Menu

Primera | Sábado, 29 Febrero 2020 15:31

El Levante recibe una bofetada en Ipurua

Mala imagen del cuadro granota a domicilio / Foto: Levante UD Mala imagen del cuadro granota a domicilio / Foto: Levante UD

Muy alejado de la buena imagen vista el sábado pasado, el Levante UD cayó derrotado en campo de la SD Eibar por 3-0. Resultado doloroso para los granotas, que nubla por completo la euforia vivida a lo largo de los últimos días frente a un conjunto armero muy sólido sobre el césped.

Paco López repitió el once encargado de cosechar la gesta ante el Real Madrid pero las sensaciones fueron muy distintas a la de aquel partido. Pese a los buenos minutos iniciales, con abundantes internadas peligrosas sin llegar a conectar disparos entre los tres palos, pronto los locales se hicieron con el control e hicieron gala de una enorme superioridad. Pedro León puso el miedo en el cuerpo con dos seguidos disparos desde la derecha, y el primero de la tarde llegaría poco después por mediación de Charles.

Tras una balón colgado al área en el que sale mal Aitor la defensa no termina de entenderse, el delantero brasileño, casi con la espuela, empujó el balón al fondo de la red en el minuto 27. El gol llenó de moral a los de Mendilibar, que se sentían cómodos con la ventaja, y sentó como un jarro de agua fría a los visitantes. No llegaba una reacción con la que romper el guión del choque y la sensación de inseguridad iba 'in crescendo', hasta el punto de prácticamente bajar los brazos.

Más de lo mismo a la salida de vestuarios. En la primera ocasión del segundo tiempo, de nuevo Charles dejó en evidencias las carencias defensivas del Levante y amplió la ventaja para los suyos con un testarazo inapelable. El ganador del partido ya estaba escrito, faltaba por conocer el marcador final.

González Fuertes señaló la pena máxima en el 71' por mano de Miramón tras revisar la jugada en el monitor y Aitor, de lo poco salvable hoy en el cuadro valenciano, detuvo el lanzamiento a Charles para evitar su hat trick particular y una sangría mayor. Sin embargo, a falta de cinco minutos para el final, Orellana anotó el 3-0 definitivo totalmente libre de marca. De este modo, el Eibar da un paso de gigante en la carrera por la permanencia, mientras que la entidad de Orriols se mete (para variar) en un mar de dudas.

 

Comentarios

volver arriba