Menu

Primera | Sábado, 14 Septiembre 2019 13:39

Al Levante no le alcanza en el Santiago Bernabéu

Benzema preocupó a la defensa levantinista durante toda la primera parte. Benzema preocupó a la defensa levantinista durante toda la primera parte.

Luego de un comienzo ilusionante en ataque para los de Paco López, la jerarquía del Real Madrid fue ganando el pulso con el correr de los minutos. Un doblete del Benzema y uno de Casemiro condenan al Levante antes del descanso. Sin embargo, el Levante se puso de pie en la segunda parte y con goles de Mayoral y Melero, estuvieron cerca del empate. 

 Una alineación metamórfica

Con una alineación transformable, de una línea de cinco defensores adaptable a tres, el Levante saltó al verde del Santiago Bernabéu con la intención de repetir la actuación de hace un año atrás. Vezo, Duarte y Postigo cumplirían las funciones estrictamente defensivas, mientras que Miramón y Clerc alternarían entre la defensa y el centro del campo, para potenciar la sala de maquinas que conformaban Rochina, Vukcevic y Campaña. La idea era prometedora y durante lo primeros minutos se vio a un Levante que puso al Madrid en apuros con dos ocasiones casi al hilo que podrían haber cambiado el curso del resultado.  

Pero lo que se malogra en la portería rival, se sufre en la propia. La autoridad y jerarquía del Real Madrid no lo permitió y ganó el pulso táctico. Sometió a los carrileros a la zona defensiva, presionando en la mitad del campo de juego. Un killer como Benzemá hizo el resto. Aitor comenzaba a agigantarse a medida que el conjunto merengue avanzaba en sus ataques, despejando el balón una y otra vez de los asedios locales. 

Minutos mortales

Enredados en su propia telaraña, el Levante no supo como sobrevivir a los minutos que le restaban de la primera parte. Carvajal centró desde la derecha y Benzema no perdonó en el duelo aéreo. Un golpe del que el Levante no se pudo reponer. 

Casi seis minutos más tarde, Postigo falló en la salida con el balón y Jamés aprovechó el error defensivo para asistir al verdugo de los granotas que definió con toda tranquilidad a pesar de la presión azulgrana. 

Con todo el Levante casi volcado en el centro del campo, desesperado por salir del asedio, Kroos habilitó un pase en profundidad a Vinicius que llegó de contra a gran velocidad. El brasileño asistió a Casemiro en posición de nueve y su compatriota no falló ante un Aitor que poco pudo hacer. 

Aparece la "doble M" en Madrid

Cuando la segunda parte parecía arrojar un monólogo del Madrid, con un Levante agazapado a la espera de que no le encajen más goles, hubo un factor inesperado. El ex canterano merengue Borja Mayoral aprovechó el pase de Clerc desde la izquierda y sorprendió a todos para poner el 3-1. 

Con el gol de Mayoral, el Levante se animó a más y se acomodó en el campo de juego por medio de los cambios y fortaleció el ataque. Roger, Bardhi y Melero, aportaron un aire fresco que los de Paco López necesitaban para ir a por el empate. 

A los 75' sería Melero quien le daría las chances a la visita de acercarse en el marcador, y por ende, convertiría a su equipo en uno muy peligroso los últimos minutos. El centrocampista conectó un gran centro de Campaña al corazón del área. 3-2 y el Real Madrid empezaba a sufrir... 

Muy cerca del premio final

En los últimos minutos y con el resultado sin finiquitar, el Levante fue más que su rival en el anochecer del reloj. Campaña y Morales tuvieron dos ocasiones claras que complicaron en exceso a Curtois y silenciaron a la grada del Bernabéu, pero finalmente no hubo premio para la excelente segunda mitad del Levante que se quedó con la miel en los labios.  

 

 

Comentarios

volver arriba