Menu
Primera | Jueves, 03 Mayo 2018 00:00

Construyendo el Valencia del futuro

Foto: LFP Foto: LFP

La temporada que viene se anticipa como vital para el devenir del club. Además de celebrar el centenario, es deber del Valencia de asegurar la Champions será de nuevo la prioridad, sin descuidar la propia competición europea y competir la Copa del Rey. El reto y el mercado están ahí, a la vuelta de la esquina.

Para conseguir esas metas marcadas para la 18/19, Marcelino García Toral necesita verse rodeado de una mayor calidad de la plantilla de la que tiene hasta ahora. O al menos una profundidad de banquillo que de seguridad y descanso a los titulares. La posibilidad de efectuar esas incorporaciones para dar ese salto cualitativo pasa por la inversión en la plantilla. El objetivo de la parcela ejecutiva es minimizar pagos y obligaciones (multas, Porxinos, deuda) para reservar en la cuenta de los fichajes. No es trabajo fácil, pero es el cometido de Mateu Alemany y Marcelino junto con el consejo de Longoria y la dirección deportiva.

Gonçalo Guedes y Geoffrey Kondogbia son dos de los grandes pilares en los que se ha apoyado el Valencia de esta temporada. Gratis. Sin pagar más que el sueldo del futbolista. Sus incorporaciones se deberían intentar como mínimo. La del francés está más que encauzada- los agentes del centrocampista afirman que la entidad valencianista comunicará al Inter de Milán que ejercerá el derecho de la opción de compra de 25 millones de euros-, pero la de Guedes es más difícil de gestionar.

La calidad de Kondogbia estaba más que contrastada. Su descubrimiento en Sevilla y su paso por Mónaco e Inter -con más bajos que altos- ha demostrado que tiene garra, fuerza y determinación para liderar cualquier medular. Sin embargo, el luso venía de  unas temporadas buenas con el Benfica pero se vio frenado por la constelación de estrellas del Paris Saint Germain.

Desde su llegada a Valencia, Guedes ha sido casi como una bendición. La velocidad, su visión de juego y su desborde han deslumbrado a media Europa y se ha convertido en el caramelo que todos quieren tener. Marcelino lo quiere pero el PSG tiene el mando. Ciertas informaciones provenientes de Francia han asegurado que hay un acuerdo entre ambos clubes por 40 millones de euros. Hasta Lim se ha ido a hablar con el jeque parisino para convencerle. Pero no es nada fácil.

Sin duda, si se efectúan estos traspasos el Valencia ya se gastaría 65 millones de euros, por supuesto habría que vender. Y más teniendo en cuenta la situación económica del club.

Rodrigo, la tercera pata que sostiene a la plantilla con sus goles, se ha revalorizado con Marcelino García Toral. Su explosión ha sorprendido a todo el panorama futbolístico mundial y es normal que los grandes clubes europeos ya se fijen en él. El hispano-brasileño firmó en noviembre una cláusula de 120 millones de euros. El ojito derecho del técnico asturiano no quiere salir, pero por una oferta desmesuradamente buena y un salario acorde a ello, sus goles se irán al mejor postor.

¿Y quién sería su recambio? Hay varios nombres encima de la mesa. Kevin Gameiro, Iago Aspas y Alassane Pléa son tres de ellos. El español es de sobra conocido por todos y está en el mejor momento de su carrera deportiva. Pichichi nacional y no se cuestiona su presencia en el Mundial. Su edad, 30 años y su cláusula de 40 millones de euros es el hándicap. Gameiro- antiguo objetivo che allá por 2008-, tiene olfato goleador y es suplente en el Atlético de Madrid pero está a punto de cumplir 31 años y un alto precio por él podría ser perjudicial a largo plazo para el Valencia. Por otro lado está Alassane Pléa, el delantero del Niza ha firmado su mejor temporada con 14 goles en 32 partidos en Ligue 1 (19 en 46 de temporada). Él mismo ha confirmado su salida de la escuadra gala y no descarta ningún destino (Premier, España, Bundesliga o Italia).

Un futuro sin Cancelo y ¿sin Zaza?

Cada día que pasa, Joao Cancelo tiene más difícil volver al Valencia. Los pretendientes se le suman. A la Juventus de Turín y al Inter de Milán se les ha sumado el Real Madrid según afirma La Gazzeta dello Sport . El equipo neroazzurro tiene la sartén por el mango. El acuerdo de cesión que negoció con el Valencia, estaba incluido una opción de compra de 39 millones de euros. De momento, el Inter está actuando con secretismo debido a su pelea por alcanzar la Champions League y disponer del dinero para acometer la operación.

Simone Zaza ha tenido una temporada con altibajos, después de marcar en seis partidos consecutivos ha ido sumando tantos a cuentagotas, pero su carácter en el campo no ha disminuido en absoluto. El italiano se ha atorado en 12 goles después de 37 partidos sumando liga y copa. El Milan es uno de los que está tras sus pasos, pero el punta es feliz aquí y no le gustaría marcharse.

Soumaré por Maksimovic

El diario Superdeporte confirma que el Valencia está siguiendo al joven Boubakary Soumaré, de 19 años y que juega en el Lille. Es un futbolista del corte de Kondogbia, con potencia física, llegada desde atrás y rápido en el corte. Su potencial y la situación delicada del Lille invitarían a una ofensiva valencianista por él. Esto supondría que Maksimovic tendría las puertas abiertas para abandonar el club.

Comentarios

volver arriba