Menu
Mundial | Domingo, 01 Julio 2018 05:39

Duros antecedentes ante los anfitriones en los mundiales

nunca pudo ganar ante una selección local

El capitán Fernando Hierro estalla en ira ante el colegiado egipcio Al-Ghandour. El capitán Fernando Hierro estalla en ira ante el colegiado egipcio Al-Ghandour.

Rusia y España se cruzarán por primera vez en toda su historia mundialista, pero si bien no hay antecedentes entre si, los antecedentes de España ante los países organizadores y selecciones locales es desalentador: España nunca ha podido imponerse.  

El recuerdo más fresco es la polémica eliminación a manos de Corea en el primer mundial realizado en Asia en un partido lleno de suspicacias de la mano del árbitro egipcio Al-Ghandour, que perjudicó notablemente a la selección española. 

Eran los cuartos de final y España empataba sin goles ante Corea del Sur. Rubén Baraja había anotado de cabeza pero el gol había sido anulado inexplicablemente. Posteriormente Joaquín desbordaba con un centro por la derecha y Morientes marcaba de cabeza. El juez asistente marcó el fuera de juego anulando el gol, aludiendo que el balón había salido. Joaquín no lo podía creer, Camacho y toda la plantilla tampoco. Corea finalmente pasó a semifinales gracias  a los penaltis en el encuentro más polémico de las últimas décadas. 

Las otras dos ocasiones en las que España se enfrentó a selecciones anfitrionas en los mundiales fue en Italia 1934 ante la 'Azzurra' en donde se igualó a uno con gol de Luis Regueiro. Pero sin dudas, la peor de todas fue la caída ante la 'canarinha' por 6-1 en Brasil 1950 en donde el único gol ibérico lo marcó Silvestre Igoa. 

España, el domingo a las 16 horas tendrá revancha para acabar con este fatídico historial negativo. 

 

 

Comentarios

volver arriba