Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 598

Primera | Sábado, 13 Mayo 2017 18:35

Victoria sufrida (0-1)

El Valencia vuelve a dejar su portería a cero y sube provisionalmente hasta la undécima posición. FOTO: LFP El Valencia vuelve a dejar su portería a cero y sube provisionalmente hasta la undécima posición. FOTO: LFP

El Valencia se lleva los tres puntos del Powerade Stadium en un partido en el cual pudo pasar de todo. Los de Voro defendieron bien durante el partido y el Espanyol pecó de falta de efectividad en algunas fases del encuentro. 

Partido sin objetivos y con escasos alicientes salvo el de pensar que queda una jornada menos para que acabe esta nefasta temporada y comience la era Marcelino, algo que ilusiona a la afición ché siempre que vaya aparejado de una buena plantilla. Curiosamente el equipo salió con un cambio de sistema, Voro eligió un 4-4-2, táctica que suele utilizar siempre Marcelino en sus equipos. Jugaron juntos Rodrigo y Zaza aunque el hispano-brasileño acabó echado a banda, realizando buenos minutos tras su lesión de larga duración, corroborando sus palabras de que quiere continuar al año que viene en el Valencia.

En términos futbolísticos más de lo mismo de lo vivido durante la temporada, el equipo controló la posesión pero las ocasiones más claras fueron para los pericos que sufrieron por momentos pero los visitantes no supieron culminar sus acciones de ataque más allá de un cabezazo de Nani que se marchó cerca del palo de Diego López. La primera mitad no tuvo mucho ritmo y se vio cortado por continuas faltas, sobre todo del bando local, aunque las tarjetas fueron para los valencianistas, pese a haber realizado la mitad de faltas que los espanyolistas.

La segunda mitad comenzó de manera similar a la primera, el Espanyol salió en tromba tratando de desaprovechar la lesión de Garay y la entrada al campo de Santos. Los de Quique Sánchez Flores tuvieron ocasiones relativamente claras, sobre todo una doble que sacó Jaume como pudo y que la defensa estuvo atenta para rechazar.

El partido no tenía casi ritmo y las jugadas eran constantemente cortadas por faltas. Cuando se llegaba a los tres cuartos de encuentro, Parejo se inventó un buen pase entre líneas y Gayà puso el resto, se fue de su marcador con un regate/auto pase, y, sin dejar que el esférico tocara el suelo, la enganchó poniéndola lejos del alcance de Diego López que ni siquiera se tiró al suelo. Los de Voro supieron gestionar su ventaja y no sufrieron en exceso, supieron dormir el partido e incluso pudieron doblar su ventaja en la última ocasión del partido pero Nani no estuvo acertado en una clamorosa ocasión. 

El Valencia vuelve a dejar su portería a cero y sube provisionalmente hasta la undécima posición con 46 puntos, los valencianistas esperarán cerrar la temporada con una nueva victoria ante el Villarreal y acercarse así a los 50 puntos, triste puntuación para un club de la talla del Valencia pero visto como empezó la temporada, satisfacción por una segunda vuelta decente para lo visto en la primera fase del campeonato. 

Comentarios

volver arriba