Menu
Mundial | Domingo, 01 Julio 2018 17:22

Fuera del Mundial (1-1)

Dzyuba celebrando el gol del empate. Foto: Getty Images Dzyuba celebrando el gol del empate. Foto: Getty Images

El anfitrión pasa por primera vez a unos cuartos de final de la Copa del Mundo tras eliminar a una selección española que no demostró en el césped la superioridad que se le presuponía.

Rusia mandó a casa a España antes de lo desde el punto fatídico de penalti. La maldición del eliminar al país anfitrión sigue vigente. El conjunto nacional manejó la pelota desde el inicio del partido pero no supo crear peligro a la meta defendida por Akinfeev. Solo la entrada de Rodrigo y Aspas cambiaron el juego plano en la prórroga pero fue demasiado tarde. El pundonor de Ramos adelantó a España pero Dzyuba antes del descansó equilibró el marcador desde los once metros

España salía con la vitola de favorita, pero con todo un país en contra. Fernando Hierro introdujo tres cambios respecto al último encuentro, sentando a Carvajal, Iniesta y Thiago por Nacho, Asensio y Koke. Rusia, modificó su habitual dibujo. Cherchesov apostó a una defensa de cinco hombres, con Dzyuba y Samedov como principales referencias ofensivas.

El guion transcurrió según lo previsto. España salió con personalidad, dominando el cuero en los primeros instantes bajo la manija de Isco y Busquets, sin crear un peligro evidente en la línea defensiva rusa. Para ver el primer gol no hubo que esperar mucho. En el minuto diez Sergio Ramos iba a aprovechar una falta innecesaria y dura de Zhirkov sobre Nacho para adelantar a España. El camero se impuso a una lucha con Ignashevich y batió a Akinfeev por su palo largo.

A diferencia de otros partidos, la retaguardia española parecía rendir al nivel que se le espera, sin ofrecer dudas. Tras el gol, el dominio patrio se incrementó exponencialmente. La receta estaba clara. Presión arriba, robar y adormecer el partido a base del juego de toque. España estaba cómoda, si es que lo podía estar en un choque de estas características. Rondos interminables buscando otra brecha para poner más distancia en el marcador. Pero sin crear peligro, con lo que ello conllevaba.

En el 35, Rusia tuvo su mejor oportunidad. Dzyuba bajó el balón del cielo y Golovin disparó con pausa y colocación, pero salió a la izquierda de la meta de De Gea. Esta primera ocasión envalentonó a los locales y buscaron su oportunidad. Piqué cometió un penalti inocente e impropio de un jugador de su categoría a la salida de un córner. Dzyuba no iba a perdonar el regalo para igualar la eliminatoria

Tras la vuelta de vestuarios, España parecía la que se ha visto hasta ahora en la cita mundialista., Concediendo espacios y cometiendo errores en la salida de balón. Aun así, un extraño remate de Jordi Alba con el muslo obligó a Akinfeev a estirarse más de la cuenta. Aunque el domino era de los hombres de Fernando Hierro, se notaba que faltaba una marcha más para inquietar seriamente a los locales.

Los minutos pasaban en el Luznhiki Stadium sin que ningún equipo se lanzara definitivamente a por el encuentro. España no cambió su plan con la entrada de Iniesta al campo pero sí Cherchesov. Cambió la altura y la corpulencia de Dzyuba por la velocidad y calidad de Smolov y Cheryshev. Al juego de España le faltaba velocidad en el movimiento del balón, chispa, verticalidad en los pases. Y por eso Hierro apostó por la salida de Iago Aspas en el 80. Y el gallego respondió a la confianza de su entrenador. Una dejada del celtiña permitió a Iniesta encañonar a Akinfeev y en el rechace, Aspas, no acertó a colocarla dentro de la red. Y así se llegó a la primera prórroga de este Mundial.

El guion no cambió en absoluto en los siguientes 30 minutos. Una España bastante plana lo intentaba ante una Rusia bien atrincherada. Rodrigo iba a hacer su aparición por un Marco Asensio algo gris y en cinco minutos hizo la jugada más peligrosa de todo el choque. Un autopase con bicicleta que aunó velocidad y calidad casi acaba en gol. El balón rechazado en el centro del área no lo pudo aprovechar Iniesta. Los once metros decidirían el tercer cuartofinalista de este torneo con el fatal desenlace sabido por todos.

Ficha técnica:

España: De Gea; Nacho (Carvajal min 70), Piqué, Ramos, Jordi Alba; Busquets, Koke; Asensio (Rodrigo Moreno min 103), Isco, Silva (Iniesta min 66); Diego Costa (Iago Aspas min 80).

Rusia: Akinfeev; Fernandes, Kutepov, Ignashevich, Kuziaev; Zobnin, Kudriashov, Golovin, Zhirkov (Granat min 45); Samedov (Cheryshev min 60), Dzyuba (Smolov min 64)

Goles: 1-0, Ignashevich p.p min 10; 1-1, Dzyuba pen. min 42

Penaltis: Iniesta, 1-0; Smolov gol, 1-1; Piqué gol 2-1; Ignashevich gol 2-2; Koke fallo, 2-2; Golovin gol, 2-3; Ramos gol 3-3; Cheryshev gol, 3-4; Aspas fallo 3-4.

Árbitro: Kuipiers (NED)

Incidencias: Luznhiki Stadium, 78.001 personas

Comentarios

volver arriba