el minuto 14, que salió rozando el poste tras golpear en el cuerpo de un defensa inglés. Un Gerard Piqué, hay que resaltarlo, que cada vez que tocaba el esférico era mucho más aplaudido (incluso en la grada inglesa) que pitado ...algo que ya tocaba que pasara.

Transcurrían los minutos y las ocasiones no llegaban para ninguna de las dos escuadras, aunque hay que reconocer que si iban a aparecer por algún bando debía ser por el local, dueño casi absoluto del balón. Junto a la citada ocasión de Piqué, un buen remate cruzado de Busquets (min. 20) a la salida de un saque de esquina fue lo único reseñable de este primer tercio de partido.

Del Bosque movió su primera ficha pronto, aunque obligado por los problemas de Thiago Alcántara en su rodilla, de la que no parece totalmente recuperado. La salida de Cazorla debía dotar de mayor verticalidad al centro del campo español, pero lo que hizo fue que el balón estuviera más dividido, dando más opciones a los de Hodgson, que demostraron ser muy peligrosos al contragolpe, especialmente por la banda izquierda. Por ahí llegó la primera ocasión clara para los de Los Tres Leones (min. 35), en un centro de Sterling  - muy incisivo en todas sus acciones - que no acertó a rematar Barkley.

Y poco más que reseñar hasta el final de esta primera parte salvo un remate lejano de Delph (min. 40), que atajó sin problemas Casillas y otro muy inocente de Kane (min. 44) que salió muy desviado.

Tras el reglamentario paso por vestuarios, Del Bosque introdujo un nuevo cambio. Nolito sustituyó a Iniesta, mientras que Hodgson mantenía a los mismos once que iniciaron el partido. Pero lo cierto es que esto poco influyó en el guión del encuentro, si acaso podríamos decir que benefició a Inglaterra, ya que España pasó a no dominar con tanta claridad la posesión del balón.

Como en la primera parte, España iba cercando paso a paso el área inglesa, y cada vez con mayor peligrosidad. Nolito protagonizó varias buenas aproximaciones a la meta de Hart, poniendo balones en el área para un Diego Costa bastante negado de cara a la portería hasta el momento. El brasileño, finalmente, fue sustituido por Del Bosque, dando entrada a Mata en el minuto 64. Y también Hodgson movió ficha, con dos cambios (Alli y Dier entraban por Lallana y Delphi, min. 65) que sin duda buscaban sacudirse el dominio hispano y tratar de buscar el gol.

Un gol que casi llega un minuto después de las sustituciones inglesas, en un zambombazo de Alba a pase de Nolito que despejó de puños Hart. Los ingleses demostraron querer ir a por el partido, y Kane puso en serios aprietos a Casillas en el 67 con un disparo ajustadísimo al palo izquierdo que el madrileño solo acertó a ver pasar.

Pero fue el alicantino - nacido en Novelda - Mario Gaspar el que, tras una asistencia de Cesc Fábregas, logró el primero de la noche, en un remate acrobático que se coló sin remisión en la meta de Hart. Corría el minuto 72, y llegaba un tanto que hacía justicia a lo visto sobre el cesped alicantino. No por demérito inglés, sino por mérito hispano.

Al gol local le siguió un recital de cambios, especialmente numerosos en La Roja. Esto dio alas a los ingleses - ahora con Rooney en el campo -, que se volcaron sobre la meta hispana. Esto dejó desguarnecida su defensa. Y lo aprovechó - y de qué manera - la escuadra local, logrando su segundo gol (min. 85) por medio de Cazorla, que aprovechó un pase atrás de Nolito para batir a Hart con un lanzamiento muy ajustado al poste derecho de la meta inglesa. Los de Hodgson reclamaron con razón fuera de juego, pero sus protestas no convencieron al colegiado italiano, y el tanto subió al electrónico.

De ahí hasta el final, los ingleses siguieron buscando la meta local aunque en las dos únicas mencionables ocasiones que tuvieron, ya en el descuento, el larguero a remate de Rooney (min. 92) y las manos de Casillas (min. 93) tras un remate a bocajarro de Kane impidieron el gol de un equipo inglés que demostró estar en buena forma, pero que en Alicante encajó la primera derrota tras las diez victorias consecutivas de la fase de clasificación de la Eurocopa.

En definitiva, victoria justa de una selección española que demuestra partido a partido que juegue quien juegue su rendimiento y su juego le hacen ser candidata a todo.

 

FOTOGRAFÍA: José Fco. Martínez García

Comentarios

volver arriba