Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 594

La Roja | Sábado, 26 Agosto 2017 00:00

Villa y los años dorados

Villa y los años dorados

El sorprendente retorno del Guaje a la selección hace inevitable el recuerdo del período triunfal de España. Sin embargo, no ha sido convocado por sus hazañas pasadas, sino por su notable rendimiento en los Estados Unidos, donde sigue sigue demostrando que no ha perdido un ápice de su instinto goleador.

Tras aquel partido frente a Australia en el Mundial de Brasil, parecía que Villa no volvería a vestir la camiseta del conjunto nacional.

Pese a que él nunca declaró que se retiraba de la selección española, su marcha a la liga norteamericana parecía ser el final del mejor anotador en la historia de la Roja.

Precisamente, marcó en su último encuentro frente a los rivales de Oceanía, elevando su marca a 9 goles en los mundiales, destacándose considerablemente por delante de Rául, Morientes, Butragueño o Hierro, que llegaron a 5 tantos.

Por otra parte, sus anotaciones fueron decisivas, especialmente en el Mundial 2010, donde todos sus goles valieron puntos o clasificaciones.

Entre todos ellos, destaca el que marcó frente a Paraguay y que rompió finalmente el maleficio de los cuartos de final, barrera que nunca había superado la selección española en la Copa del Mundo.

También, fue el verdugo de Portugal en octavos, despachó a Honduras con sus dos goles y abrió la veda frente a Chile con un tanto desde casi el centro del campo. Poco después, sirvió a Iniesta para que anotase el segundo frente a los sudamericanos.

Todo ello, le valió para adjudicarse la Bota de Plata y el Balón de Bronce en aquel mundial, donde España coronó su período triunfal.

Nace una leyenda

Aunque ya ofreció buenas sensaciones durante el Mundial de 2006, donde anotó 3 tantos, indudablemente comenzó a brillar en la Eurocopa de 2008.

Allí, ofreció una majestuosa actuación en el partido inaugural frente a Rusia, marcando un hat-trick, y logró el gol agónico frente a Suecia en el siguiente encuentro y que aseguró la clasificación matemática para cuartos de final.

Pese a caer lesionado en semifinales frente a Rusia y no poder disputar la final, logró el pichichi del campeonato gracias a sus 4 tantos. Lamentablemente, no pudo disputar la siguiente Eurocopa debido a una lesión que sufrió con el Barcelona meses antes del torneo.

Ahora, uno de los héroes de épocas pasadas, vuelve con el claro objetivo de conseguir la clasificación para el siguiente mundial. De nuevo, el rival será Italia, el conjunto que apeó a la selección española del último campeonato.

Sin embargo, Villa guarda buenos recuerdos de sus duelos frente a los transalpinos. Durante un amistoso y antes de la Eurocopa de 2008, anotó un golazo con la zurda que valió para ganar aquel partido disputado en el Martínez Valero.

Pero especialmente, todos recordamos la tanda de penaltis frente a los italianos durante aquel torneo. Tras un empate a 0-0 donde Senna disparó al palo y Cazorla estuvo cerca de anotar la última jugada del partido, todo se decidiría por la precisión de los lanzadores y el acierto de los mejores guardametas del momento, Buffon y Casillas.

Entonces, y ejerciendo de líder, Villa optó por lanzar el primero, que posteriormente anotó. A partir de ahí, Casillas se hizo eterno, al igual que la selección, que encadenó dos Eurocopas y un Mundial de manera consecutivas.

Ciertamente, y con sus 59 goles en 97 partidos, la aportación de Villa ha sido decisiva en este período inolvidable. Y debido a su excepcional rendimiento en la liga de los Estados Unidos, el Guaje quiere emular a Klose y obtener su último gran trofeo con el conjunto nacional.

Porque pocos le esperaban, pero Villa está de vuelta.

Comentarios

volver arriba