Menu

Primera | Domingo, 14 Junio 2020 21:49

El Villarreal disipa in extremis "sus meigas" en Vigo

Foto: Villarreal CF Foto: Villarreal CF

El Villarreal CF se ha impuesto por la mínima en el último suspiro, Manu Trigueros m. 90, al Celta de Vigo consiguiendo así en tierras gallegas una importantísma victoria contra un rival que se le venía atragantando y que carga de confianza a los groguets para afrontar sus próximos desafios.

El Villarreal CF fue un claro dominador del encuentro en Balaídos, por juego, por posesión, por ocasiones, los de Javi Calleja debieron haber finalizado la primera parte por delante del marcador y haber goleado en la segunda, pero no fue así. El tiempo se agotaba, los fantasmas contra un rival que viene dándosele mal a los castellonenses y que ya en el partido de ida consiguió llevarse los tres puntos del Estadio de la Cerámica (1-3), se aparecían y un conjuro de las meigas parecía iba a sumir de nuevo al Villarreal en un estado de impotencia, en un quiero y no puedo que ha venido lastrando al conjunto groguet esta temporada. Sin embargo el conjunto de la cerámica no bajó los brazos y continuó, impasible el además, generando juego y ocasiones, acto de fé que vio su tardía recompensa in extremis, cuando en el minuto 90 Manu Trigueros consiguió anotar un rechace y adelantar a los amarillos. 

El Villarreal dirigido en el terreno de juego por Quique Álvarez, segundo entrenador, por sanción de Javi Calleja, partió con un esquema ofensivo, con dos delanteros en punta, Alcácer y Gerard Moreno, 4 centrocampistas, Iborra, Anguissa por el centro y Moi Gómez y Santi Cazorla por las bandas y Mario Gaspar, Albiol, Pau y Alberto Moreno de defensas con Asenjo en la portería. 

La primera parte fue claramente controlada por un Villarreal más ofensivo, que causaba peligro y que mereció ponerse por delante en el marcador, sin embargo no había forma de superar a los gallegos y el técnico amarillo decidió apostar por una ¿arriesgada? doble sustitución pronto, en el minuto 57, téngase en cuenta que se juega con la posibilidad de hacer hasta 5 sustituciones, cambiando a Gerard Moreno y Cazorla por Chukwueze y Bacca.  

El encuentro discurría con este guión, dominio y ocasiones del Villarreal que por acierto del portero, fuera, defensa o infortunio no conseguía el ansiado gol hasta que finalmente el manchego Manu Trigueros, que había salido en el minuto 66 por el también centrocampista Iborra, consiguió hacerse con un rechace de la jugada que habían protagonizado precisamente Chukwueze y Bacca (nótese que los 3 jugadores que se habían incorporado en la segunda parte), conseguía por fin batir a Rubén Blanco.  

El Villarreal conseguía así llevarse, in extremis, los tres puntos de Vigo. Importantísima victoría para los groguets que están octavos, a tan solo dos puntos del Valencia CF y que recibirán el próximo martes a las 19:30 en el Estadio de la cerámica al RCD Espanyol de Barcelona.

Ficha técnica:

RC Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo (Denis Suárez, m. 83), Murillo, Araújo, Olaza; Pape Cheikh (Okay, m. 46), Bradaric, Rafinha (Sisto, m. 57); Santi Mina (Smolov, m. 80), Iago Aspas y Juan Hernández (Aidoo, m. 46).

Villarreal CF: Asenjo; Mario Gaspar, Albiol, Pau, Alberto Moreno; Moi Gómez (Morlanes, m. 80), Anguissa, Iborra (Trigueros, m. 66), Cazorla (Bacca, m. 57); Gerard (Chukwueze, m. 57) y Paco Alcácer (Ontiveros, m. 80).

Gol: 0-1. Min. 90: Trigueros.

Árbitro: Pizarro Gómez (C. Madrileño). Amarilla al local Pape Cheikh; así como al visitante Iborra.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 28 de LaLiga disputado en el Estadio de Balaídos. Se guardó un respetuoso minuto de silencio y los jugadores del Villarreal llevaron brazaletes negros en recuerdo de los fallecidos por la pandemia del COVID-19.

Comentarios

volver arriba