Menu

Primera | Martes, 18 Abril 2017 13:57

Creando escuela

El joven lateral cumplió con creces su titularidad contra el Sevilla Foto: LFP El joven lateral cumplió con creces su titularidad contra el Sevilla Foto: LFP

En los últimos 8 años, la cantera del Valencia ha significado para el fútbol mundial poco menos que una fábrica de laterales izquierdos. Jordi Alba, Juan Bernat, José Luis Gayá y por último Toni Lato

Carlos Soler, Toni Lato y en menor medida Sito o Rafa Mir se están convirtiendo en las grandes alegrías en una temporada desastrosa para el primer equipo. Y la culpa la tiene Voro González. La creencia del valor de la cantera es una de las grandes virtudes del entrenador valencianista. La observación y sobre todo la valentía de apostar por jóvenes valores es de gran mérito. Algo que no supieron hacer Pako Ayestarán ni Cesare Prandelli. 

Con la lesión de Gayá se pensaba que Siqueira iba a ocupar su puesto. Sería el cambio lógico y natural. Experimentado, con muchos partidos en sus piernas. Sin embargo, todo parecía predispuesto para que Lato tomara la alternativa. Suplente en el primer partido, titular en los otros dos. Además, asistiendo. Toni Lato ha irrumpido como su gran amigo, Carlos Soler, sin pedir permiso y haciendo todo el ruido posible. Pero su valedor, Voro, quiere mantenerle los pies en el suelo "El futbolista necesita la experiencia, el saber estar... No puede ser que un futbolista que acaba de llegar sea una firme realidad, contamos con él y con su crecimiento. El rendimiento es lo que vemos día a día

Sus actuaciones no dejan de sorprender. Derrocha energía en ambas parcelas del campo. Defiende con garras y luego se proyecta velozmente en ataque. Tiene mucha calidad y la tiene que descubrir pero como diría Luis Fonsi, "pasito a pasito"

Sus predecesores

Todos tienen historias muy parecidas. Jordi Alba fue uno de los descubrimientos más importantes de Unai Emery. Le dio la oportunidad como extremo, pero le vio más utilidad como lateral y cuajó grandes partidos desde la parcela izquierda del campo. Peleón y de piernas incansables, lo mismo te atacaba o te defendía en la misma jugada. Finalmente, acabó en el FC Barcelona previa petición expresa de Pep Guardiola. 

Juan Bernat fue el siguiente, como su predecesor, en las categorías inferiores de la Selección Española y en la cantera cumplía un papel más ofensivo como extremo, pero sus cualidades le llevaron a ser más útil como lateral o carrilero. De nuevo, Guardiola le pescó para su proyecto en Munich. Y ahí sigue con Ancelotti, rindiendo al más alto nivel en uno de los mejores equipos del mundo.

Con la salida de Bernat, fue el tiempo para José Luis Gayá. El de Pedreguer, delantero en sus inicios fue retrasando su posición hasta que finalmente, en el Mestalla se asentó como lateral izquierdo. Después de la marcha de Bernat se asentó en el primer equipo como titular indiscutible.  Solo las lesiones le han impedido convertirse en el mejor de su posición en la liga.

 

 

Comentarios

volver arriba