Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 598

Primera | Sábado, 25 Febrero 2017 16:20

Vuelta a las andadas (2-1)

El Alavés logró volver a imponerse en Mendizorroza luego de casi tres meses. FOTO: ALAVÉS El Alavés logró volver a imponerse en Mendizorroza luego de casi tres meses. FOTO: ALAVÉS

El Valencia se vuelve a dejar remontar en los minutos finales tras el gol de Soler y un partido lamentable plagado de fallos y baja intensidad.

Poco ha durado la alegría tras la gesta ante el Madrid, los de Voro se presentaron con muchas bajas y con el cansancio acumulado de jugar muchos minutos en muy poco tiempo. Los valencianistas se centraron en no perder el partido y eso muchas veces se traduce en una derrota. La primera parte fue un despropósito de ambos equipos, muchos errores individuales, fallos de marcaje y una "melé" en medio campo que no encontró un dueño claro del balón.

El técnico ché apostó por rotar, pero el problema es que hay jugadores de este equipo que no tienen el nivel para jugar, no sólo en el Valencia, sino en primera división. Soler la tuvo muy clara en el área pequeña pero le dio con la espinilla totalmente libre de marca, por parte del Alavés Manu tuvo la mejor y única ocasión pero su disparo se fue a la derecha de Alves.

La segunda mitad empezó como comenzó la primera, los de Pellegrino apretaron al Valencia y dispusieron de dos ocasiones muy claras, sobre todo una del recién incorporado Sobrino que se plantó solo en el mano a mano pero el brasileño le adivinó las intenciones. En el primer lanzamiento a puerta de los visitantes, Parejo lanzó una falta a las mil maravillas, entre el meta rival y el larguero evitaron el gol pero Soler cazó el rechace de primeras y adelantaba a los valencianos.

A partir de ahí el Valencia fue un desastre defensivo, la fortaleza mostrada ante el Madrid se esfumó y las continuas pérdidas de Suárez y Cancelo perjudicaban mucho al equipo. Abdennour erró en el despeje e Ibai se hizo hueco para empatar desde fuera del área. A poco del final, los de Vitoria le dieron la vuelta al marcador tras un nuevo fallo de Cancelo, que fue un desastre, al no lanzar el fuera de juego y dejar que el delantero local batiera a Alves a placer.

El Valencia se queda con 26 puntos, sigue a diez del descenso pero con un partido más que los de abajo. Los ché no supieron mantener la buena racha y aprovechar el ir ganando para acercarse a los puestos europeos. Es cierto que el cansancio influyó y que el Alavés tuvo mucho más tiempo de descanso, pero la actitud del equipo no fue la misma que en los dos últimos choques.

Comentarios

volver arriba